Skip navigation

Tag Archives: QSVT

LINK Para Volver o Compartir > > >  https://wp.me/p2jyBb-1uE

 

Vía Ballester, 24 de Noviembre de 2017.

CABALLEROS DEL MAR

Homenaje A La Marina Argentina desde Chicago

Señor Director:

 

El alma de la Nación (los 44 millones de argentinos) está triste y pena por el destino aciago de las vidas de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan que estaría hundido a 430 kilómetros de la costa en el Golfo de San Jorge, que partió de Ushuaia el lunes 13 del actual, y que el miércoles 15 tuvo una “anomalía hidroacústica”, técnicamente se trataría de una “implosión”, en su derrotero a Mar del Plata. Ante los comentarios improcedentes y vocingleros de algunos periodistas de canales de TV, que estarían diciendo que la Armada Argentina mintió sobre los sucesos, es pertinente que sepan que los marinos -caballeros del mar- no mienten. Lamentablemente, la Argentina carece de la tecnología de última generación para detectar el lugar del navío y elevarlo para saber el motivo de la falla, las potencias sumarinistas internacionales nos están prestando una ayuda invalorable, que agradecemos.

Es procedente para los voceros imprudentes que tratan de sacar algún provecho con ciertas “premisas”, consignar que lo sucedido no es más que consecuencia de la destrucción de las Fuerzas Armadas (FF.AA.) llevada a cabo desde 1983, que las desmoralizaron, les quitaron presupuesto -sus sistemas de armas con vetustos y obsoletos- y su razón de ser -las hipótesis de conflicto-, Instituciones de la Nación, que nacieron con la Patria el 25 de mayo de 1810, para la defensa del patrimonio nacional, el extenso territorio fértil, agua, minerales, gas, petróleo, una población ilustrada -venida a menos en los últimos tiempos-, y como palancas de apoyo para nuestra política exterior, decaída con el kirchnerismo, que hacía política exterior para consumo interno, craso error.

La persecución y desmoralización de las FF.AA., empezaron con el decreto 158/83 del gobierno del ex presidente Raúl R. Alfonsín que prejuzgó y las juzgó por una “comisión especial”, les sacó de sus jueces naturales, y por leyes posteriores a los hechos de la causa. “… en el decreto 158/83 es vulneró el principio de división de poderes y el sistema republicano de gobierno. Se violó el derecho de defensa y la garantía del juez natural, así como el principio de irretroactividad de la ley penal y el precepto que exige que todo proceso se funde en ley anterior a los hechos de la causa. Se dejó cesantes al Fiscal y a todos los jueces de la Cámara Federal de Buenos Aires y se nombró otros que homologaron el designio de condena exteriorizado en el decreto 158/83”. (1) Recordemos que la Argentina (como todas las naciones latinoamericanas, fue atacada por la ex Unión Soviética, a través de su peón de bregas, Fidel Castro, que adoctrinó y preparó tácticamente a las organizaciones subversivas/terroristas -Montoneros, ERP, FAP, FAR-, que asolaron nuestro país cometiendo entre 1969 y 1979 21.655 atentados terroristas y asesinando a 1.160 víctimas inocentes a traición, y cuyas consecuencias seguimos pagando, pues los miembros de las Fuerzas legales -FF.AA., de Seguridad y Policiales- que arriesgaron sus vidas librándonos de ser una nueva Cuba, Nicaragua, padecen prisión perpetua y persecución judicial 2.400 “presos políticos argentinos” hasta en la actualidad, por sedicentes delitos de lesa humanidad, mediante procesos y juicios amañados e inconstitucionales, pues el Estatuto de Roma, que estableció la figura de lesa humanidad, estipula su aplicación a posteriori y no a priori de su ratificación, como también la Convención sobre Imprescriptibilidad de Penas de Delitos de Lesa Humanidad, fue ratificada por el Congreso, mediante la ley 24.584 del 1-11-1995, y, por ende, no aplicable a los hechos de la década del ’70 del siglo pasado. Prosigue la persecución judicial en la actualidad, y ancianos mayores de 90 años siguen padeciendo prisiones perpetuas, es decir condenados a muerte, prohibida por el Quinto Mandamiento y el artículo 18 de la Constitución Nacional, vegetando y muriéndose de inanición y sin atención médica, y unos 440 “presos políticos argentinos” han muerto en las mazmorras de Marcos Paz, Ezeiza y presidios del Interior, mientras a peligrosos delincuentes, asesinos, pervertidos y violadores les conceden prisión domiciliaria al cumplir los 70 años.

Recordemos que a instancias de las diputadas Elisa Carrió y Margarita Stolbizer, que son abogadas y, por ende, saben que en el Estado de Derecho no existe la “anulación” de leyes, en el año 2003 el Congreso “anuló” (una aberración jurídica) las leyes de Punto Final y Obediencia Debida juzgar a los miembros de las fuerzas legales por segunda vez, leyes que no existían por haber sido derogadas por el Congreso el 24-3-1998, violando los principios de “cosa juzgada” y la “igualdad ante la ley“, pues no se abrieron las causas por los crímenes cometidos por los Firmenich, Bonasso, Vaca Narvaja, Perdía, Verbitsky…, que gozan de canonjías, habiendo sido amnistiados, indultados e indultados con recursos públicos.

El ex presidente Carlos Menem con la inestimable “colaboración” del inefable general Martín Balza, pues a las FF.AA. se les quitó presupuesto destruyéndolas, amén de las hipótesis de conflicto para la defensa de nuestros intereses, desarticulando todo lo estudiado y planificado en Defensa, dejándolas sin poder disuasivo (únicamente pueden actuar como gendarmes, mercenarios o cipayos de fuerzas internacionales=, dejaron a la Patagonia -un territorio vital y despoblado- desguarnecida, con el agravante de que nuestro ambicioso vecino… (ahora son los mapuches, que pretenden un “territorio sagrado” comprendiendo las provincias de Neuquén, Río Negro y Chubut, téngase en cuenta que son chilenos), no reniegan de sus planes y las potencias ven en ella un reservorio de recursos y riquezas (tierra fértil, abundante agua, gas, petróleo, minerales…).

Luego, en lo atinente a Defensa la situación actual es pésima, pues el brazo armado de la Nación está desarmado -valga el pleonasmo-, desarticulado y desmoralizado, ya que el ex presidente Néstor Kirchner emulando a sus antecesores el 28 de mayo de 2003 completó la acción destructiva descabezando al Ejército (siguió con las demás FF.AA. de Seguridad y Policiales),  provocando el anómalo recambio de su titular, el general Ricardo Brinzoni, que lamentó “la intriga política sobre los cuarteles parece regresar después de 20 años” por el retiro de 27 generales: todos ellos para acomodar a un ignoto e inexperto general Roberto Bendini (aliás “Banquito“), allegado al patrón de estancia. El proceder de Kirchner implicó falta de visión estratégica, desconocimiento y desinterés por la defensa y la seguridad nacionales o lisa y llanamente el inicio de un nefando y nefasto plan de completar la destrucción de las instituciones armadas legales -poco le faltó-, reemplazándolas por milicias marxistas, emulando a su “consejero espiritual”, el fallecido “demócrata” venezolano Hugo Chávez (para hacer negocios “non sanctos“).

Atinente a la Armada Argentina, recordemos que el 22 de enero de 2013, se fue a pique el buque amarrado en la Base Naval de Puerto Belgrano, el destructor, clase 42, “Santísima Trinidad”, buque insignia de la recuperación de nuestras islas Malvinas. Por carecer la Armada de recursos para el mantenimiento de la flota de guerra -y menos de un  buque que esta fuera de servicio desde 2004- y falto de repuestos. Era notorio -y lo sigue siendo- que para que salga a navegar una nave toma partes prestadas de otros barcos, como algún radar, bombas de combustibles o un equipo de comunicación. Y al “Santísima Trinidad”, paulatinamente le fueron quitando piezas como repuetos para su gemelo el “Hércules”, que seguía en actividad, por el embargo de Gran Bretaña tras la Guerra de Malvinas, quedando prácticamente con el casco vacío y su estructura. Prueba de lo dicho, es lo sucedido con la corbeta ARA Espora que luego de un ejercicio naval en Sudáfrica, tuvo que permanecer varado en ese país, desde el 10 de octubre de 2012 (regresando en enero de 2013), por averías en tres de sus generadores de electricidad, cuando se aprestaba a regresar a Buenos Aires. El arreglo del barco -estimado en 450.000 dólares- había motivado la prolongada demora, a raíz de una deuda por el gobierno argentino con la empresa alemana MTU, que tenía a su cargo la reparación de las seis corbetas de la Marina.

Voces oficiosas, comentan que el presidente Mauricio Macri ya tiene en su escritorio un listado de miembros del comando de la Armada a removerse, empezando por el almirante Marcelo Srur, su Estado Mayor, como también el nombre del ministro de Defensa, Oscar Aguad. Es recomendable la prudencia y no descabezar precipitadamente a la Armada Argentina, teniendo en cuenta la falta de presupuesto, que hace que la Flota de Guerra navegue cada vez menos, no permitiendo que los oficiales puedan mantener su capacidad para dirigir las naves de alta complejidad.

No perdamos la esperanza por la salvación de las vidas de los 44 héroes del ARA San Juan, y que con la tecnología de última generación lo puedan encontrar, y con vida, roguemos a Dios (ayer 23, asistí a una Misa Réquiem, pidiendo a Dios por el sufragio de sus almas, de los muertos en el Crucero General Belgrano y por todos los caídos durante y después de la Guerra de Malvinas).

 

1) Del libro “Historia Política y Constitucional Argentina” (1776-1989), por Ambrosio Romero Carranza, Alberto Rodríguez Varela, Eduardo Ventura, Círculo Militar, 1992, p. 456.

 

Con cordiales saludos,

 

Alfredo Nobre Leite

DNI 18.221.024

http://marimba37@outlook.com

 

Anuncios

Link para volver o compartir > > > >   https://wp.me/p2jyBb-1tR 

 

Constitución del Territorio Nacional Argentino de La Patagonia (1957) y su EXTRAORDINARIO Articulo 11. Ratificado por UNANIMIDAD al Presente (2017)

Constitución del Territorio Nacional Argentino de La Patagonia

 

La Constitución de 1957 no confería ninguna clase de privilegios a la clase política, respetaba la división de los poderes y la independencia de los miembros del Poder Judicial. El Poder Ejecutivo era unipersonal y no podían los gobernadores ser reelegidos ni tampoco ejercer facultades legislativas, como emitir decretos de necesidad y urgencia.

Tampoco daba lugar a los privilegios de las corporaciones, como lo establece el artículo 210 inciso 3º de la Constitución de 1988 para la designación de los jueces.

El signo republicano y federal de las instituciones brotaba de su contenido, buscando siempre objetividad e imparcialidad en las decisiones de los funcionarios de los tres poderes.

Todo ello le resultó insoportable a la nueva clase política de fines de los años ochenta y, aunque el primer intento de reforma fue del gobierno peronista de Mario Franco de 1975, sólo el acuerdo de los dos partidos mayoritarios en el año 1987 logró la nueva Constitución de 1988.

         Y desde allí en adelante ocurrió lo que era lógico.

Los constituyentes de 1957 dejaron una clara señal de que no querían en el empleo público la posibilidad de formar un ejército burocrático, el cual siempre se convierte en clientelismo con toda su corruptela y acceso de los inservibles en la función o empleo público.

         El Convencional y luego Legislador Mario Roberto Viecens recordó que al dejar la Legislatura de Río Negro en el año 1962 la dotación de personal completa no llegaba a más de 45 personas, incluyendo 23 legisladores, taquígrafos y personal de maestranza y servicios.

En ocasión del cincuentenario de la sanción de La Constitución de Rio Negro de 1957 Mario Roberto Viecens declaró:

Miren lo que es eso hoy.    Siento vergüenza ajena.    Nosotros siempre pensamos que la reelección del gobernador conduce fatalmente a los caudillismos provinciales, eternizando a un mismo partido político en el poder.      Obsérvese que sólo en la letra constitucional el mandato del gobernador dura cuatro años. Los últimos gobiernos de Río Negro son la expresión de un mismo partido y sus titulares ahora duran ocho años en el poder.

Los fueros de los funcionarios públicos provinciales se han convertido en el espacio vital para lograr la impunidad de los corruptos colocándonos en el supuesto muy hipotético de que algún juez se atreva a investigarlos y, si lo hace, se anime a citarlos.([1])

          Y es lógico: así está la provincia. Desde 1987 a hoy endeudada en $3.700 millones de pesos, con un pueblo agobiado por sufrir pésimos servicios y salarios, sin ninguna obra pública trascendente ni futuro provincial. La gran mayoría de mediocres gubernamentales tiene asegurado su refugio en la función pública y las dispensas del poder. Entre las mejores pruebas de los signos de corrupción está el cierre del Banco de la Provincia de Río Negro, institución que desde aquel enero de 1961 y hasta el año 1984 fue un ejemplo de crecimiento y apoyo a todas las actividades productivas y de servicios. Y no hablemos de la entrega de la Caja de Jubilaciones a la Nación o de la privatización de la empresa provincial de la energía eléctrica, con lo que se logró las tarifas más caras de la República. La situación financiera de Río Negro permite que sus gobernantes existan, porque viven de rodillas ante el gobierno nacional y el día de los comicios electorales, sin sonrojarse, comparten las listas oficiales nacionales como si fuera la misma cosa ser oficialista que opositor o radical que peronista.   

La Constitución del año 1957 quizá contenga alguna imperfección, pero tiene una redacción sobria y ninguno de sus capítulos abruma al buen gusto constitucional con un catálogo de declamaciones demagógicas y populistas como enmarcan innumerables cláusulas de la actual Constitución de 1988.

La generación de 1957 quiso que se gobernara austeramente, deponiendo toda clase de intereses personales, con democrática renovación de los mandatos, pensando en cómo poder servir mejor al ciudadano, siempre escuchando y atendiendo a las necesidades del pueblo, sin sectarismos partidarios o de clase, enseñando que el trabajo engrandece a los seres humanos y ofreciendo como la mejor enseñanza la conducta de los gobernantes como una guía moral para lograr el progreso y así conseguir la superación de las nuevas generaciones

         Estos fueron los lineamientos generales de la Constitución rionegrina de 1957, la cual hoy rememoramos con orgullo y emoción, recordando a quienes participaron en su confección con unción patriótica provincial, aunque una gran mayoría ya no esté con nosotros. Porque cumplieron con desinterés aquella importante etapa del nacimiento de nuestra provincia, sus normas constitucionales fueron el mejor mensaje de la bandera que abrazó y prestigió para siempre los primeros gobiernos de Río Negro.

MARIO ROBERTO VIECENS

Especial para “Dr. Gaston A. Saint Martin”

Ex convencional constituyente 1957.

 

 

 

 

 

Link para compartir > > > >  https://wp.me/p2jyBb-1ts

Los Titulos AMARILLOS contiene enlaces para ver los documentos completos en PDF

 

CAÓTICO Y DEMENCIAL MONTAÑA DE TESTIMONIOS PARA QUEMAR TODO y COMENZAR DE NUEVO

GASTON Indefenso

 

 

 

   

.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.

 

Justicia DISFUNCIONAL Solo se Arregla con el Articulo 29 de La CN-1853

 

 

 

   

Vamos Que Podemos   SOMOS ARGENTINOS

 

 

 


 

 

 

 

 

 

LINK PARA COMPARTIR > > > >  http://wp.me/p2jyBb-1tm 

 

 LA TORTURA CONSENTIDA POR EL ESTADO

“Podrán torturar mi cuerpo, romper mis huesos e incluso matarme.

Así, obtendrán mi cadáver. No mi obediencia”

Mahatma Gandhi (1869-1948)

Alfredo Nobre Leite<marimba37@outlook.com>
Responder|
sáb 28/10, 04:19 p.m.
Alfredo Nobre Leite (marimba37@outlook.com)
 TORTURA CONSENTIDA Y CONDENA A MUERTE POR LOS JUECES FEDERALES, QUE ESTÁN PROHIBIDAS POR EL QUINTO MANDAMIENTO Y EL ARTÍCULO 18 CN. ¿QUÉ SUCEDE CON EL PRESIDENTE MARCRI, SU MINISTRO DE JUSTICIA GARAVANO Y SU SECRETARIO DE DERECHOS HUMANOS AVRUJ?

POR FAVOR DIFUNDIR


Enviado: sábado, 28 de octubre de 2017 06:53 a.m.
Para: Marta Ravasi
Asunto: LA TORTURA CONSENTIDA POR EL ESTADO

 

 

http://prisioneroenargentina.com/index.php/2017/10/27/la-tortura-consentida-por-el-estado/

prisioneroenargentina.com
MIGUEL ETCHECOLATZ Y LA FÉ CRISTIANA Periódicamente llamo por teléfono a algunas esposas de prisioneros adultos […]

 

LA TORTURA CONSENTIDA  POR EL ESTADO

 

 

MIGUEL ETCHECOLATZ Y LA FÉ CRISTIANA

Periódicamente llamo por teléfono a algunas esposas de prisioneros adultos mayores con intención de un imposible, alentarlas o mitigar la soledad que las afecta como a todas nuestras cónyuges cuando estamos en prisión. Escucharlas realmente me hace bien. Una de ellas es Graciela, la esposa de MIGUEL ETCHECOLATZ (89 años) a la que conocí en el mentiroso Hospital Penitenciario Central de Ezeiza, cuando visitaba a su marido y yo llevaba adelante mi huelga de hambre y medicación. Por ella sé  del infierno por el que ambos están pasando, en manos de jueces que son verdaderos delincuentes y asesinos torturadores. Él, sin lugar a dudas siendo lo que se dice un preso emblemático, es el prisionero más martirizado de Argentina de hace 23 años  a la fecha. Legalmente con esa cantidad de años prisionero, ha cumplido todas las condenas a perpetua que le han aplicado. Pese a ello no le respetan derecho humano alguno, mientras que desde el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos quien a través del Servicio Penitenciario es su guardador, se hacen los ciegos, sordos y mudos, con el suplicio al que lo someten.

 

HOSPITAL PENITENCIARIO CENTRAL EZEIZA LA PRUEBA DE SU MENTIRA

Luego de ser llevado el día 12 del corriente al inicio de UN NUEVO JUICIO, a cargo de los “jueces” Julio Panelo, José Martínez Sobrino y Fernando Canero, después de tantos años de detención  permanece internado extramuros con neumonía. Prueba más que evidente, que el Hospital Penitenciario Central es una mentira. Su certificado médico que acompaña la presente nota, documenta la ilegalidad y la tortura ya que  a grandes rasgos habla de: graves problemas cardíacos, diabetes, cáncer de próstata (permanentemente porta bolsa colectora de orina, frecuentemente con restos de sangre), hipertensión, deshidratación, anemia severa, secuelas del atentado con bomba que sufriera en los años setenta (acción de la juventud maravillosa), reciente ACV hemorrágico, frecuentes desmayos  y caquexia incipiente*. Como ser humano racional, me altera leer el contenido del mismo, ya que habla del ensañamiento sanguinario por parte de funcionarios cobardes con  un humano de 89 años de edad, al que muy lentamente están martirizando y matando con encierro y   desatención médica. Todo está documentado y a la vista. ¿Qué clase de país es este?

 

NADIE MOVERÁ UN DEDO POR NINGUNO DE NOSOTROS

A los presos políticos o como se quieran llamar y a sus respectivas familias, les pregunto: ustedes ven bien que esto esté ocurriendo en el gobierno de MAURICIO MACRI? ¿Esta es la democracia y el cambio que tanto se pregona? ¿Estos son los derechos humanos? ¿Acaso creen que alguien va a mover un dedo por nosotros? ¿Qué, a ustedes no les pasará lo mismo? Sabiendo que la resistencia de Etchecolatz a la muerte, está en  la muy profunda  fe cristiana. Yo como renegado de la misma, me pregunto: ¿Esa fe es positiva? ¿Sirve solo para prolongar el martirio? Es un gran creyente y reza  varias veces todos los días, con él otros prisioneros y sacerdotes que lo visitan frecuentemente.  Lo hace por su hija militante que lo ha abandonado, por  todos aquellos que lo martirizan y le causan daño y por aquellos que jerárquicamente superiores a él, se resguardaron con su persona para quedar impunes en los hechos violentos que pudieron haber llevado a cabo. Yo lo he visto  al terminar de orar el rosario en horas de la tarde, como revive y se sobrepone al sufrimiento que le imponen. Reconozco que sería incapaz de sobrellevar una agonía  así, en la cual a través del tiempo lo acompaña su fiel esposa Graciela. Mil veces hubiera preferido abandonarme y partir ante de ser sometido al permanente sufrimiento por parte de viles engendros, que se dicen defensores de la democracia y representantes del pueblo de este territorio llamado Argentina.

 

*Alteración profunda del organismo que aparece en la fase final de algunas enfermedades y que se caracteriza por desnutrición, deterioro orgánico y gran debilitamiento físico.

 

Claudio Kussman

Claudio@PrisioneroEnArgentina.com

PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 27, 2017

 

 

“Podrán torturar mi cuerpo, romper mis huesos e incluso matarme.

Así, obtendrán mi cadáver. No mi obediencia”

Mahatma Gandhi (1869-1948)

 


 

Link para volver > http://wp.me/p2jyBb-1sP

 

Pinche el Titulo SAmarillo para ver el documento en PDF 

Argentina Continua En Guerra Con Los “INFAMES TRAIDORES A LA PATRIA” (Definición Constitucional Art. 29)

 

 

RV: De no creer: Están armando el circo “Operativo Independencia II”

AL

Alfredo Nobre Leite<mailto:marimba37@outlook.com>

 

Responder|

sáb 23/09, 02:07 p.m.

Alfredo Nobre Leite (marimba37@outlook.com)

LOS JUECES PREVARICADORES QUE ESTÁN ARMANDO UN NUEVO CIRCO “OPERATIVO INDEPENDENCIA II“, ANTES DE SEGUIR CON ESA FARSA, DEBERÍAN LEER EL DECRETO SECRETO Nº 261 CON FECHA 5 DE FEBRERO DE 1975. DICE EN SU ARTÍCULO 1º “EL COMANDO GENERAL DEL EJÉRCITO PROCEDERÁ A EJECUTAR LAS OPERACIONES MILITARES QUE SEAN NECESARIAS A EFECTOS DE NEUTRALIZAR Y/O ANIQUILAR EL ACCIONAR DE LOS ELEMENTOS SUBVERSIVOS QUE ACTÚAN EN LA PROVINCIA DE TUCUMÁN”. FIRMADO MARÍA ESTELA MARTÍNEZ DE PERÓN EN ACUERDO GENERAL DE MINISTROS.

MÁS CLARO ÉCHALE AGUA.

POR FAVOR DIVULGAR

 

Enviado: sábado, 23 de septiembre de 2017 02:51 p.m.
Asunto: Rv: De no creer: Están armando el circo “Operativo Independencia II”

 

 

https:// presospoliticosargentina. wordpress.com/2017/09/21/de- no-creer-estan-armando-el- circo-operativo-independencia- ii/

 

JUSTICIA

De no creer: Están armando el circo “Operativo Independencia II”

Argentina Continua En Guerra Con Los INFAMES TRAIDORES A LA PATRIA (Definición Constitucional Art. 29)

SEPTIEMBRE 21, 2017 PRESOS POLÍTICOS DE ARGENTINA

Esta nueva parodia de juicio que estan preparando proviene de uno de los expedientes de la “causa Jefatura I” y otro, aborda el caso del vicegobernador tucumano Dardo Molina, desaparecido en 1976. Acumularon cuatro causas con las que pondrán en escena otro “megajuicio” para dar continuidad al lucrativo negocio de los ddhh.

El secretario del tribunal oral federal tucumano, Mariano García Zavalía, confirmó que a principios de 2018 comenzará otra “megacausa”, que será el quinto circo judicial que se escenificará en esa sala.
“Hay una serie de causas que estaban elevadas a juicio y que se unificaron. Abarcan hechos de 1975 y también otros posteriores al Golpe de Estado de 1976”, explicó. Según informaron, “se trata de la acumulación de cuatro causas, dos grandes y dos más chicas, en cuanto al número de ‘víctimas’. Las más numerosas son “Operativo Independencia II” y una ampliación de “Jefatura I”.

La primera es la segunda parte del infame proceso oral que concluyó el viernes pasado y que trató por primera vez sobre hechos ocurridos durante el combate al terrorismo en Tucumán, pero victimizando a los criminales que atentaban contra el gobierno democrático de Isabel Martínez de Perón. En este anticonstitucional juicio se someterá a 15 prisioneros políticos.

La segunda, tendrá dos víctimas de la represalia terrorista a Guillermo Tártalo (de más de 70 años y una pierna amputada) y Juan Francisco Nougués  (77) y en la vereda opuesta, a 22 personas que se autodenominan “víctimas”, las que participaron del primer simulacro de  juicio.

Entre las causas está la que aborda la detención y muerte de Dardo Molina, vicegobernador de Amado Juri. El senador provincial fue apresado en diciembre de 1976 y, según el RELATO, pasó por varios “centros”, según declararon testigos en juicios  anteriores- permaneciendo desaparecido hasta febrero de 2014, cuando sus restos fueron identificados en el sitio que denominan  “Pozo de Vargas”.

“El tribunal revisará su agenda y, si bien la fecha no está fijada, se está pensando en que podría comenzar en febrero o marzo de 2018. Luego, hay otra causa que tiene como único imputado a Luciano Benjamín Menéndez y ‘hay que buscarle un espacio’, porque él tiene una agenda de juicios programada”, dijo García Zavalía.

El primer juicio-circo “de lesa” que se concretó en el tof fue en 2008, por la causa “Vargas Aignasse”. Luego siguieron “Jefatura I” (2010); “Romero Niklison” y “Aguirre-Weiss” ( 2011); “Emma del Valle Aguirre” (2012); “Arsenales II-JefaturaII” (2013) “Toledo de Ygel” (2013); “De Benedetti”, “Cantos” y “Villa Urquiza” (2014); “Manlio Martínez” (2015) y “Operativo Independencia”.

LINK COIRTO PARA COMPARTIR >  http://wp.me/p2jyBb-1sq 

TREMENDA INJUSTICIA QUE SUFRE EL CABO DE FUERZA AÉREA, JULIO NARCISO FLORES,QUE DE 18 AÑOS, ESTÁ ACUSADO, DESPUÉS DE 41 AÑOS,  DE SUPUESTO DELITO DE LESA HUMANIDAD. PARA ÉL NO EXISTE DERECHOS HUMANOS, QUE SON ÚNICAMENTE PARA EX SUBVERSIVOS/TERRORISTAS. Y LOS JUECES ESTÁN SIGUIENDO LA GUERRA REVOLUCIONARIA POR OTROS MEDIOS, COMETIENDO SEMEJANTE INJUSTICIA.

POR FAVOR DIVULGAR.



Enviado: miércoles, 13 de septiembre de 2017 08:07 a.m.
Asunto: Carta de lectores, LA NACION 13-09-17

Injusta justicia

Tengo 59 años y desde noviembre de 2014 estoy con “prisión preventiva” acusado de un delito mal llamado de “lesa humanidad”, supuestamente cometido en 1977, cuando contaba con sólo 18 años y era un cabo de la Fuerza Aérea recién egresado. Se me acusa de ser supuestamente “jefe de grupos y experto en explosivos”, entre otros cargos. Tamaña acusación está basada sólo en “supuestos”, como sucede en la mayoría de este tipo de causas, pero este caso particular resulta alevoso teniendo en cuenta mi edad y mi jerarquía al momento de los hechos. Es imposible haber sido todo lo que se dice que fui. Esta injusta justicia provoca la destrucción de miles de familias al aceptarse estas mentiras, mientras la sociedad, en general, mira y calla, y los acusados por “asociación ilícita” (delito de lesa humanidad desde 2006) del anterior gobierno gozan de total libertad.

Claro, ellos son políticos y yo soy un simple ex cabo de las Fuerzas Armadas.

Julio Narciso Flores

DNI 12.305.070

AMIGO LECTOR de mis Blogs: Esto ESTA SIN TERMINAR, VUELVA POR LO MAS IMPORTANTE:    MIS COMENTATIOS PARA PODER COMPRENDER EL TITULO,  que significa:  “SASS” y porque ARGENTINA FUE y con poca ayuda nuestra  VOLVERA A SER “EL MEJOR MODELO DE PAIS EN ESTE MUNDO (o escribame a:  gsaintmartin@hotmail.com 

Link para compartir >  http://wp.me/p2jyCr-Tb 

Link corto para compartir >  http://wp.me/p2jyBb-1ed 

Los titulos amarillos contienen LINKS a documentos completos en PDF

De: Enrique Guillermo Avogadro <ega1@enriquegavogadro.com.ar>
Enviado: sábado, 02 de septiembre de 2017 08:40 a.m.
Para: maguiacuve
Asunto: Suerte grela, por Enrique G.Avogadro

 

Suerte Grela

 

“Qué sola irá la grela, tan última y tan rara,
sus grandes ojos tristes trampeados por la suerte,
serán sobre el tapete raído de su cara,
los dos fúnebres ases cargados de la muerte”. Horacio Ferrer

 

Una vez más, la Argentina, cuya economía se está recuperando a ojos vista, parece verse inmersa en una espiral de violencia que, sin duda alguna, tiene su origen en la más bastarda política; tal como sucedió en los 70’s, un grupo absolutamente minoritario se siente con el mesiánico derecho a conducir a la sociedad hacia un proyecto político que, según cree, sólo la generalizada estupidez evita que sea deseado por todos.

Entonces, aquellos jóvenes extraviados pretendieron llevarnos -con miles de asesinatos, bombas y robos- hacia Cuba y su marxismo que, con el paso de más de seis décadas, ha demostrado su estrepitoso fracaso. Hoy, en cambio, a lo único que aspiran sus descendientes subversivos es a desestabilizar al Gobierno, evitar la disgregación demostrada en las urnas primarias y sembrar pánico entre los jueces, con el único propósito de torcer el destino y conseguir que los máximos líderes de este populismo infamemente corrupto terminen donde deben estar: en la cárcel.

No es casual, ni fue magia, que confluyeran en esta posición -el “club del helicóptero”- la delincuente Hebe Bonafini (“la madre de las madres” como la llamaba don Néstor, según Ceferino Reato) y los exonerados policías de la Provincia de Buenos Aires, y personajes tales como Estela Carlotto, Manuel Quieto (el desafinado ¿cantante? de La Mancha de Rolando), el ¿pacífico? Adolfo Pérez Esquivel, el ¿cómico? Diego Capusotto, los ¿maestros? Roberto Baradel, Luis D’Elía y Hugo Yatsky, los ¿periodistas? Horacio Verbitsky y Víctor Hugo Morales, y tantos otros ciegos seguidores de la noble viuda.

Cristina Elisabet Fernández ya siente en la nuca el aliento de los magistrados de Comodoro Py que, con su más que fino olfato, han despertado y comenzado, finalmente, a investigar, juzgar y condenar la sideral corrupción de la extendida década en la que su marido y ella fueron inquilinos de la Casa Rosada; la reciente citación a juicio oral de las causas “Ciccone” y “Once II”, en plena campaña electoral, en las cuales deberán comparecer Amado Boudou y Julio de Vido, respectivamente, es una clara prueba de ello.

Con seguridad, la ex Presidente está muy preocupada por el futuro (obviamente, no económico) de sus hijos, también firmes candidatos a ir presos. Por eso, se sube a cualquier colectivo que pueda alejarlos de ese inexorable destino sudamericano, como diría Jorge Luis Borges, aunque en el trayecto la conductora ebria atropelle a toda una desprotegida, cómplice y anómica sociedad.

Con sólo observar que, en el reclamo por la aparición de Santiago Maldonado y la improbada imputación a la Gendarmería Nacional y en la defensa de ese invento antropológico denominado RAM (Resistencia Ancestral Mapuche), matizado por los destrozos de encapuchados que asolaron el centro porteños, aparecen lo que queda de Montoneros, ERP y Quebracho en franca gimnasia revolucionaria, con toda su parafernalia de fusiles y lanzas cruzados, y que los integrantes de la CTERA adoctrinan en las aulas a los más chicos, resulta fácil colegir qué pretende y a qué está dispuesta a recurrir. Más de setenta atentados incendiarios, incluido dos en la propia ciudad de Buenos Aires y uno en El Bolsón, resultan al menos inquietantes.

Ahora falta saber qué hará el Gobierno para impedir que la escalada de violencia, todavía relativamente incipiente, escale y se expanda. Como dije la semana pasada, no tengo duda alguna que Mauricio Macri se ha puesto las botas y avanza a paso redoblado sobre la realidad política nacional e internacional (caso Venezuela), pero aún resta conocer su posición frente a estos hechos, cuyo inmediato futuro puede ya verse en el sur de Chile, la otra víctima de sus provocados incendios, devastación y muerte, impunes por decisión del gobierno socialista de Michelle Bachelet.

El Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires está lo suficientemente preocupado por los trascendidos que hablan de una intensificación de estas acciones en las semanas que median hasta las elecciones legislativas del 22 de octubre, y ha dado directivas “defensivas” a sus efectivos. Pero, al menos por ahora, nada parece haber hecho para conjurar el peligro.

En esta rara Argentina que hemos sabido conseguir, con los terroristas premiados con indemnizaciones gigantescas y opacas, sentados en gobernaciones, ministerios y sillones parlamentarios, las Fuerzas Armadas tienen vedado, por ley, realizar acciones militares dentro del territorio. Para modificar ese marco legal, aún si quisiera que actuaran contra el narcotráfico y el terrorismo, Cambiemos carece de fuerza en las cámaras del Congreso y dudo que fuera acompañado por las distintas formas del peronismo.

Por lo demás, ¿quién asegura que los oficiales y suboficiales cumplirían las órdenes aún cuando contaran con el respaldo legislativo? Todos hemos visto a este ¿honorable? poder del Estado -un verdadero aguantadero de criminales, que se nutrirá pronto con la presencia de Cristina Kirchner- declarar la nulidad de las leyes de “obediencia debida” y “punto final”, que había sancionado veinte años antes. ¿Quién puede asegurarles que no lo haría nuevamente en el futuro?

Y también vemos a los fiscales “legítimos” y jueces prevaricadores, verdaderos asesinos togados, violar todas las normas constitucionales (legalidad, principio de inocencia, irretroactividad de la ley, defensa en juicio, juez natural, etc.) para perseguir y encarcelar de por vida a más de dos mil  militares de los que lograron que pudiéramos conservar la integridad nacional y la democracia, cumpliendo órdenes legítimas de una Presidente democrática, integrante de la fórmula que obtuvo el mayor porcentaje de votos de la historia, durante el Operativo Independencia, en Tucumán; más de cuatrocientos ya murieron en cautiverio. El beneficio de la prisión domiciliaria concedida, por intercesión de la Comisión de Derechos Humanos de la OEA, clama al cielo; los presos políticos de esta democracia reconquistada en 2015, son mucho más viejos y no tienen posibilidad alguna de entorpecer la investigación de hechos ocurridos hace cuarenta años y, sin embargo, ese beneficio, de todo punto de vista legal, no le es reconocido.

Y recordemos que el Presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, dijo hace tiempo y sin ponerse colorado, que los juicios por los supuestos crímenes de lesa humanidad son una política de Estado, consensuada con los otros dos poderes; ¿no debían los jueces impartir justicia? Pensemos que, después del fallo “Muiña” del alto Tribunal, que aplicó correctamente el principio de la ley más benigna, el Congreso, casi por unanimidad -Cambiemos la inspiró- sancionó una ley que establece que ese beneficio no resulta aplicable a los amañados procesos por supuestos crímenes de lesa humanidad. ¿Qué dirá al respecto la Corte cuando deba expedirse en casos similares?

Espero, ya con pocas esperanzas, que el ignominioso tema de los presos políticos se solucione a partir de octubre, porque constituye hoy la mancha más penosa que pesa sobre la política de derechos humanos del actual gobierno al que, como queda claro, votaré en las legislativas.

Bs.As., 2 Sep 17

Enrique Guillermo Avogadro

Abogado
Tel. (+5411) ò (011) 4807 4401/02
Cel. en Argentina (+54911) o (15) 4473 4003
Cel. en Brasil (+5521) 8128 7896
E.mail: ega1@avogadro.com.ar
E.mail: ega1avogadro@gmail.com
Site: www.avogadro.com.ar
Blog: http://egavogadro.blogspot.com
Skype: ega1avogadro
Facebook: enrique guillermo avogadro
Twitter: @egavogadro

Enlace Corto para compartir >  http://wp.me/p2jyBb-1ro 

sábado, 5 de agosto de 2017

¡Iremos por Más!

¡Iremos por Más!

“La sangre no nos condena a ser ni creer nada pero impone que ciertos asuntos no puedan dejar de concernirnos”      Lorenzo Silva

El jueves por la tarde miles de ciudadanos nos manifestamos ante el Palacio de Justicia para reclamar a la Corte Suprema, al Consejo de la Magistratura y a los jueces que asumieran ya mismo los roles que la Constitución respectivamente les asigna y que dejen de ser cómplices y encubridores de la corrupción, cuando no socios de la misma. La marcha se vio dificultada no sólo por la demoradas obras en curso, que impidieron el uso de las plazas, sino por un insólito vallado dispuesto, por pedido del siniestro Presidente de nuestro tribunal supremo, que bloqueó prácticamente la calle Talcahuano, entre Tucumán y Lavalle.

Minutos antes de la hora fijada para el comienzo de la ceremonia, llegó desde Comodoro Py la noticia de la confirmación, por parte de la Sala I de la Cámara Federal de la prisión preventiva del eterno contador de los Kirchner, Víctor Manzanares, y de la ratificación del Juez Claudio Bonadío al frente de la investigación de la causa “Los Sauces”, que tan mala sangre genera en doña Cristina y sus hijos. Eduardo Freiler, uno de sus integrantes, el ladrón auténtico, al menos tuvo la ¿decencia? de mantenerse leal al kircherismo votando en minoría en sentido contrario. De todas maneras, y pese a que era previsible, el fallo trajo algún alivio al ánimo de los presentes, una vez más de lamentablente muy alto promedio de edad. ¿Ignoran los jóvenes que lo hacemos por ellos?

La Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia se hizo presente e hizo oír su reclamo en pos de justicia para los dos mil militares presos, mantenidos en prisión por un Poder Judicial venal y vengativo que, para lograrlo, ha violado todas las normas constitucionales. Pese a que lo hizo frente a importantes letrados y algún presidente de otras sociedades de abogados, como el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, ninguno de ellos se sumó al clamor; ignoro si lo hicieron por falta de coraje o por verdadera adhesión a la política caníbal que, al respecto, aún mantiene el Poder Ejecutivo, un importante grupo de asesinos togados y, por supuesto, la Procuración General de la Nación, a cargo de la inefable imputada Alejandra¡Giles! Carbó.

Una prueba más de la morosidad de la Justicia se dio ayer mismo, cuando el Tribunal Oral Federal N° 1 debió absolver por prescripción a otro notorio delincuente, Amado Guitarrita Boudou, en la causa más insignificante de las varias que tiene en curso, la falsificación de los documentos de un auto para estafar a su ex mujer.

Sigo convencido que los inquilinos de Comodoro Py, en general, continuarán olfateando el viento para ver qué novedades traen las elecciones legislativas de octubre y, hasta conocer el resultado de las mismas, seguirán haciendo la plancha. Sin embargo, espero que la multitud que tanto los convirtió blanco de sus duras quejas el jueves los induzca a cambiar de actitud; si no lo hacen, habrá llegado la hora de reclamar su inmediato desplazamiento. Lo haremos cuando, finalmente, el Consejo de la Magistratura se desprenda de uno de sus miembros, el Senador por San Juan, Ruperto Godoy, un verdadero caradura que ni siquiera es abogado.

Para que ningún responsable de la podredumbre judicial se sienta tranquilo, iremos por más. Pronto no sólo repetiremos la del jueves sino aue también nos manifestaremos ante el Congreso, el gran aguantadero de corruptos y delincuentes de toda laya, para exigir la modificación de los códigos de procedimiento y la inmediata sanción de las leyes que se necesitan para llevar adelante, con eficiencia y rapidez, las investigaciones sobre las iniquidades cometidas durante tantos años, en especial la ley penal empresaria. Se lo debemos al 30% de nuestros conciudadanos que, después del período en que más dinero ingresó a las arcas públicas en la historia, se debate entre la miseria y la pobreza, carece de agua potable, de cloacas, de vivienda digna, de educación y de salud.

Pero hoy, como a todos los argentinos, el tema que más nos preocupa y debiera ocuparnos es la verdadera tragedia en que el comunismo cubano y chino, el imperialismo ruso, la teocracia iraní, la corrupción y el narcotráfico han sumido a la ensangrentada y hambreada Venezuela. Recordemos que, sólo desde mi nota anterior, han muerto veinte jóvenes más, asesinados por las fuerzas represivas de Nicolás Maduro.

El estruendoso silencio de doña Cristina, que llegó a otorgar la máxima condecoración argentina a este criminal, y de los organismos de falsos derechos humanos locales frente a lo que allí sucede no hace más que confirmar que, para todos ellos, los terroristas Perro Verbitsky y Jorge Taiana incluidos, los genocidas sólo pueden serlo si no pertenecen a su bando ideológico; el último, en delirio, no dudó en igualar las salvajadas de los rojo-rojillos, que matan con real munición a opositores desarmados, con el desalojo judicial de la planta de Pepsico, que dejó quince policías heridos y varios revoltosos resfriados, producto de la mojadura con mangueras en pleno invierno.

No debiera sorprendernos, porque ya pasó con Joseph Stalin, que se permitió asesinar a más de veinte millones de sus compatriotas para sojuzgar definitivamente a su pueblo mientras el mundo miraba para otro lado, y con Fidel Castro y el Che Guevara, fusiladores compulsivos transformados en íconos de las progresías mundiales. Evidentemente,  Néstor Kirchner tuvo razón, cuando el desconcierto de Ramón Puerta llevó a éste a preguntarle por qué se disfrazaba de zurdo; la respuesta fue contundente: “Ramón, la izquierda te da fueros”.

El ridículo tirano caribeño terminó el viernes de ponerse a la democracia de sombrero, después de la más que fraudulenta elección del domingo pasado, al poner en posesión de sus cargos a los más de quinientos constituyentes que reformarán el engendro del propio Hugo Chávez para convertir a su país en una dictadura de partido único, como hicieron hace más de sesenta años los gerontes cubanos que aún mantienen esclavizada a la población de la isla. Me pregunto si con Venezuela permitiremos que suceda lo mismo y, dentro de algunas décadas, visitemos el país para ver in situ los logros de tales revoluciones imaginadas.

Tal como sabíamos que ocurriría, los sistemas internacional y regional han demostrado, y lo seguirán haciendo, su total incapacidad para poner fin al drama humanitario que azota a ese país y avergüenza al mundo entero. Por ello, tampoco significará demasiado la exclusión o la suspensión de los bolivarianos que los cancilleres del Mercosur resolverán seguramente hoy en San Pablo; lo mismo sucedió con las demoradas sanciones personales que los Estados Unidos impusieron a los mayores personeros del régimen, acusados de narcotráfico, o con la tibia condena que, muy tardíamente por cierto, expresó S.S. Francisco esta semana respecto a la violación de los derechos humanos más elementales que allí se practica.

Para terminar, reitero:

¡iremos por más!. El que avisa no es traidor.

Bs.As., 5 Ago 17

viernes, 28 de julio de 2017

Última LLamada

Enlace Corto para compartir >  http://wp.me/p2jyBb-1ro 

“La probabilidad de perder en la lucha no debe disuadirnos de apoyar una causa que creemos que es justa”.     Abraham Lincoln

El miércoles por la noche, ese maloliente aguantadero en que se ha convertido el Congreso por obra y gracia de los representantes que hemos elegido durante años, confirmó la validez de esa descalificación y dio una nueva prueba de cuánta impunidad se garantiza en la Argentina a los corruptos; en especial, a aquéllos que conservan muchas “carpetas” y pueden transformarse en delatores, comprometiendo tanto a sus mandantes ex presidentes cuanto a sus cómplices de toda laya, sean gobernadores, intendentes o empresarios. Con la difusión de la lista de quienes votaron en contra de la exclusión de la Cámara del máximo operador de los Kirchner, la última esperanza de condena social se cifra en los votantes, ya que muchos de los “protectores” de ese impar delincuente se presentarán ahora buscando la reelección.

Por el contrario, la exposición en que se encontraba obligó a la Sala de feria de la Cámara Federal de Apelaciones en lo Criminal, integrada por Jorge Ballestero y Eduardo Freiler (un tipo auténtico: es un ladrón y parece un ladrón), a abstenerse de liberar a Víctor Manzanares, el eterno contador de los Kirchner y, sobre todo, de desplazar al Juez Claudio Bonadío de la causa “Los Sauces”; en la medida en que el segundo no tiene prurito alguno en demostrar su fidelidad a Cristina Fernández y sus personeros, seguramente esa inacción se debió al prudente disenso del primero, preocupado por la negativa repercusión que hubiera tenido cualquier otra resolución. Ahora, la decisión sobre ambos temas deberán adoptarla, ya como Sala I y con el concurso de Leopoldo Bruglia, al regreso de sus vacaciones; es probable que entonces los fallos resulten contrarios a los intereses de la mafia que nos gobernó durante una década.

Para que eso suceda debe tener éxito la concentración del 3 de agosto; ésta es la última llamada, ya que faltan sólo cinco días y le ruego extreme la difusión. El lugar elegido hace tiempo está aún en obra, y deberemos manifestarnos con banderas y velas sobre las calles Talcahuano, Lavalle, Tucumán, Libertad y, también, sobre la Diagonal Norte, ya que las plazas propiamente dichas se encuentran valladas.

Allí exigiremos al Poder Judicial, en las figuras de la Corte Suprema y del Consejo de la Magistratura, que asuma de una buena vez el papel que la Constitución Nacional le asigna, y deje de ser el gran encubridor; su conducta durante las últimas décadas ha convertido a la República, cuya existencia misma se convierte en imposible sin Justicia, en el hazmerreir del mundo entero, en especial cuando se la compara con nuestros más cercanos vecinos.

Para morirnos de vergüenza es suficiente recordar el trámite impreso a causas como el crimen de Once, los atentados a la Embajada de Israel y la AMIA, la muerte de Alberto Nisman y el memorándum con Irán, el contrabando de armas a Ecuador y a los Balcanes (aún condenado, Carlos Menem irá por la reelección), la importación de chatarra ferroviaria, la privatización y la re-estatización de YPF y Aerolíneas Argentinas, el “dólar futuro”, Skanska y los gasoductos, IBM y el Banco de la Nación, los desaparecidos fondos de Santa Cruz, los bolsos del convento, la caja de seguridad de Florencia, la pesca en el sur y el contrabando de drogas, las rutas pagadas e inexistentes, los imperios hoteleros, las importaciones de gas, los medicamentos “truchos”, la intervención del INDEC y la falsificación de las estadísticas, Southern Winds y LAFSA, los diamantes de Angola, las varias valijas de Antonini Wilson, los negociados con Hugo Chávez y tantos otros casos emblemáticos.

Me resisto a flagelarlo, querido lector, y por eso no voy a inventariar otra vez qué sucede en toda la región, salvo en la trágica Venezuela. Mañana mismo, el régimen que encabeza Nicolás Maduro rezará el responso final por la democracia en su país, que será enterrada con la “elección” de una convención constituyente que le permitirá perpetuarse en el poder, sobre el asesinato de más de cien compatriotas, de miles de presos políticos, de la hambruna generalizada y de la quiebra de la economía.

La situación interna ya reviste carácter de genocidio -¿nuestros organismos de derechos humanos continuarán con su silencio cómplice?- por la falta de alimentos y medicinas, y además está produciendo una crisis humanitaria en los países fronterizos, como Colombia y Brasil, por el éxodo de miles de venezolanos que sólo pretenden sobrevivir.

Pero todo ello no ha influido sobre el ánimo de la sociedad civil que, con inmenso coraje, sigue enfrentando pacíficamente, todos los días, la violenta represión del Ejército y de paramilitares armados por el mismo Gobierno, potenciados por decenas de miles de “asesores” cubanos. Además, se ha incluido en los documentos personales de los ciudadanos un código QR, que permitirá al régimen saber con exactitud cómo votarán, por lo cual todos los empleados públicos y los beneficiarios de planes sociales estarán sometidos a una coerción extrema.

La salida final de la crisis venezolana, que tanto expone la ineficacia de las organizaciones internacionales –en especial del Mercosur, cuya declaración condenatoria fue bloqueada por Uruguay y contó con la abstención de Bolivia- es de muy difícil predicción, y es harto probable que termine en una guerra civil. Las fuerzas armadas venezolanas, vinculadas al contrabando y el narcotráfico, están equipadas con los medios de combate más modernos, suministrados y operados por cubanos, y no tendrán empacho alguno en masacrar a la población puesto que, si el chavismo perdiera el poder, se cortaría la última posibilidad del comunismo isleño de sobrevivir.

Describir ese escenario obliga a pensar en qué hubiera podido pasar en la Argentina si Daniel Scioli (seguramente ya habría sido desplazado) y Carlos Zannini hubieran vencido en 2015, acompañados nada menos que porAnímal Fernández y Martín Sabbatella desde la Provincia de Buenos Aires. Hoy, con seguridad, nuestro país se hubiera convertido en una réplica de lo que sucede en Venezuela y en México. Si hoy el kirchnerismo estuviera en el poder, la crisis terminal que legó a su sucesor –y que éste erróneamente se abstuvo de explicitar- ya habría estallado y los violentos carteles, como sucede en Rosario y en el Conurbano, estarían luchando por territorios y monopolios, llenando de cadáveres las calles de todo el país.

Para comprobarlo basta con observar la situación en provincias como Formosa, Tucumán, Santiago del Estero y, en especial, Santa Cruz, gobernadas por verdaderos señores feudales desde siempre. En todas ellas, campea la más abyecta inmoralidad, se roba sin tasa ni medida y los narcotraficantes encuentran verdaderos paraísos. Nefastos personajes como Ricardo Jaime, José López, Julio de Vido y Cristina Fernández estarían gobernando, mientras “empresarios” como Lázaro Báez, Cristóbal López, Gerardo Ferreyra (Electroingeniería), los Eskenazy, o Sergio Spolsky seguirían haciendo de las suyas a costa de todos los demás.

Por todo eso, para recuperar la Justicia, hago esta última llamada para el vuelo que saldrá el #3A hacia una Argentina mejor. No lo pierda porque, si lo hace, deberá preguntarse si no es usted también cómplice.

Bs.As., 29 Jul 17

Publicado por Enrique Guillermo Avogadro en 14:43 97 comentarios:  

sábado, 22 de julio de 2017

El incendio y las vísperas

Enlace Corto para compartir >  http://wp.me/p2jyBb-1ro 

“Los pueblos a quienes no se hace justicia, se la toman por sí mismos más tarde o más pronto”.     –   Voltaire

Más allá de insistir en mi ruego de difusión de la convocatoria del #3A en Tribunales, las novedades ameritan algunas especulaciones, sobre todo en la Argentina. Me refiero, concretamente, a la detención del histórico contador de los Kirchner, Víctor Manzanares, al llamado a indagatoria de Carlos Sancho, socio y testaferro del máximo hijo de la dinastía, al pedido de similar medida para Alejandra ¡Giles! Carbó, nuestra egregia Procuradora General, y a la batalla por el retiro del paraguas de los fueros parlamentarios a Julio de Vido, el mayor operador de la corrupción desde los lejanos días del primer período de Néstor como Gobernador de la Provincia de Santa Cruz.

En los dos primeros casos, y como ya sucediera con Lázaro Báez, el gran prestanombre que cometió la incalificable torpeza de involucrar a sus hijos en el delito, las esperanzas de la sociedad están puestas en las confesiones que la privación de la libertad podría inspirar en estos insignes dibujantes de números brumosos. Porque es claro que, si se deciden a hablar y reconocer que actuaron por instrucciones directas de la organizadora y jefa de la asociación ilícita, la autocalificada perseguida política pasará a integrar la lista de importantes presos de la región.

La ex Presidente debería ya estar en prisión preventiva ya que está suficientemente probado que sus dependientes han adulterado las pruebas (hasta los libros sociales de las empresas que le pertenecen) y entorpecido la investigación. Hasta hoy, el Gobierno no la quería entre rejas, ya que la prefería como sparring en las elecciones, en una elucubración que califiqué oportunamente como bastarda; pero es probable que el Juez Claudio Bonadío altere el panorama ordenando su detención antes de octubre.

El caso del ex Ministro de Planificación del saqueo servirá para quitar el disfraz a todos aquellos que decidan desoír el clamor social y ratificarlos como convertirlos en cómplices de la corrupción que asoló el país durante la extendida década robada. Si fracasara la expulsión de este delincuente de la Cámara de Diputados, que se discutirá el miércoles, las redes sociales serán el lugar en que sus encubridores encontrarán sus nombres y sus fotografías de frente y perfil. Me parece que esto debería servir como un llamado a la reflexión para los kirchneristas y sus compañeros de ruta, muchos de los cuales deberán someterse pronto al voto popular.

Esta semana, la última de la feria judicial, estará de turno la Sala I de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal Federal, integrada al efecto por el cuestionado Eduardo Freiler, a quien pronto veremos destituido y –tengo la esperanza- preso por ladrón, y Jorge Ballestero, protector de los pingüinos durante muchísimo tiempo pero que, recientemente, ha virado en sus posiciones por los vientos de cambio que percibe. Las recientes decisiones de Bonadío que afectan a Cristina y su círculo íntimo serán revisadas por ambos y, si decidieran modificarlas, deberían ser conscientes de estar acercando peligrosamente mechas encendidas a la santabárbara que podría estallar en Comodoro Py.

La semana pasada, cuando los enumeré los grandes reos regionales, cometí el error de omitir a algunos de ellos; en Perú, por ejemplo, mencioné sólo a los ex presidentes a Alan García (prófugo) y a Ollanta Humala, y olvidé a Alberto Fujimori, que comparte la cárcel con el anterior. En América Central, varios países han visto a sus mandatarios presos y, en algunos casos, ante la inminencia de su detención, algunos optaron por huir al exterior. ¿Será también el caso de Rafael Correa y su autoexilio en Bélgica?

Lo notable fue que el viernes, en Mendoza, en una suerte de “contra-cumbre” frente al infructuoso encuentro de los presidentes del Mercosur, que no lograron consensuar la expulsión de Venezuela, los maléficos vientos populistas volvieron a amontonar a los apologistas de los desalojados del poder y de quienes están en vías de serlo. Así, en la misma bolsa reinvindicatoria metieron a Luis Inácio Lula da Silva, a Cristina Elizabet Fernández, a Fernando Lugo, a Milagro Salas y, el colmo, al tirano “más burro”, presuntas víctimas de conspiraciones imperiales; sólo les faltó agregar a Raúl Castro y a Jorge “Saladito” Castillo para condimentar el nauseabundo resultado.

El pegamento para tanto dislate, presumo, debió ser la ideologizada visión que tienen sus adherentes sobre la situación que viven la ensangrentada nación venezolana, que está protagonizando una de las mayores emigraciones de la historia continental por imperio de la violencia, la salvaje represión y la hambruna, y la Provincia de Santa Cruz, el feudo de los Kirchner desde hace más de un cuarto de siglo, hoy en manos de la fotocopia de pelo largo, que se incendia diariamente pese al frío austral reinante. Volví a preguntarme, como lo hice tantas veces durante los 70’s, por qué todos estos fanáticos, que consideran a la democracia como una maldita enfermedad burguesa, no se mudan a esos idealizados paraísos.

El criminal régimen de Maduro, amén de la condena casi universal,  está provocando una discusión a nivel mundial, ya que su precaria subsistencia depende, en gran medida,  de las compras norteamericanas de petróleo. El quid de la cuestión es que, si se interrumpieran, no sólo producirían la inmediata victimización de los terroristas y narcotraficantes que gobiernan desde Caracas, buscando la solidaridad latinoamericana, sino que profundizarían la crisis humanitaria en la que se ve inmersa la población, que carece ya de alimentos y remedios.

No puedo cerrar esta nota sin hacer referencia a la detención, por orden del Tribunal Federal que lleva la causa llamada “Bahía Blanca”, del señor Capitán de Corbeta Ricardo Molina, que ya tiene 87 años de edad. Si a ello le sumamos la actitud del canalla Juez Federal de La Plata, Ernesto Kreplak, fanático kirchnerista, frente a la detención domiciliaria del Dr. Jaime Smart dispuesta por la Cámara de Casación, inventándole nuevos procesos para mantenerlo en la cárcel a 82, tendremos nuevos motivos para concurrir a la concentración del #3A en Plaza Lavalle. ¿Hasta cuándo seguiremos soportando que estos verdaderos asesinos togados –han muerto más de cuatrocientos ancianos en cautiverio- sigan haciendo de las suyas?

Me pareció adecuado “robar” el título del libro de Beatriz Guido para encabezarla, porque tal vez estemos en las vísperas de un fuego purificador que nos permita recuperar una Justicia seria, independiente y veloz, esencial para volver a ser una República.

Bs.As., 22 Jul 17

 

Por La REPUBLICA Argentina El mejor Pais del Mundo, Facilmente RECUPERABLE, con solo UNIRNOS 

 Por Enrique Guillermo Avogadro.

“Desgraciada la generación cuyos jueces merecen ser juzgados”.

Talmud

 

A priori, le ruego siga difundiendo esta convocatoria hasta el último minuto, a ver si conseguimos movilizar a los jóvenes para que nos acompañen en esta patriada. Mientras tanto, y de todas maneras, pensemos en qué nos pasa a los argentinos y qué imagen estamos mostrando al exterior; realmente, ¿cómo el crisol de razas, del que tanto nos enorgullecimos en el pasado, ha podido derivar en este país de borregos emasculados?
El miércoles fuimos sorprendidos por una noticia procedente de Brasil, que nos debería llenar de vergüenza (una más, porque diariamente las novedades que deparan nuevos descubrimientos de la corrupción del kirchnerismo nos convierten en el hazmerreir generalizado): la condena a casi diez años de prisión dictada por el Juez Sergio Moro, un magistrado de Curitiba, Paraná, contra Luiz Inácio Lula da Silva, ex Presidente y aún dueño de una importante intención de voto en su país. Obviamente, será apelada ante el Tribunal Federal Regional y, con seguridad, llegará al Supremo Tribunal Federal, pero la repercusión ya ha sido inmensa, sobre todo porque lo inhibiría de presentarse a nuevas elecciones.

 Sergio Fernando Moro

La vergüenza tiene varios aspectos en la lógica comparación con lo que aquí sucede. El primero, la celeridad y la independencia con que actúa la Justicia allí, mientras que nosotros seguimos sin saber siquiera cómo y cuándo murió el Fiscal Alberto Nisman, por ejemplo, y los responsables del infame crimen de Once siguen en libertad.
Luego, la pequeña cantidad de la cual Lula se habría apropiado personalmente; un departamento en el litoral paulista no tiene punto de comparación con el imperio hotelero e inmobiliario que Néstor y Cristina construyeron ni, por supuesto, con la propiedad de tantas estancias y empresas puestas a nombre de sus testaferros, incluyendo una gran porción de las acciones de YPF, que los Eskenazi compraron para Kirchner sin dinero. Finalmente, el monto total defraudado al fisco brasileño es infinitamente menor que el saqueo al que fue sometida la Argentina durante la prolongada década del latrocinio pingüino, tanto en términos relativos (por la enorme diferencia en el PBI de ambos países) cuanto absolutos: los US$ 3.500 millones desaparecidos en nuestro vecino no son nada frente a la gigantesca fortuna que amasaron nuestros inventores de una revolución imaginaria.
Algo similar está ocurriendo en Perú, donde su ex Presidente Ollanta Humala y su mujer acaban de ser encarcelados por corrupción en las operaciones con Odebrecht, y hasta en Ecuador, ya que el sucesor de Rafael Correa, elegido por éste presumiendo que sería un títere, ha ordenado abrir una investigación contra su padrino político por idénticas razones, amén de acusarlo de haber estrellado la economía de su país con su populismo.
Todos esos hechos, a los cuales debe sumarse lo sucedido en los dos países modélicos de la región, por los cuestionamientos chilenos a su Presidente, Michele Bachelet, en razón de algunos negociados de los que se acusa a su familia, las graves sospechas de corrupción durante el gobierno de José “Pepe” Mugica, que están golpeando fuertemente al Frente Amplio y lo colocan al borde de perder por primera vez las elecciones uruguayas desde 2004, y los reiterados rumores sobre Evo Morales y su amante, gestora de grandes negocios en Bolivia, confirman la profetizada ola de decencia que comenzó a impactar en este siglo sobre todos los regímenes populistas de la región, condenándolos al tacho de basura de la historia.

 Nicolás Maduro

Una excepción, claro, son los terribles acontecimientos que, en cien días, han llevado a la tumba a más de cien jóvenes en las protestas contra Nicolás Maduro, que sigue manteniendo el poder sentado sobre las bayonetas de su ejército y de sus milicias paramilitares. Lamentablemente, la crisis que desangra a Venezuela no parece tener siquiera una imaginable solución, porque el tirano es sólo uno de los miles de bandidos que se reúsan a escuchar el clamor mundial y, si se fugara o muriera, detrás están Diosdado Cabello y cientos de generales poco dispuestos a perder tanto su libertad como las enormes fortunas que han acumulado con el narcotráfico y los pingües negocios que realizan a costa del Estado. La otra, obviamente, es la gerontocracia cubana, sostenida exclusivamente por el cordón umbilical que la une a Caracas y a través del cual fluye el petróleo que los venezolanos pagan con su cotidiana hambruna.
Pero la Argentina sigue dando la nota desafinada en ese concierto regional que tan bien suena. El peronismo se niega a entregar las cabezas de de los máximos exponentes de su corrupción: el Senador Carlos Menem, el Diputado Julio de Vido, el Juez Eduardo Freiler y, por supuesto, la Procuradora General, Alejandra ¡Giles! Carbó, llamada ayer a indagatoria. Muy por el contrario, cierra filas en su defensa y eso es comprensible porque, si esas testas rodaran, resultaría imposible que no arrastraran a muchos más, tal como amenazó el ex Ministro de Planificación cuando creyó que lo abandonarían a su suerte. El PJ adoptó idéntica posición en la resistencia a los fallos judiciales que impiden al Senador Ruperto Godoy continuar integrando el Consejo de la Magistratura por no reunir el elemental requisito de ser abogado.
Y qué decir de la libertad que gozan tantos procesados por delitos no excarcelables, mientras se mantiene en prisión preventiva por décadas a dos mil ancianos, acusados por hechos ocurridos hace cuarenta años, que no corren riesgo de fuga ni, menos aún, poner en peligro la investigación.
Es por eso que los ciudadanos debemos demostrar -y probarnos- que no somos meros eunucos y salir a la calle a exigir a la Justicia, en las personas de ese Consejo y de la Corte Suprema de Justicia, que deje de marearnos la perdiz y cumpla con el deber que la Constitución Nacional le impone. Y debemos hacerlo, como dice el cartel que encabeza esta nota, el 3 de agosto, a las 18:00, en Plaza Lavalle (y frente a las sedes de los tribunales de todo el país), donde tienen su asiento ambos órganos.

 Alejandra Gils Carbó

Las consignas y reclamos deben ser concretos y unívocos. Es imprescindible que exijamos al Consejo que deje de ser el mamarracho en que se ha convertido, designe a los jueces que deben cubrir las incontables vacantes en todos los fueros y en todas las instancias, y desplace de una buena vez a los enriquecidos canallas que hoy ejercen magistraturas y venden sus sentencias al mejor postor, mientras pretenden que los ciudadanos nos sometamos a ellas como si provinieran de Dios mismo.
A la Corte, que actúe con independencia e imponga su poder sin dilaciones y sin oportunismo. Y a nuestro inicuo Congreso -ahora un mero aguantadero de delincuentes que se mofan de sus representados- que modifique el Código Procesal Penal de la Nación de modo tal que a cualquier procesado por hechos de corrupción, sea político, funcionario o empresario, se le retiren los fueros y se le deniegue esperar en libertad la sentencia definitiva y, a la vez, que sancione de una buena vez las leyes de responsabilidad empresaria y la caducidad de dominio de los bienes mal habidos.
 Porque somos una generación desgraciada, como afirma el Talmud, ya que tenemos jueces que merecen ser juzgados por su corrupción y por su ilegítima militancia política. Y no podemos transmitir esa herencia nefasta a nuestros descendientes; tenemos la obligación de actuar ya mismo para evitarlo y para permitir que nuestro país vuelva a ser una nación orgullosa de de sus valores morales y de su destino, hoy tan marchitos y decadentes.
Bs.As., 15 Jul 17   Enrique Guillermo Avogadro

_______________

 

Argentina Un Pais Ocupado – MAS Que ocupado SIGUE EN GUERRA POR DEFINICION CONSTITUCIONAL (Art.29)

Link para compartir>  http://wp.me/p2jyBb-1qC

 


De: Alfredo Nobre Leite <marimba37@outlook.com>
Enviado: lunes, 3 de julio de 2017 03:29 p. m.
Para: Alfredo Nobre Leite
Asunto: RV: Esto piensa Massot de los juicios de LH

REALISMO POLÍTICO -LEY DEL 2×1- O “AGACHADA” DEL MACRISMO.

POR FAVOR DIVULGAR

Enviado: domingo, 02 de julio de 2017 04:25 p.m.
Asunto: Esto piensa Massot de los juicios de LH

Enviado: domingo, 02 de julio de 2017 09:34 a.m.
Asunto: Esto piensa Massot de los juicios de LH

Bienvenidos al realismo político. Por Vicente Massot ( Prensa Republicana )

 
 
A la hora de explicar el reciente fallo de la Corte Suprema —que en el curso de la semana pasada generó una polémica aún abierta en la sociedad argentina— hay quienes piensan en una suerte de conspiración. En la misma habrían estado involucrados dos amigos íntimos de Mauricio Macri y, al menos, otros tantos ministros del máximo tribunal de justicia de la Nación. Todas las variantes de la izquierda criolla, incluyendo en sus pliegues al kirchnerismo, suponen que José Torello y Pepín Rodríguez Simón decidieron, con la anuencia del presidente, claro está, avanzar junto a Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti en un principio de solución al problema de los militares condenados y presos acusados de haber cometido, durante los años del último gobierno militar, crímenes de lesa humanidad. El voto de Elena Highton de Nolasco, que acompañó al de los nombrados en el fallo de la discordia, habría sido el pago de ésta a la posición que adoptó el oficialismo al momento de discutirse su permanencia en la Corte, cumplidos los 75 años. Convencidos en conjunto que la cosa no pasaría a mayores, llevaron adelante el tema con la disidencia de Ricardo Lorenzetti y Carlos Maqueda.
Cuando se hizo pública la acordada, levantó una polvareda que obligó al gobierno a dar marcha atrás y tratar de salvar la ropa de la mejor manera posible. La teoría conspirativa —por darle algún nombre— sostiene que la jugada formaba parte de un plan fraguado en las entrañas del poder macrista para desandar lo actuado, en punto a la defensa de los derechos humanos, desde la administración de Raúl Alfonsín hasta la de Néstor y Cristina Kirchner. Urdido desde largo hace por los laderos presidenciales, le habría sido presentado a los mencionados miembros de la Corte y, comprado que fue por éstos, se puso en marcha con los resultados por todos conocidos.
No se le puede negar a los abanderados de tamaña interpretación una imaginación frondosa. Si se decidiesen a escribir un libro sobre los hechos, lo suyo entraría de lleno en el campo de la literatura fantástica. Tampoco cabría negarles capacidad para aprovechar una oportunidad y, con base en la misma, montar un relato que, falso de principio a fin, a muchos le ha parecido verosímil. Con esta particularidad, digna de mención: en política lo verosímil suele ser más importante que lo verdadero.
 
En rigor de verdad no existió ninguna estrategia montada en la Casa Rosada con el propósito de dotar de impunidad a los integrantes de las Fuerzas Armadas detenidos. Por tres distintas razones que son del caso mencionar. La primera nada tiene que ver con la naturaleza del macrismo y sólo atañe a la Corte Suprema. Cualquiera medianamente enterado sabe que en su seno y por líneas interiores hay entablada una sorda disputa entre Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti. No es un conventillo aunque a veces se le parezca mucho. Lo cual no supone que a los integrantes de tan levantado tribunal se los pueda embarcar en una maniobra como la que supuestamente habrían tejido Torello y Rodríguez Simón. Ni Rosenkrantz ni Rosatti son juristas a los que resulta fácil arrear.
La segunda razón sí se relaciona con la esencia del Pro. Suponer que a Mauricio Macri, Marcos Peña, Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal y Jaime Durán Barba les interesa el destino de los oficiales y suboficiales presos, es no entender ni su pensamiento ni su estrategia política. El tema los tiene sin cuidado y casi podría decirse que lo consideran un estorbo. No están en condiciones de ignorarlo pero le prestan poca —si acaso alguna— atención. Cuanto más lejos esté de su radar, tanto mejor.
Ello sin contar —tercera razón— el temor reverencial que le tienen a la izquierda cultural y a las organizaciones que se autoproclaman defensoras de los derechos humanos. El Pro es un partido que cultiva lo políticamente correcto y actúa en consecuencia. No resulta ni bueno ni malo; es así. Por eso sería inconcebible que hubiesen pergeñado sus dirigentes algo siquiera parecido a lo que le endilgan sus enemigos. Nunca se hubieran animado a pensarlo. Menos aún a ponerlo en práctica. La legislatura porteña le da el nombre de Paco Urondo a una estación del subte, mientras la Biblioteca Nacional celebra como a un prócer de las letras a Rodolfo Walsh y la Secretaría de Comunicaciones manda imprimir una estampilla conmemorando el cincuenta aniversario de la muerte del Che Guevara. No implica que el macrismo sea por esto comunista o cosa que se le parezca. Sencillamente, es bienpensante.
 
¿Qué fue lo que sucedió? —El gobierno supo por boca de uno de los ministros de la Corte del fallo que estaba a punto de hacerse público y no reaccionó airado, ni mucho menos. Nadie imaginó la tormenta que se avecinaba. Tan es así que las declaraciones iniciales de los funcionarios que se animaron a hablar, no pasaron a mayores. El parecer temprano del macrismo se podría definir con esta frase: “aunque no nos guste, si se atiene a derecho debemos aceptarlo”. Es lo que pensaban todos. A ninguno le gustaba demasiado el 2 por 1, pero de ahí a desconocer a la Corte había un abismo. De no haberse generado la reacción que juntó a todo el marco opositor —prescindiendo de considerar sus profundas diferencias—, la Casa Rosada no hubiese abierto la boca, como de hecho ocurrió en las primeras horas.
Sólo que la crisis estalló y los reflejos gubernamentales esta vez funcionaron rápido. Desde Macri para abajo y sin ponerse colorados sus colaboradores se montaron a la ola de repudio y hasta la encabezaron. Olvidaron en un santiamén el discurso inicial y poco menos se rasgaron las vestiduras ante un fallo que ahora les parecía inconcebible. Asustado ante la posibilidad de quedar pegado a un fallo que presuntamente beneficiaba a los represores, el macrismo puso en evidencia que, con tal de salvar el trance, es capaz de pisotear los principios que declama defender. Al fin y al cabo la ley del 2 x 1 —odiosa por donde se la analice— tuvo vigencia, y es una base del derecho penal la aplicación de la ley más benigna. En ello reside la esencia del fallo.
Como la coalición gobernante temió perder votos no encontró mejor manera que proceder con un tiro por elevación a la Corte. ¿Las instituciones? —Bien gracias. Bienvenido sea el realismo político.