Skip navigation

Tag Archives: Juan Bautista Alberdi

 

Link para volver > http://wp.me/p2jyBb-1sP

 

Pinche el Titulo SAmarillo para ver el documento en PDF 

Argentina Continua En Guerra Con Los “INFAMES TRAIDORES A LA PATRIA” (Definición Constitucional Art. 29)

 

 

RV: De no creer: Están armando el circo “Operativo Independencia II”

AL

Alfredo Nobre Leite<mailto:marimba37@outlook.com>

 

Responder|

sáb 23/09, 02:07 p.m.

Alfredo Nobre Leite (marimba37@outlook.com)

LOS JUECES PREVARICADORES QUE ESTÁN ARMANDO UN NUEVO CIRCO “OPERATIVO INDEPENDENCIA II“, ANTES DE SEGUIR CON ESA FARSA, DEBERÍAN LEER EL DECRETO SECRETO Nº 261 CON FECHA 5 DE FEBRERO DE 1975. DICE EN SU ARTÍCULO 1º “EL COMANDO GENERAL DEL EJÉRCITO PROCEDERÁ A EJECUTAR LAS OPERACIONES MILITARES QUE SEAN NECESARIAS A EFECTOS DE NEUTRALIZAR Y/O ANIQUILAR EL ACCIONAR DE LOS ELEMENTOS SUBVERSIVOS QUE ACTÚAN EN LA PROVINCIA DE TUCUMÁN”. FIRMADO MARÍA ESTELA MARTÍNEZ DE PERÓN EN ACUERDO GENERAL DE MINISTROS.

MÁS CLARO ÉCHALE AGUA.

POR FAVOR DIVULGAR

 

Enviado: sábado, 23 de septiembre de 2017 02:51 p.m.
Asunto: Rv: De no creer: Están armando el circo “Operativo Independencia II”

 

 

https:// presospoliticosargentina. wordpress.com/2017/09/21/de- no-creer-estan-armando-el- circo-operativo-independencia- ii/

 

JUSTICIA

De no creer: Están armando el circo “Operativo Independencia II”

Argentina Continua En Guerra Con Los INFAMES TRAIDORES A LA PATRIA (Definición Constitucional Art. 29)

SEPTIEMBRE 21, 2017 PRESOS POLÍTICOS DE ARGENTINA

Esta nueva parodia de juicio que estan preparando proviene de uno de los expedientes de la “causa Jefatura I” y otro, aborda el caso del vicegobernador tucumano Dardo Molina, desaparecido en 1976. Acumularon cuatro causas con las que pondrán en escena otro “megajuicio” para dar continuidad al lucrativo negocio de los ddhh.

El secretario del tribunal oral federal tucumano, Mariano García Zavalía, confirmó que a principios de 2018 comenzará otra “megacausa”, que será el quinto circo judicial que se escenificará en esa sala.
“Hay una serie de causas que estaban elevadas a juicio y que se unificaron. Abarcan hechos de 1975 y también otros posteriores al Golpe de Estado de 1976”, explicó. Según informaron, “se trata de la acumulación de cuatro causas, dos grandes y dos más chicas, en cuanto al número de ‘víctimas’. Las más numerosas son “Operativo Independencia II” y una ampliación de “Jefatura I”.

La primera es la segunda parte del infame proceso oral que concluyó el viernes pasado y que trató por primera vez sobre hechos ocurridos durante el combate al terrorismo en Tucumán, pero victimizando a los criminales que atentaban contra el gobierno democrático de Isabel Martínez de Perón. En este anticonstitucional juicio se someterá a 15 prisioneros políticos.

La segunda, tendrá dos víctimas de la represalia terrorista a Guillermo Tártalo (de más de 70 años y una pierna amputada) y Juan Francisco Nougués  (77) y en la vereda opuesta, a 22 personas que se autodenominan “víctimas”, las que participaron del primer simulacro de  juicio.

Entre las causas está la que aborda la detención y muerte de Dardo Molina, vicegobernador de Amado Juri. El senador provincial fue apresado en diciembre de 1976 y, según el RELATO, pasó por varios “centros”, según declararon testigos en juicios  anteriores- permaneciendo desaparecido hasta febrero de 2014, cuando sus restos fueron identificados en el sitio que denominan  “Pozo de Vargas”.

“El tribunal revisará su agenda y, si bien la fecha no está fijada, se está pensando en que podría comenzar en febrero o marzo de 2018. Luego, hay otra causa que tiene como único imputado a Luciano Benjamín Menéndez y ‘hay que buscarle un espacio’, porque él tiene una agenda de juicios programada”, dijo García Zavalía.

El primer juicio-circo “de lesa” que se concretó en el tof fue en 2008, por la causa “Vargas Aignasse”. Luego siguieron “Jefatura I” (2010); “Romero Niklison” y “Aguirre-Weiss” ( 2011); “Emma del Valle Aguirre” (2012); “Arsenales II-JefaturaII” (2013) “Toledo de Ygel” (2013); “De Benedetti”, “Cantos” y “Villa Urquiza” (2014); “Manlio Martínez” (2015) y “Operativo Independencia”.

Anuncios

Levantate ARGENTINA  Sacude Tus Cadenas Tu Puedes Otra vez Vociferar Rabiosa, El Grito SAGRADO Honor, Trabajo y LIBERTAD

Link Para Compartir: > http://wp.me/p2jyBb-1sk 

De Almafuerte – Pedro Bonifacio Palaciods para ARGENTINA

http://www.taringa.net/posts/info/6015753/Poeta-Almafuerte-No-te-des-por-vencido-ni-aun-vencido.html

.

Almafuerte es el seudónimo conocido de Pedro Bonifacio Palacios, que nació en San Justo, provincia de Buenos Aires, Argentina, en el año 1854. 

¡ AVANTI ARGENTINA !

 -0-

Si te postran diez veces, te levantas
otras diez, otras cien, otras quinientas;
no han de ser tus caídas tan violentas
ni tampoco, por ley, han de ser tantas.
Con el hambre genial con que las plantas
asimilan el humus avarientas,
deglutiendo el rencor de las afrentas
se formaron los santos y las santas.
Obcecación asnal, para ser fuerte,
nada más necesita la criatura,
y en cualquier infeliz se me figura
que no mellan los garfios de la suerte …
¡ Todos los incurables tienen cura
cinco minutos antes de su muerte !

-0-

¡ PIU AVANTI ARGENTINA!

No te des por vencida, ni aún vencida,
no te sientas esclava, ni aún esclava;
trémulo de pavor, piénsate bravo,
y acomete feroz, ya mal herida.
Ten el tesón del clavo enmohecido
que ya viejo y ruin, vuelve a ser clavo;
no la cobarde estupidez del pavo
que amaina su plumaje al primer ruido.
Procede como Dios que nunca llora;
o como Lucifer, que nunca reza;
o como el robledal, cuya grandeza
necesita del agua, y no la implora…
Que muerda y vocifere vengadora,
ya rodando en el polvo, tu cabeza !

-0-

¡ MOLTO PIU AVANTI ARGENTINA!

Los que viertan sus lágrimas amantes
sobre las penas que no son sus penas;
los que olvidan el son de sus cadenas
para limar las de los otros antes;
los que van por el mundo delirantes
repartiendo su amor a manos llenas,
caen, bajo el peso de sus obras buenas,
sucios, enfermos, trágicos, sobrantes.
¡Ah! Nunca quieras remediar entuertos;
nunca sigas impulsos compasivos;
ten los garfios del Odio siempre activos
y los ojos del juez siempre despiertos…
y al echarte en la caja de los muertos,
menosprecia los llantos de los vivos !

-0-

¡ MOLTO PIU AVANTI ANCORA ARGENTINA !  

Esta vida mendaz es un estrado
donde todo es estólido y fingido,
donde cada anfitrión guarda escondido
su verdadero ser tras el tocado:
No digas tu verdad ni al más amado,
no demuestres temor ni al más temido,
no creas que jamás te hayan querido
por más besos de amor que te hayan dado.
Mira cómo la nieve se deslice
sin una queja de su labio yerto,
cómo ansía las nubes del desierto
sin que a ninguno su ansiedad confíe:
Maldice de los hombres, pero ríe;
vive la vida plena, pero muerto.

-0-

¡ MOLTISIMO PIU AVANTI ANCORA !

Si en vez de las estúpidas panteras
y los férreos, estúpidos leones, encerrasen dos flacos mocetones
en la frágil cárcel de las fieras:
No habrían de yacer noches enteras
en el blando pajar de sus colchones,
sin esperanzas ya, sin reacciones,
lo mismo que dos plácidas horteras;
Cual Napoleones pensativos, graves,
no como el tigre sanguinario y maula,
escrutarían palmo a palmo su jaula,
buscando las rendijas, no las llaves…
Seas el que tú seas, ya lo sabes:
a escrutar las rendijas de tu jaula !

-0-

¡ VERA VIOLETA ARGENTINA !

En pos de su nivel se lanza el río
por el gran desnivel de los breñales;
el aire es vendaval, y hay vendavales
por la ley del no fin, del no vacío;
la más hermosa espiga del estío
ni sueña con el pan en los trigales;
el más dulce panal de los panales
no declaró jamás: yo no soy mío;
y el sol, el padre sol, es raudo foco
que fomenta la vida en la Natura,
por calentar los polos no se apura,
ni se desvía un ápice tampoco:
¡ Todo lo alcanzarás, solemne loco…
siempre que lo permita tu estatura !

-0-

LA YAPA PARA ARGENTINA

Como una sola estrella no es el cielo,
ni una gota que salta, el Océano,
ni una falange rígida, la mano,
ni una brizna de paja, el santo suelo:
tu gimnasia de jaula no es el vuelo,
el sublime tramonto soberano,
ni nunca podrá ser anhelo humano
tu miserable personal anhelo.
Qué saben de lo eterno las esferas ?
de las borrascas de la mar, las gotas ?
de puñetazos, las falanges rotas ?
de harina y pan, las pajas de las eras ?…
¡ Detén tus pasos Lógica, no quieras
que se hagan pesimistas los idiotas !

ALMAFUERTE  Gran poeta moralista argentino!!

 

AMIGO LECTOR de mis Blogs: Esto ESTA SIN TERMINAR, VUELVA POR LO MAS IMPORTANTE:    MIS COMENTATIOS PARA PODER COMPRENDER EL TITULO,  que significa:  “SASS” y porque ARGENTINA FUE y con poca ayuda nuestra  VOLVERA A SER “EL MEJOR MODELO DE PAIS EN ESTE MUNDO (o escribame a:  gsaintmartin@hotmail.com 

Link para compartir >  http://wp.me/p2jyCr-Tb 

Link corto para compartir >  http://wp.me/p2jyBb-1ed 

Los titulos amarillos contienen LINKS a documentos completos en PDF

De: Enrique Guillermo Avogadro <ega1@enriquegavogadro.com.ar>
Enviado: sábado, 02 de septiembre de 2017 08:40 a.m.
Para: maguiacuve
Asunto: Suerte grela, por Enrique G.Avogadro

 

Suerte Grela

 

“Qué sola irá la grela, tan última y tan rara,
sus grandes ojos tristes trampeados por la suerte,
serán sobre el tapete raído de su cara,
los dos fúnebres ases cargados de la muerte”. Horacio Ferrer

 

Una vez más, la Argentina, cuya economía se está recuperando a ojos vista, parece verse inmersa en una espiral de violencia que, sin duda alguna, tiene su origen en la más bastarda política; tal como sucedió en los 70’s, un grupo absolutamente minoritario se siente con el mesiánico derecho a conducir a la sociedad hacia un proyecto político que, según cree, sólo la generalizada estupidez evita que sea deseado por todos.

Entonces, aquellos jóvenes extraviados pretendieron llevarnos -con miles de asesinatos, bombas y robos- hacia Cuba y su marxismo que, con el paso de más de seis décadas, ha demostrado su estrepitoso fracaso. Hoy, en cambio, a lo único que aspiran sus descendientes subversivos es a desestabilizar al Gobierno, evitar la disgregación demostrada en las urnas primarias y sembrar pánico entre los jueces, con el único propósito de torcer el destino y conseguir que los máximos líderes de este populismo infamemente corrupto terminen donde deben estar: en la cárcel.

No es casual, ni fue magia, que confluyeran en esta posición -el “club del helicóptero”- la delincuente Hebe Bonafini (“la madre de las madres” como la llamaba don Néstor, según Ceferino Reato) y los exonerados policías de la Provincia de Buenos Aires, y personajes tales como Estela Carlotto, Manuel Quieto (el desafinado ¿cantante? de La Mancha de Rolando), el ¿pacífico? Adolfo Pérez Esquivel, el ¿cómico? Diego Capusotto, los ¿maestros? Roberto Baradel, Luis D’Elía y Hugo Yatsky, los ¿periodistas? Horacio Verbitsky y Víctor Hugo Morales, y tantos otros ciegos seguidores de la noble viuda.

Cristina Elisabet Fernández ya siente en la nuca el aliento de los magistrados de Comodoro Py que, con su más que fino olfato, han despertado y comenzado, finalmente, a investigar, juzgar y condenar la sideral corrupción de la extendida década en la que su marido y ella fueron inquilinos de la Casa Rosada; la reciente citación a juicio oral de las causas “Ciccone” y “Once II”, en plena campaña electoral, en las cuales deberán comparecer Amado Boudou y Julio de Vido, respectivamente, es una clara prueba de ello.

Con seguridad, la ex Presidente está muy preocupada por el futuro (obviamente, no económico) de sus hijos, también firmes candidatos a ir presos. Por eso, se sube a cualquier colectivo que pueda alejarlos de ese inexorable destino sudamericano, como diría Jorge Luis Borges, aunque en el trayecto la conductora ebria atropelle a toda una desprotegida, cómplice y anómica sociedad.

Con sólo observar que, en el reclamo por la aparición de Santiago Maldonado y la improbada imputación a la Gendarmería Nacional y en la defensa de ese invento antropológico denominado RAM (Resistencia Ancestral Mapuche), matizado por los destrozos de encapuchados que asolaron el centro porteños, aparecen lo que queda de Montoneros, ERP y Quebracho en franca gimnasia revolucionaria, con toda su parafernalia de fusiles y lanzas cruzados, y que los integrantes de la CTERA adoctrinan en las aulas a los más chicos, resulta fácil colegir qué pretende y a qué está dispuesta a recurrir. Más de setenta atentados incendiarios, incluido dos en la propia ciudad de Buenos Aires y uno en El Bolsón, resultan al menos inquietantes.

Ahora falta saber qué hará el Gobierno para impedir que la escalada de violencia, todavía relativamente incipiente, escale y se expanda. Como dije la semana pasada, no tengo duda alguna que Mauricio Macri se ha puesto las botas y avanza a paso redoblado sobre la realidad política nacional e internacional (caso Venezuela), pero aún resta conocer su posición frente a estos hechos, cuyo inmediato futuro puede ya verse en el sur de Chile, la otra víctima de sus provocados incendios, devastación y muerte, impunes por decisión del gobierno socialista de Michelle Bachelet.

El Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires está lo suficientemente preocupado por los trascendidos que hablan de una intensificación de estas acciones en las semanas que median hasta las elecciones legislativas del 22 de octubre, y ha dado directivas “defensivas” a sus efectivos. Pero, al menos por ahora, nada parece haber hecho para conjurar el peligro.

En esta rara Argentina que hemos sabido conseguir, con los terroristas premiados con indemnizaciones gigantescas y opacas, sentados en gobernaciones, ministerios y sillones parlamentarios, las Fuerzas Armadas tienen vedado, por ley, realizar acciones militares dentro del territorio. Para modificar ese marco legal, aún si quisiera que actuaran contra el narcotráfico y el terrorismo, Cambiemos carece de fuerza en las cámaras del Congreso y dudo que fuera acompañado por las distintas formas del peronismo.

Por lo demás, ¿quién asegura que los oficiales y suboficiales cumplirían las órdenes aún cuando contaran con el respaldo legislativo? Todos hemos visto a este ¿honorable? poder del Estado -un verdadero aguantadero de criminales, que se nutrirá pronto con la presencia de Cristina Kirchner- declarar la nulidad de las leyes de “obediencia debida” y “punto final”, que había sancionado veinte años antes. ¿Quién puede asegurarles que no lo haría nuevamente en el futuro?

Y también vemos a los fiscales “legítimos” y jueces prevaricadores, verdaderos asesinos togados, violar todas las normas constitucionales (legalidad, principio de inocencia, irretroactividad de la ley, defensa en juicio, juez natural, etc.) para perseguir y encarcelar de por vida a más de dos mil  militares de los que lograron que pudiéramos conservar la integridad nacional y la democracia, cumpliendo órdenes legítimas de una Presidente democrática, integrante de la fórmula que obtuvo el mayor porcentaje de votos de la historia, durante el Operativo Independencia, en Tucumán; más de cuatrocientos ya murieron en cautiverio. El beneficio de la prisión domiciliaria concedida, por intercesión de la Comisión de Derechos Humanos de la OEA, clama al cielo; los presos políticos de esta democracia reconquistada en 2015, son mucho más viejos y no tienen posibilidad alguna de entorpecer la investigación de hechos ocurridos hace cuarenta años y, sin embargo, ese beneficio, de todo punto de vista legal, no le es reconocido.

Y recordemos que el Presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, dijo hace tiempo y sin ponerse colorado, que los juicios por los supuestos crímenes de lesa humanidad son una política de Estado, consensuada con los otros dos poderes; ¿no debían los jueces impartir justicia? Pensemos que, después del fallo “Muiña” del alto Tribunal, que aplicó correctamente el principio de la ley más benigna, el Congreso, casi por unanimidad -Cambiemos la inspiró- sancionó una ley que establece que ese beneficio no resulta aplicable a los amañados procesos por supuestos crímenes de lesa humanidad. ¿Qué dirá al respecto la Corte cuando deba expedirse en casos similares?

Espero, ya con pocas esperanzas, que el ignominioso tema de los presos políticos se solucione a partir de octubre, porque constituye hoy la mancha más penosa que pesa sobre la política de derechos humanos del actual gobierno al que, como queda claro, votaré en las legislativas.

Bs.As., 2 Sep 17

Enrique Guillermo Avogadro

Abogado
Tel. (+5411) ò (011) 4807 4401/02
Cel. en Argentina (+54911) o (15) 4473 4003
Cel. en Brasil (+5521) 8128 7896
E.mail: ega1@avogadro.com.ar
E.mail: ega1avogadro@gmail.com
Site: www.avogadro.com.ar
Blog: http://egavogadro.blogspot.com
Skype: ega1avogadro
Facebook: enrique guillermo avogadro
Twitter: @egavogadro

 

viernes, 25 de agosto de 2017

A Paso Redoblado – http://wp.me/p2jyBb-1rS

A Paso Redoblado

“Te matan, te despedazan, te persiguen con maldiciones.

¿Qué importa todo  esto para que tu pensamiento

permanezca puro, prudente, sensato, justo? 

Marco Aurelio

Link para compartir >  http://wp.me/p2jyBb-1rS

Bs.As., 26 Ago 17  /  Publicado por Enrique Guillermo Avogadro

 

Tal como se preveía, el innegable éxito alcanzado por Cambiemos en las primarias de las legislativas del próximo octubre produjo algunos efectos inmediatos. El primero, obviamente, fue la rápida reacción de los magistrados de Comodoro Py, que nuevamente aceleraron las causas por corrupción que afectan a los grandes capitostes del kirchnerismo.

A propósito, la sociedad se consterna diariamente cuando percibe que la asociación ilícita que fundaran don Néstor y doña Cristina y que tuviera entre sus miembros a tantos de los funcionarios del Poder Ejecutivo, pseudo empresarios y testaferros de todos los colores, no dejara caja del Estado por saquear, fueran cuales fueran el tamaño y el objetivo, aún los teóricamente más solidarios y universales.

A esta altura, cuando sólo ha transcurrido una semana, hasta la propia ex Presidente y sus hijos han sido llamados a prestar una nueva declaración indagatoria, esta vez por una de las causas que más preocupa a la familia, Los Sauces, y me atrevo a decir que serán todos procesados. Pero esa súbita reacción judicial no terminó allí sino que pronto los emblemático Amado Boudou y Julio de Vido se verán convocados a juicio oral por el robo de Ciccone, por el crimen de Once y por la compra de trenes chatarra a España y Portugal.

Al respecto recuerdo que, en ocasión de una visita que realicé a la península invitado por Renfe (los ferrocarriles españoles), alguien me comentó que ambos países pagarían a quien se llevara ese equipamiento, ya que estaba construido con materiales cancerígenos (asbesto); sin embargo, nada de eso obstó para que Ricardo Jaime, ahora tras las rejas, corriera a “comprarlos” para que terminaran pudriéndose en la pampa argentina. La Justicia, ahora tan diligente, debiera investigar este aspecto del monumental negociado, ya que podría implicar la duplicación de la estafa.

Lo que llamó más la atención fue la verdadera asunción del poder presidencial por parte de Mauricio Macri a quien, injustamente por cierto, se veía como algo irresoluto o indeciso. Con el escaso poder de fuego con que aún hoy cuenta en ambas cámaras del Congreso, y las generalizadas dudas acerca de un eventual regreso del populismo, que intranquilizaban tanto a jueces como a potenciales inversores, más no podía hacer el Presidente hasta estos días.

Una comparación lineal con la actitud de don Néstor cuando llegó a la Casa Rosada en 2003, con sólo 22% de los votos y rápidamente se hizo con todo el poder nacional, resultaría por completo ridícula, toda vez que ahora se trata de un mandatario no peronista. Fácil resultó para alguien que, aún con poco apoyo, se había adueñado de la chequera y había vencido, ya que en el famoso “movimiento”, el que gana gobierna y los demás acompañan. En la aplicación estricta de ese apotegma se puede leer la suerte actual de doña Cristina, ya que –aunque el recuento final de las PASO en la Provincia de Buenos Aires la conviertan finalmente en triunfadora por escasas décimas- son demasiadas las veces en que condujo al peronismo a la derrota, incluida la reciente gran encuesta nacional.

Macri ha elegido demostrar su voluntad política y su carácter personal sobre todo en dos campos: la Justicia y el mundo sindical, los estamentos más descalificados por la sociedad.

Hizo suyo así el reclamo social por una limpieza profunda que la sociedad exigió en las multitudinarias concentraciones de junio y agosto, y el primero en sufrir ese cambio de actitud fue Eduardo Freiler, el ladrón auténtico, suspendido como integrante de la Sala I de la Cámara Federal; pero la nómina de claros objetivos no terminó con él, ya que ahora la encabeza la Procuradora General, Alejandra ¡Giles! Carbó (también llamada a indagatoria por el sobreprecio en la compra de un inmueble), y al menos tres magistrados federales. Para tener una somera idea de lo nefasto del Poder Judicial que heredó el Presidente de su antecesora basta con decir que uno de los representantes de los jueces en el Consejo de la Magistratura, responsable de juzgar la conducta de sus colegas, está a su vez imputado ante el mismo organismo por delitos vinculados a la trata de personas.

De todas maneras, resultó casi cómico ver cómo se rasgaron las vestiduras los lenguaraces kirchneristas, mientras clamaban por formas republicanas, aunque debieron reconocer que el proceso que condujo a la suspensión antedicha fue ajustado a derecho.

En el otro campo de batalla escogido, la guadaña presidencial alcanzó a varios funcionarios del Poder Ejecutivo cuyas tareas estaban vinculadas a la administración de los fondos que se derivan a las obras sociales sindicales, la verdadera crema del órgano más sensible de los jerarcas gremiales, el bolsillo. Se extenderá, seguramente, a las organizaciones que intermedian y gerencian la relación entre el Estado y los más necesitados, a los cuales convierten en carne de cañón de los piquetes y marchas con que torturan a la ciudadanía y extorsionan al Gobierno.

En este caso, la gota que hartó la paciencia del Presidente fue la marcha que organizaron algunos gremios –en especial, Camioneros- en curiosa asociación con ambas CTA, una de ellas declaradamente kirchnerista. En Plaza de Mayo asistimos a una disputa entre facciones por el poder en la CGT, ahora comandada por un triunvirato cuyo estallido quedó explicitado en el mismo palco.

Si, como se dice en los mentideros políticos, decide avanzar sobre los caciques sindicales, casi todos con décadas en ese rol, con investigaciones patrimoniales y consecuentes denuncias penales, encontrará mucha tela para cortar y, una vez más, tendrá a su favor el respaldo social porque, como dije, los gremialistas mandamases eternos son los más rechazados por la ciudadanía en su conjunto. Hugo Moyano, Omar Viviani, Andrés Centauro Rodríguez, José Luis Lingeri, Sergio Palazzo y varios más deben estar poniendo las barbas en remojo, porque los penosos recuerdos de José Pedraza y Omar Caballo Suárez están muy frescos.

En fin, también se ha puesto las botas Macri en lo que respecta a las relaciones internacionales, comenzando por la designación de Jorge Faurie como Canciller, ya que se puso a la cabeza de la resistencia continental contra la tiranía genocida de Nicolás Maduro, sin por ello respaldar las amenazas bélicas que formuló Donald Trump hace unos días; ha obtenido el difícil consenso de los países del Mercosur, logrando la suspensión de Venezuela como miembro del bloque, a pesar de la resistencia encabezada por la facción marxista de José Pepe Mujica dentro del Frente Amplio gobernante en Uruguay.

Finalmente, la economía ha comenzado a dar buenas y firmes noticias y es presumible que esas notables mejoras lleguen a la percepción de las clases más necesitadas antes de octubre. Si así fuera, obviamente, el triunfo de Cambiemos en las verdaderas elecciones legislativas de octubre se transformará en una certeza, y el país podrá así aspirar a más años de normalidad y crecimiento sin populismo derrochador y corrupto.

Bs.As., 26 Ago 17

Publicado por Enrique Guillermo Avogadro

 

Por La REPUBLICA Argentina El mejor Pais del Mundo, Facilmente RECUPERABLE, con solo UNIRNOS 

 Por Enrique Guillermo Avogadro.

“Desgraciada la generación cuyos jueces merecen ser juzgados”.

Talmud

 

A priori, le ruego siga difundiendo esta convocatoria hasta el último minuto, a ver si conseguimos movilizar a los jóvenes para que nos acompañen en esta patriada. Mientras tanto, y de todas maneras, pensemos en qué nos pasa a los argentinos y qué imagen estamos mostrando al exterior; realmente, ¿cómo el crisol de razas, del que tanto nos enorgullecimos en el pasado, ha podido derivar en este país de borregos emasculados?
El miércoles fuimos sorprendidos por una noticia procedente de Brasil, que nos debería llenar de vergüenza (una más, porque diariamente las novedades que deparan nuevos descubrimientos de la corrupción del kirchnerismo nos convierten en el hazmerreir generalizado): la condena a casi diez años de prisión dictada por el Juez Sergio Moro, un magistrado de Curitiba, Paraná, contra Luiz Inácio Lula da Silva, ex Presidente y aún dueño de una importante intención de voto en su país. Obviamente, será apelada ante el Tribunal Federal Regional y, con seguridad, llegará al Supremo Tribunal Federal, pero la repercusión ya ha sido inmensa, sobre todo porque lo inhibiría de presentarse a nuevas elecciones.

 Sergio Fernando Moro

La vergüenza tiene varios aspectos en la lógica comparación con lo que aquí sucede. El primero, la celeridad y la independencia con que actúa la Justicia allí, mientras que nosotros seguimos sin saber siquiera cómo y cuándo murió el Fiscal Alberto Nisman, por ejemplo, y los responsables del infame crimen de Once siguen en libertad.
Luego, la pequeña cantidad de la cual Lula se habría apropiado personalmente; un departamento en el litoral paulista no tiene punto de comparación con el imperio hotelero e inmobiliario que Néstor y Cristina construyeron ni, por supuesto, con la propiedad de tantas estancias y empresas puestas a nombre de sus testaferros, incluyendo una gran porción de las acciones de YPF, que los Eskenazi compraron para Kirchner sin dinero. Finalmente, el monto total defraudado al fisco brasileño es infinitamente menor que el saqueo al que fue sometida la Argentina durante la prolongada década del latrocinio pingüino, tanto en términos relativos (por la enorme diferencia en el PBI de ambos países) cuanto absolutos: los US$ 3.500 millones desaparecidos en nuestro vecino no son nada frente a la gigantesca fortuna que amasaron nuestros inventores de una revolución imaginaria.
Algo similar está ocurriendo en Perú, donde su ex Presidente Ollanta Humala y su mujer acaban de ser encarcelados por corrupción en las operaciones con Odebrecht, y hasta en Ecuador, ya que el sucesor de Rafael Correa, elegido por éste presumiendo que sería un títere, ha ordenado abrir una investigación contra su padrino político por idénticas razones, amén de acusarlo de haber estrellado la economía de su país con su populismo.
Todos esos hechos, a los cuales debe sumarse lo sucedido en los dos países modélicos de la región, por los cuestionamientos chilenos a su Presidente, Michele Bachelet, en razón de algunos negociados de los que se acusa a su familia, las graves sospechas de corrupción durante el gobierno de José “Pepe” Mugica, que están golpeando fuertemente al Frente Amplio y lo colocan al borde de perder por primera vez las elecciones uruguayas desde 2004, y los reiterados rumores sobre Evo Morales y su amante, gestora de grandes negocios en Bolivia, confirman la profetizada ola de decencia que comenzó a impactar en este siglo sobre todos los regímenes populistas de la región, condenándolos al tacho de basura de la historia.

 Nicolás Maduro

Una excepción, claro, son los terribles acontecimientos que, en cien días, han llevado a la tumba a más de cien jóvenes en las protestas contra Nicolás Maduro, que sigue manteniendo el poder sentado sobre las bayonetas de su ejército y de sus milicias paramilitares. Lamentablemente, la crisis que desangra a Venezuela no parece tener siquiera una imaginable solución, porque el tirano es sólo uno de los miles de bandidos que se reúsan a escuchar el clamor mundial y, si se fugara o muriera, detrás están Diosdado Cabello y cientos de generales poco dispuestos a perder tanto su libertad como las enormes fortunas que han acumulado con el narcotráfico y los pingües negocios que realizan a costa del Estado. La otra, obviamente, es la gerontocracia cubana, sostenida exclusivamente por el cordón umbilical que la une a Caracas y a través del cual fluye el petróleo que los venezolanos pagan con su cotidiana hambruna.
Pero la Argentina sigue dando la nota desafinada en ese concierto regional que tan bien suena. El peronismo se niega a entregar las cabezas de de los máximos exponentes de su corrupción: el Senador Carlos Menem, el Diputado Julio de Vido, el Juez Eduardo Freiler y, por supuesto, la Procuradora General, Alejandra ¡Giles! Carbó, llamada ayer a indagatoria. Muy por el contrario, cierra filas en su defensa y eso es comprensible porque, si esas testas rodaran, resultaría imposible que no arrastraran a muchos más, tal como amenazó el ex Ministro de Planificación cuando creyó que lo abandonarían a su suerte. El PJ adoptó idéntica posición en la resistencia a los fallos judiciales que impiden al Senador Ruperto Godoy continuar integrando el Consejo de la Magistratura por no reunir el elemental requisito de ser abogado.
Y qué decir de la libertad que gozan tantos procesados por delitos no excarcelables, mientras se mantiene en prisión preventiva por décadas a dos mil ancianos, acusados por hechos ocurridos hace cuarenta años, que no corren riesgo de fuga ni, menos aún, poner en peligro la investigación.
Es por eso que los ciudadanos debemos demostrar -y probarnos- que no somos meros eunucos y salir a la calle a exigir a la Justicia, en las personas de ese Consejo y de la Corte Suprema de Justicia, que deje de marearnos la perdiz y cumpla con el deber que la Constitución Nacional le impone. Y debemos hacerlo, como dice el cartel que encabeza esta nota, el 3 de agosto, a las 18:00, en Plaza Lavalle (y frente a las sedes de los tribunales de todo el país), donde tienen su asiento ambos órganos.

 Alejandra Gils Carbó

Las consignas y reclamos deben ser concretos y unívocos. Es imprescindible que exijamos al Consejo que deje de ser el mamarracho en que se ha convertido, designe a los jueces que deben cubrir las incontables vacantes en todos los fueros y en todas las instancias, y desplace de una buena vez a los enriquecidos canallas que hoy ejercen magistraturas y venden sus sentencias al mejor postor, mientras pretenden que los ciudadanos nos sometamos a ellas como si provinieran de Dios mismo.
A la Corte, que actúe con independencia e imponga su poder sin dilaciones y sin oportunismo. Y a nuestro inicuo Congreso -ahora un mero aguantadero de delincuentes que se mofan de sus representados- que modifique el Código Procesal Penal de la Nación de modo tal que a cualquier procesado por hechos de corrupción, sea político, funcionario o empresario, se le retiren los fueros y se le deniegue esperar en libertad la sentencia definitiva y, a la vez, que sancione de una buena vez las leyes de responsabilidad empresaria y la caducidad de dominio de los bienes mal habidos.
 Porque somos una generación desgraciada, como afirma el Talmud, ya que tenemos jueces que merecen ser juzgados por su corrupción y por su ilegítima militancia política. Y no podemos transmitir esa herencia nefasta a nuestros descendientes; tenemos la obligación de actuar ya mismo para evitarlo y para permitir que nuestro país vuelva a ser una nación orgullosa de de sus valores morales y de su destino, hoy tan marchitos y decadentes.
Bs.As., 15 Jul 17   Enrique Guillermo Avogadro

_______________

 

Argentina Un Pais Ocupado – MAS Que ocupado SIGUE EN GUERRA POR DEFINICION CONSTITUCIONAL (Art.29)

Link para compartir>  http://wp.me/p2jyBb-1qC

 


De: Alfredo Nobre Leite <marimba37@outlook.com>
Enviado: lunes, 3 de julio de 2017 03:29 p. m.
Para: Alfredo Nobre Leite
Asunto: RV: Esto piensa Massot de los juicios de LH

REALISMO POLÍTICO -LEY DEL 2×1- O “AGACHADA” DEL MACRISMO.

POR FAVOR DIVULGAR

Enviado: domingo, 02 de julio de 2017 04:25 p.m.
Asunto: Esto piensa Massot de los juicios de LH

Enviado: domingo, 02 de julio de 2017 09:34 a.m.
Asunto: Esto piensa Massot de los juicios de LH

Bienvenidos al realismo político. Por Vicente Massot ( Prensa Republicana )

 
 
A la hora de explicar el reciente fallo de la Corte Suprema —que en el curso de la semana pasada generó una polémica aún abierta en la sociedad argentina— hay quienes piensan en una suerte de conspiración. En la misma habrían estado involucrados dos amigos íntimos de Mauricio Macri y, al menos, otros tantos ministros del máximo tribunal de justicia de la Nación. Todas las variantes de la izquierda criolla, incluyendo en sus pliegues al kirchnerismo, suponen que José Torello y Pepín Rodríguez Simón decidieron, con la anuencia del presidente, claro está, avanzar junto a Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti en un principio de solución al problema de los militares condenados y presos acusados de haber cometido, durante los años del último gobierno militar, crímenes de lesa humanidad. El voto de Elena Highton de Nolasco, que acompañó al de los nombrados en el fallo de la discordia, habría sido el pago de ésta a la posición que adoptó el oficialismo al momento de discutirse su permanencia en la Corte, cumplidos los 75 años. Convencidos en conjunto que la cosa no pasaría a mayores, llevaron adelante el tema con la disidencia de Ricardo Lorenzetti y Carlos Maqueda.
Cuando se hizo pública la acordada, levantó una polvareda que obligó al gobierno a dar marcha atrás y tratar de salvar la ropa de la mejor manera posible. La teoría conspirativa —por darle algún nombre— sostiene que la jugada formaba parte de un plan fraguado en las entrañas del poder macrista para desandar lo actuado, en punto a la defensa de los derechos humanos, desde la administración de Raúl Alfonsín hasta la de Néstor y Cristina Kirchner. Urdido desde largo hace por los laderos presidenciales, le habría sido presentado a los mencionados miembros de la Corte y, comprado que fue por éstos, se puso en marcha con los resultados por todos conocidos.
No se le puede negar a los abanderados de tamaña interpretación una imaginación frondosa. Si se decidiesen a escribir un libro sobre los hechos, lo suyo entraría de lleno en el campo de la literatura fantástica. Tampoco cabría negarles capacidad para aprovechar una oportunidad y, con base en la misma, montar un relato que, falso de principio a fin, a muchos le ha parecido verosímil. Con esta particularidad, digna de mención: en política lo verosímil suele ser más importante que lo verdadero.
 
En rigor de verdad no existió ninguna estrategia montada en la Casa Rosada con el propósito de dotar de impunidad a los integrantes de las Fuerzas Armadas detenidos. Por tres distintas razones que son del caso mencionar. La primera nada tiene que ver con la naturaleza del macrismo y sólo atañe a la Corte Suprema. Cualquiera medianamente enterado sabe que en su seno y por líneas interiores hay entablada una sorda disputa entre Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti. No es un conventillo aunque a veces se le parezca mucho. Lo cual no supone que a los integrantes de tan levantado tribunal se los pueda embarcar en una maniobra como la que supuestamente habrían tejido Torello y Rodríguez Simón. Ni Rosenkrantz ni Rosatti son juristas a los que resulta fácil arrear.
La segunda razón sí se relaciona con la esencia del Pro. Suponer que a Mauricio Macri, Marcos Peña, Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal y Jaime Durán Barba les interesa el destino de los oficiales y suboficiales presos, es no entender ni su pensamiento ni su estrategia política. El tema los tiene sin cuidado y casi podría decirse que lo consideran un estorbo. No están en condiciones de ignorarlo pero le prestan poca —si acaso alguna— atención. Cuanto más lejos esté de su radar, tanto mejor.
Ello sin contar —tercera razón— el temor reverencial que le tienen a la izquierda cultural y a las organizaciones que se autoproclaman defensoras de los derechos humanos. El Pro es un partido que cultiva lo políticamente correcto y actúa en consecuencia. No resulta ni bueno ni malo; es así. Por eso sería inconcebible que hubiesen pergeñado sus dirigentes algo siquiera parecido a lo que le endilgan sus enemigos. Nunca se hubieran animado a pensarlo. Menos aún a ponerlo en práctica. La legislatura porteña le da el nombre de Paco Urondo a una estación del subte, mientras la Biblioteca Nacional celebra como a un prócer de las letras a Rodolfo Walsh y la Secretaría de Comunicaciones manda imprimir una estampilla conmemorando el cincuenta aniversario de la muerte del Che Guevara. No implica que el macrismo sea por esto comunista o cosa que se le parezca. Sencillamente, es bienpensante.
 
¿Qué fue lo que sucedió? —El gobierno supo por boca de uno de los ministros de la Corte del fallo que estaba a punto de hacerse público y no reaccionó airado, ni mucho menos. Nadie imaginó la tormenta que se avecinaba. Tan es así que las declaraciones iniciales de los funcionarios que se animaron a hablar, no pasaron a mayores. El parecer temprano del macrismo se podría definir con esta frase: “aunque no nos guste, si se atiene a derecho debemos aceptarlo”. Es lo que pensaban todos. A ninguno le gustaba demasiado el 2 por 1, pero de ahí a desconocer a la Corte había un abismo. De no haberse generado la reacción que juntó a todo el marco opositor —prescindiendo de considerar sus profundas diferencias—, la Casa Rosada no hubiese abierto la boca, como de hecho ocurrió en las primeras horas.
Sólo que la crisis estalló y los reflejos gubernamentales esta vez funcionaron rápido. Desde Macri para abajo y sin ponerse colorados sus colaboradores se montaron a la ola de repudio y hasta la encabezaron. Olvidaron en un santiamén el discurso inicial y poco menos se rasgaron las vestiduras ante un fallo que ahora les parecía inconcebible. Asustado ante la posibilidad de quedar pegado a un fallo que presuntamente beneficiaba a los represores, el macrismo puso en evidencia que, con tal de salvar el trance, es capaz de pisotear los principios que declama defender. Al fin y al cabo la ley del 2 x 1 —odiosa por donde se la analice— tuvo vigencia, y es una base del derecho penal la aplicación de la ley más benigna. En ello reside la esencia del fallo.
Como la coalición gobernante temió perder votos no encontró mejor manera que proceder con un tiro por elevación a la Corte. ¿Las instituciones? —Bien gracias. Bienvenido sea el realismo político.

 

Link corto para compartir o Volver >  http://wp.me/p2jyBb-1pO

El ASCO SUPERADOR,

por Enrique G. Avogadro

Enrique Guillermo Avogadro ega1@enriquegavogadro.com.ar 

Domingo 28 de Mayo, 2017
 

El Asco Superador

Hubo dos hechos a comienzos de la semana que, en cierto modo, pasaron desapercibidos para el gran público, pero revisten singular importancia por cuanto confirman que nada ha cambiado respecto a la visión que, sobre la tragedia de la guerra que sacudió al país en los 70’s, tienen los poderes públicos de la Argentina.

El primero, si no fuera trágico, alcanzaría las cumbres más altas del ridículo. Me refiero a la promulgación, por la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, de la ley que obliga a publicar, en todos los documentos oficiales, la cifra de 30.000 desaparecidos; ese disparate normativo se concretó aún a sabiendas (ha sido reiteradamente confesado por los inventores del número mágico) de que se trató de un creación literaria destinada a la pretensión de calificar como “genocidio” lo sucedido y, especialmente, a conmover los bolsillos de las organizaciones europeas de derechos humanos, siempre tan generosas con el terrorismo.

La consagración de ese falso dogma interpela a la sociedad entera, puesto que se trata de la primera vez en que una clara falsificación, por obra y gracia de legisladores de todos los colores -sólo uno votó en contra- se transforma en verdad revelada; María Eugenia Vidal se transformó en cómplice del absurdo dislate y se arrogó el derecho de hablar ex-catedra. ¡Menuda competencia le apareció a S.S. Francisco en su propia tierra!

El segundo hecho que clama al cielo fue la sentencia de la Sala IV (Mariano Borinsky y Juan Carlos Gemignani) de la Cámara Federal de Casación, el tribunal penal más alto del país, que rechazó la concesión de la prisión domiciliaria a Jaime Smart, luego del desconocimiento de su anterior resolución, que la había otorgado, por la Cámara Federal de La Plata. Ésta, para insistir en su posición de rechazo, sostuvo que ese beneficio legal no era aplicable porque el detenido podía fugarse, amén de poner en peligro la investigación de los hechos.

“Jimmy” Smart tiene 81 años de edad y las imputaciones que le formularon se refieren a acontecimientos ocurridos hace cuarenta años. Es decir, un preso que siempre estuvo a disposición de la Justicia y cuya edad excede en mucho la establecida por la ley (70) para acceder al beneficio, ahora -según los asesinos togados- estaría presuntamente dispuesto a convertirse en rebelde, abandonar a su familia y escapar de la acción del Estado. Por lo demás, ¿cómo podría poner en riesgo las pruebas de la investigación, si se trata de hechos acontecidos hace cuatro décadas?

Que esa extraña presunción, o mera excusa para la venganza, se conozca en la misma semana en que la Diputada Lilita Carrió haya acusado a todo el arco político -incluidos sus aliados del Gobierno- de proteger a su colega Julio de Vido, el epítome de la corrupción kirchnerista, convierte lo sucedido en aún más llamativo e irritante. Resulta razonable que haya muchos empresarios preocupados por la posibilidad de la detención del zar de la obra pública de la década en que nos convertimos en silentes esclavos: como se ve en Brasil, el color político no es lo importante; en el mismo lodo, todos se revolcaron.

La sociedad entera reclama a gritos, todos los días, que los jueces actúen de una buena vez contra los saqueadores que, a fuerza de chupar la sangre del país durante doce años, han dejado a la Argentina exangüe. Estos delincuentes, encabezados por la jefa y organizadora de la asociación ilícita que se hizo con el poder en 2003, han alterado reiterada y probadamente las pruebas de los hechos investigados, y las imputaciones que los afectan se refieren a delitos no excarcelables; sin embargo, gozan no de detención domiciliaria sino de total libertad, hasta para trasladarse al extranjero, y alegremente se pasean por las calles, cuando no siguen ocupando altos cargos en alguno de los poderes del Estado.

Desde las bancas parlamentarias, ellos mismos impiden sistemáticamente la sanción de leyes indispensables para la lucha contra la corrupción como, por ejemplo, la de responsabilidad empresarial, la de extinción de dominio sobre los bienes mal habidos o las que, como ocurre en Brasil, permiten lo que allí se llama “delación premiada”; nótese que esta última ha llevado tras las rejas a decenas de senadores, diputados, ministros, gobernadores, funcionarios y grandes empresarios, y que se hayan devuelto miles de millones de reales a las arcas del Estado.

Hace años que sabemos cómo duermen los expedientes “sensibles” para el poder de turno en los tribunales. Entonces, lo que todos debemos preguntarnos es si estamos dispuestos a ser juzgados, con el gigantesco riesgo que ello implica para nuestra libertad y nuestro patrimonio, por magistrados tan ignorantes, tan cobardes o tan corruptos como para verse impedidos (o ser “convencidos”) de resolver con arreglo a la Constitución Nacional, los tratados internacionales, los códigos y las leyes, sólo para proteger, por acción u omisión, intereses bastardos.

Tengo muchos años de ejercicio profesional, a punto tal que el Colegio de Abogados me ha ¿elevado? a la categoría de “matriculado emérito”. Gracias a Dios, ya sólo llevo un único juicio, que será el último. Porque, cuando era joven y estaba en la facultad, aprendí que, para que la sociedad sea realmente libre, todos debemos ser esclavos de la ley. Lo que veo hoy, tanto en la calle como en los juzgados, me produce un asco tan profundo que, a veces, hasta me impide respirar.

Por eso, porque aquí funciona -protegida por leyes inicuas- la norma mafiosa de la omertá, que por tanto tiempo permitió a las numerosas organizaciones mafiosas italianas conservar sus negocios ilícitos y su poder, y porque los magistrados y fiscales federales, amén de gozar de fortunas inexplicables, también tienen muchos muertos en sus placares y están a tiro de “carpetazos”, la Argentina tiene un destino de decadencia e insignificancia en el concierto mundial.

Sólo conseguirá evadirlo si logra hacerse de una Justicia independiente, seria y rápida, y en ese monumental esfuerzo deberíamos comprometer nuestro accionar todos los ciudadanos, cualquiera sea nuestro signo político.

En los próximos días, y como un buena muestra de cómo se protegen los intereses de la sociedad, sabremos qué actitud adopta el Consejo de la Magistratura frente al Juez de la Cámara Criminal y Correccional Federal Eduardo Freiler a quien, como sucede con los mismos Kirchner y tantos cómplices, su enriquecimiento es tan escandaloso que impide que le cierren los números que él mismo declara sobre su patrimonio; si lo salva, como hiciera tantas veces con Oyarbide, el organismo se habrá cubierto de oprobio una vez más, y los ciudadanos de a pie sabremos que la Argentina ya no tiene futuro alguno.

 Bs.As., 27 May 17

Enrique Guillermo Avogadro

Abogado
Tel. (+5411) ò (011) 4807 4401/02
Cel. en Argentina (+54911) o (15) 4473 4003
Cel. en Brasil (+5521) 8128 7896
E.mail: ega1@avogadro.com.ar
E.mail: ega1avogadro@gmail.com
Site: www.avogadro.com.ar
Blog: http://egavogadro.blogspot.com
Skype: ega1avogadro
Facebook: enrique guillermo avogadro
Twitter: @egavogadro

Link corto para compartir >  http://wp.me/p2jyBb-1pB

Acto Por La Libertad de Emilio Nani y de Todos Los Presos Politicos

Miercoles 24 de Mayo, 2017 a las  11 Horas

En  Sarmiento 319 Buenos Aires EX-Capital Federal

AASP – QDLR

Arreglando Argentina Sin Permiso  

con

Que Devuelvan Lo Robado 

Link para volver o compartir >  http://wp.me/p2jyBb-1pr 
Enrique Guillermo Avogadro 

“Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad”. Albert Einstein

 

Obviamente, el título de esta nota se refiere, primero, al fallo de la Corte Suprema (https://tinyurl.com/kbumnvm) que el miércoles resolvió que correspondía aplicar el “2×1” (cada día de prisión preventiva se computa doble) a un procesado por delitos de lesa humanidad. Los ministros del máximo Tribunal Carlos Rosenkrantz, Elena Highton de Nolasco y Horacio Rosatti conformaron la mayoría que simplemente aplicó la ley, mientras Ricardo Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda se opusieron. ¡Una para el lado de la Justicia!

No habían pasado cinco minutos desde que el fallo fuera públicamente conocido cuando comenzó el coro habitual de los ex organismos de derechos humanos (ya confesadamente movimientos políticos kirchneristas) a repudiarla; que la Vicepresidente, Graciela Michetti, y el Ministro de Justicia, Germán Garavano, se sumaran a los críticos de la sentencia, y en términos de compleja gravedad frente a la tan declamada separación de poderes resultó, al menos, raro. Lo más notable fue la reacción de quienes apoyaron, siempre y sin reparos, las teorías penales garantistas de Eugenio Zaffaroni, que hicieron escuela y permitieron liberar a acusados de los más aberrantes delitos, que ahora se rasgan las vestiduras simplemente porque se pretende terminar con una arbitraria discriminación. Aquí nadie parece comprender que, aunque se trate eventualmente de culpables, no se combate a los caníbales comiéndoselos.

El voto de Lorenzetti confirmó su postura de años, durante los cuales sostuvo que la persecución a los militares que derrotaron a la subversión terrorista (armada y financiada por Cuba, Argelia, Libia, Vietnam y Rusia) era una política de Estado, consensuada por los tres poderes, por lo cual ese vengativo acoso estaba legitimado y resultaba funcional al poder de turno; nunca se le ocurrió juzgar conforme a derecho y con total independencia. ¿Está abriendo el paraguas -como hizo el propio Néstor, cuando dijo con cinismo “la zurda te da fueros”– frente a las concretadas denuncias de Lilita Carrió o ante lo que surge de su biografía, escrita por Natalia Aguiar, que se ha transformado en un best seller?

Recordemos que, para lograr ese fin, buscado por el kirchnerismo para  conquistar a la intencionada izquierda vernácula e internacional -el actual viaje a Europa de Cristina es una prueba de su éxito-, se violaron todas las leyes vigentes (legalidad, juez natural, irretroactividad, máximo de prisión preventiva, detención domiciliaria a los mayores de 70 años) en juicios fraguados mientras la sociedad entera, con su habitual actitud hipócrita y cobarde, olvidaba a los militares presos y amnistiaba a los asesinos, les pagaba sin control alguno pingües indemnizaciones y los enquistaba en el aparato estatal.

Lamentablemente, esa buena noticia, que hace regresar a la Argentina al imperio del derecho y de la igualdad ante la ley, fue empañada por un nuevo manotazo de venganza: un Juez de Mar del Plata, Santiago Inchausti, armó una causa por presuntos delitos de lesa humanidad y ordenó la captura de cuatro militares, entre ellos el Tte. Cnel. Emilio Nani, héroe de Malvinas y tal vez el más condecorado de la gesta por su valor en combate, que fue gravemente herido y perdió un ojo en la recuperación de los cuarteles del Regimiento N° 3 “Gral. Belgrano”, en La Tablada. Esa acción guerrillera, que protagonizó el MTP (continuador del ERP), conducido por Enrique Gorriarán Merlo, se desarrolló en enero de 1989, en la presidencia de Raúl Alfonsín, un gobierno obviamente democrático y. amén de multitud de heridos, costó la vida a muchos militares y policías.

Nani actuó hoy como hubieran debido hacerlo siempre los jefes de todas las armas cuando esta infamia persecución comenzó; es decir, cuando  Néstor Kirchner, arropado en las banderas revolucionarias que siempre había repudiado, obtuvo del genuflexo Congreso la derogación de las leyes de obediencia debida y punto final que, sabiamente, la democracia había sancionado como camino hacia la pacificación. O sea, haciendo honor a la jerarquía, indispensable en cualquier fuerza armada, y al ver que habían detenido a oficiales más jóvenes que él por la misma causa, viajó a Mar del Plata, se puso a disposición del Juez y fue enviado a la cárcel. ¡Así paga esta miserable y decadente Argentina a sus mejores hombres!

En el otro extremo de Sudamérica, mientras tanto, Nicolás Maduro sigue poniéndose de sombrero a todo su país, sumido en el caos, el hambre, la violencia, la falta de salud, la inflación espantosa. El estruendoso silencio de nuestros presuntos defensores de los derechos humanos frente a la salvaje represión, que ya contabiliza cuarenta muertos, decenas de opositores presos y la destrucción de la prensa libre, desnuda su inmunda hipocresía.

El nuevo engendro jurídico pergeñado por el tirano para conservar el poder omnímodo que aún ostenta fue la convocatoria a una original Asamblea constituyente para modificar la carta magna que su padrino, Hugo Chávez Frías, había impuesto a fines del siglo pasado. Pretende constituirla, al menos por la mitad, con partidarios elegidos a dedo. Pero todo eso no bastará, como lo demuestra cada día en la calle la movilizada sociedad, para compensar su descrédito, por muchas armas y activistas que le suministren los gerontes cubanos; es que, si el chavismo cayera, la isla verá cortarse el último cordón umbilical que le permite respirar, aunque sea miserablemente.

No hay dictadura en el mundo que haya podido sostenerse exclusivamente basada en las bayonetas, cuando sólo el 10% de la población la apoyaba. Pero sería muy importante, casi decisivo, que los Estados Unidos resolvieran, más allá de la correcta declamación política, interrumpir sus compras de petróleo venezolano, que hoy representan el 75% de las exportaciones del país. Si Maduro ni siquiera está dispuesto a permitir la instalación de un corredor humanitario -es más, ha confiscado las escasas medicinas que llegaron a su través- para ayudar a sus connacionales simplemente a sobrevivir, ¿por qué seguir alimentando su régimen, además vinculado al terrorismo colombiano y al narcotráfico, con esenciales divisas?

En el escenario latinoamericano, casi barrido de él el populismo que tanta miseria costó a sus pueblos, Argentina ha recuperado su prestigio y está dispuesta a asumir el liderazgo que Brasil dejara vacante por la enormidad de sus problemas internos. En este momento, la acompañan todos los países de la región -con la obvia exclusión de Uruguay, Bolivia, Ecuador y Nicaragua, que aún no han conseguido desprenderse de esa lacra, y varias naciones caribeñas, deudoras del chavismo, que intentó exportar el “socialismo del siglo XXI” mediante enormes exportaciones de petróleo a precios subsidiados- y la presión de sus vecinos regionales sobre Nicolás Maduro se está acentuando.

El gobierno bolivariano, ha quedado demostrado, prefiere la muerte de sus conciudadanos a ceder en sus pretensiones pseudo socialistas y en su capacidad depredatoria. Se ha conformado así un verdadero infierno, en el cual Venezuela muere cada día, mientras los chavistas rojo-rojillos bailan sobre un volcán en ebullición. Cómo concluirá esta monumental crisis, que tanto lastima la sensible y dolorida piel del continente, es la gran incógnita.

Bs.As., 6 May 2017  Enrique Guillermo Avogadro Abogado
Tel. (+5411) ò (011) 4807 4401/02
Fax (+5411) o (011) 4801 6819
Cel. en Argentina (+54911) o (15) 4473 4003
Cel. en Brasil (+5521) 8128 7896
E.mail: ega1@avogadro.com.ar
E.mail: ega1avogadro@gmail.com
Site: www.avogadro.com.ar
Blog: http://egavogadro.blogspot.com
Skype: ega1avogadro
Facebook: enrique guillermo avogadro
Twitter: @egavogadro

____________________

25 DE MAYO A LAS 17:OO ABRAZO AL PALACIO DE JUSTICIA.

POR FAVOR DIVULGAR con >  http://wp.me/p2jyBb-1p6

Enviado: martes, 25 de abril de 2017 08:56 a.m.

Asunto: M25 quejándonos por la justicia
La imagen puede contener: 1 persona, texto
Saludos, Enrique.