Skip navigation

Grammatical Translation isn’t enough  to understand What’s Going On in Latinamerica…

Are We Also Going To Beg Pardon  For Their errors? 

Senator Durbin: PleaseLA HABANA CUBA ECONOMIA COMUNISTA read the note of Armando Rivas … We included here, at the end this letter you mail me. I wish I can help you more!

Gaston Saint Martin (Editor of this blog)

 

Durbin Report: Opening Relations With Cuba Will Benefit Illinois and America

Dick DURBIN   2:30 PM

Newsletters

To: gsaintmartin@hotmail.com

 

Early last month I had the opportunity to travel to Cuba with a Congressional delegation of Senators and Congressmen. It was the first such trip since President Obama announced a change in policy toward the island nation and I’m happy to report we had a very productive experience.

We met with Cuban Archbishop Jamie Ortega, who shared a wonderful story about Pope Francis’s efforts to improve relations between the U.S. and Cuba. We also met with Cuban Foreign Minister Bruno Rodriguez, many Cuban reformers, activists, and foreign ambassadors based in Havana. In these meetings we learned more about several of Cuba’s main industries including agriculture, telecommunications and science and technology – all areas of considerable potential for greater U.S.- Cuban cooperation.
U.S. Senator Dick Durbin (D-IL) sits down for a meeting with Cuban Archbishop Jamie Ortega in Havana, Cuba.

US SENATOR FOR ILLINOIS  First  in Cuba

As I have said many times, I am not a fan of the Castro regime. It has a troubling history of abusing human rights and suppressing peaceful political dissent. The regime has squandered the talents of so many of its own people by imposing frozen economic and political systems. But, for some time I have argued that our policy toward Cuba – one that has spanned eleven U.S. presidents – has failed to bring about the reforms and greater openness that all of us hope to see.
U.S. Senator Dick Durbin (D-IL) announced he would introduce legislation to lift the remaining travel restrictions the United States has on trips to Cuba.

That’s why I support the President’s decision to change relations with Cuba. It’s also why I joined a bipartisan group of Senators last week to introduce legislation that would lift the American travel embargo on Cuba.
U.S. Senator Dick Durbin (D-IL) welcomes home Alan Gross, the American government contractor who was freed on humanitarian grounds as part of the Administration’s announcement of new relations with Cuba.

Americans shouldn’t have restrictions on their freedom to travel overseas. We don’t restrict people from traveling to nations with whom we fought a devastating war, such as Vietnam. We don’t restrict Americans from traveling to countries with troubling regimes such as North Korea, Iran, or Uzbekistan. Even during the height of the Cold War, Americans were allowed to travel to the then-Soviet Union. So why Cuba? Why still today? It simply makes no sense.

The change in policy with Cuba will also pay dividends when it comes to business in Illinois. Opening trade will benefit Illinois’soybean and corn growers. The Illinois Farm Bureau has already said that trade between the U.S. and Cuba could mean up to $7 million more a year in sales for Illinois farmers. If agricultural businesses are allowed to trade with Cuba, we can vastly improve not just our own economic standing, but the everyday lives of the Cuban people who have lived under strict food rations for decades.

I believe that ultimately it will be this new flow of American engagement and ideas that will help open up Cuba and improve the lives of the Cuban people. Certainly we ought to try something different after more than fifty years of a policy that wasn’t working. I am delighted to see Illinois community colleges are planning to visit to the nation in order to explore room for growth in the educational sector. As we begin the process of putting an American embassy in Cuba, I hope Congress can be supportive of the Administration’s efforts so Americans and Cubans alike can reap the rewards of a renewed relationship.

Stay Informed

Stay informed on what I am doing for Illinois and what is happening in Congress by visiting my website.  If you have a question, a comment, or are in need of assistance, please contact my office at one of the phone numbers below or send me an email.

Office phone numbers:

Washington, DC: (202) 224-2152
Chicago: (312) 353-4952
Springfield: (217) 492-4062
Carbondale: (618) 351-1122
Rock Island: (309) 786-5173

 

EL VATICANO – CUBA – ESTADOS UNIDOS DE NORTE AMERICA

http://www.radiomiami.us/noticia.php?idn=17584

CUBA Referendo Para Una Reforma Constitucional.

Por Mario Hechavarria Driggs, periodista independiente.

El anuncio simultáneo del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los Estados Unidos y Cuba contó con frases definitorias, del presidente Barack Obama.

La constitución de la República de Cuba, proclamada el 24 de febrero de 1976, dice en su artículo # 5: “El Partido Comunista de Cuba, martiano y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado, que organiza y orienta los esfuerzos comunes hacia los altos fines de la construcción del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista.”

El anuncio simultáneo del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los Estados Unidos y Cuba contó con frases definitorias, el Presidente Barack Obama dijo: “Hoy Cuba aún está gobernada por los hermanos Castro y un Partido Comunista que llegó al poder hace ya medio siglo.”



De entre sus breves palabras, está la siguiente declaración del segundo de los Castro: “Quiero agradecer y reconocer el apoyo del Vaticano, y especialmente del Papa Francisco, al mejoramiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

”

La Iglesia Católica cubana recibió de regalo un programa radial de media hora de duración, una vez al mes, para pronunciar sermones y reproducir canciones.

 ¡MEDIA HORA UNA VEZ AL MES para canciones religiosas y sermones! … Esa es toda la concesion que da Cuba a La Libertad de Prensa – Free Spech!

Granma, el periódico del Partido Comunista Cubano (PCC), publicó extensas notas de reuniones celebradas por el Comité Central del PCC y la Asamblea Nacional del Poder Popular, órganos supremos del poder político en el país, de acuerdo a la Constitución Socialista.

 En ningún caso se menciona resolución alguna sobre los recientes acontecimientos, evaluados por los analistas internacionales, también por el pueblo cubano, como los más importantes en las últimas décadas de la historia nacional.

 Nada, fue una decisión entre Obama y los Castro, bajo la bendición de la curia Vaticana. Actos tan ejecutivos como las órdenes de golpear a opositores en Cuba.

 Ciertamente el gobierno raulista liberó más de 50 prisioneros políticos, pero de igual manera encarcelará otros, para seguidamente liberarlos, y así seguirá el juego por los siglos de los siglos…Amén.

Al menos en los Estados Unidos las leyes y la constitución no son letra muerta, la decisión ejecutiva enfrentará el justo reclamo de los opositores, habrá debates, reajustes, hasta alcanzar un consenso dentro de las normas establecidas.

En Cuba seguirá el curso hasta ahora signado por el artículo # 5 de la constitución, ese que provocó el lamento del presidente norteamericano.

Rogamos al Papa, al Cardenal, a todos los obispos, un rezo para finalizar con la dictadura partidista, confiriéndole a todos los cubanos un referendo que ponga fin a tan absurda cláusula constitucional.

Hace rato que el Partido Comunista dejó de serlo en la práctica, aceptando a los religiosos en sus filas, inclusive comerciantes, propietarios privados que de acuerdo a las normas marxistas-leninistas, “explotan mano de obra asalariada”.



Si la política ha de ser consecuente con la realidad, especialmente con las últimas decisiones tomadas, se cae de la mata un plebiscito nacional sobre la permanencia o fin del gobernante Partido Comunista de Cuba. (Nota del Editor del Blog) Lease que opina Arnado Rivas (Cubano Ilustre) sobre el Plesbicito.

Por Mario Hechavarria Driggs, periodista independiente.

____________________________

LA POLITICA TIENE RAZONES QUE LA RAZON NO CONOCE

EL CRIMEN EN LA CUMBRE

ARMANDO RIVAS   –   Cubano Ilustre   Dialoga con Dick Durbin  Senador po Illinois y Presidente del Comitee de Relaciones Internacionales  … pero lamentablemente para todos …. no se entienden …  

Desafortunadamente como he dicho en múltiples oportunidades parafraseando a Pascal, *La política tiene razones que la razón no conoce*.

La reciente noticia respecto al próximo acuerdo de Estados Unidos con Cuba no puede menos que recordarme las sabias palabras de Winston Churchill referentes al regreso de Chamberlain y Deladier del acuerdo con Hitler y Mussolini en Munich

ARMANDO RIVASy dijo: “Perdieron el honor para evitar la guerra y ahora tendrán la guerra sin el honor”.

La Segunda Guerra Mundial fue el resultado de aquel encuentro. Para comenzar debo decir que a mi juicio existe una diferencia fundamental entre la decisión unilateral de eliminar el embargo, y el supuesto acuerdo de Obama con Raúl Castro.

Hace mucho tiempo me percaté de que más allá de las razones para la imposición del embargo, lamentablemente el resultado del mismo había sido contraproducente en sus efectos políticos.

El enfrentamiento de Fidel Castro con Estados Unidos comenzó el propio día de su llegada a La Habana cuando en su discurso dijo: “No estamos aquí por el Pentágono sino en contra del Pentágono”.

Y seguidamente deshizo la base militar de Estados Unidos en La Habana y confiscó todas las propiedades de los americanos en Cuba.

Esta actitud pudo haber sido sorpresiva para el gobierno americano.

Como bien describe el embajador de Estados Unidos en la Habana Earl T. Smith en su libro “El Cuarto Piso”, el gobierno de Eisenhower colaboró con la caída de Batista.

El Departamento de Estados Unidos mediante la política seguida por sus representantes Sol Linowits y Roy Rubotton decidió desconocer el triunfo del candidato de Batista en las elecciones de 1958, el presidente electo Rivero Agüero. O sea, el gobierno americano en aquella oportunidad apoyó indirectamente el acceso de Fidel Castro al poder, no obstante las advertencias de su embajador respecto a la evidencia del comunismo de los revolucionarios.

Ahora bien; ante la actitud de Fidel Castro, la ruptura de las relaciones diplomáticas y la imposición del embargo -no bloqueo- fueron decisiones más que racionales.

Desafortunadamente como he dicho en múltiples oportunidades parafraseando a Pascal, “La política tiene razones que la razón no conoce”.

En consecuencia de esa realidad el embargo se convirtió ante el mundo como el determinante del fracaso económico de la política de Castro.

Y esa percepción ha llegado lamentablemente hasta nuestros días.

Una cosa es eliminar unilateralmente el embargo y que sean los americanos si les parece tomen el riesgo de invertir en un país en el que no se respetan los derechos de propiedad, y otra es repetir el intento del Piso Cuarto en 1958 de llegar a un acuerdo con Fidel Castro. No obstante el error político que ese proceso implicaba, tal como lo explicita Earl T. Smith, en aquella oportunidad se desconocían los crímenes cometidos por los Castro durante su gobierno y así como su responsabilidad por la subversión en América Latina.

Según las últimas noticias el acuerdo propuesto por Obama implica no solo la supresión del embargo, sino el reestablecimiento de las relaciones diplomáticas y la apertura de una embajada en La Habana.

Aparentemente y tal como lo explica Marcos Rubio el acuerdo no conlleva ningún requerimiento de que se respete el derecho de prensa ni tampoco se cree la posibilidad de la creación de un partido de oposición y que haya elecciones.

Por tanto, estaría aceptada la continuidad del poder del gobierno más criminal que haya conocido América Latina.

Desde mi punto de vista, preguntar a los cubanos en la isla públicamente qué piensan del acuerdo, es desconocer la realidad política que se enfrenta, pues el miedo es determinante de los comportamientos individuales en los países totalitarios.

Por esa misma razón el Parlamento Cubano aprobó unánimemente el acuerdo con Estados Unidos.

Ya debiéramos saber que en los países totalitarios se invierte la expresión “Cogito ergio sum” y se expresa “Sum ergio no cogito”.

Es decir que se existe porque no se piensa, pues se sabe que al que se opone al gobierno lo liquidan.

Consecuentemente saber qué piensa la gente en los países totalitarios como Cuba es un sueño de una noche de verano.

Podría decir que los que no han tenido afortunadamente la experiencia de vivir bajo un régimen totalitario, puedan encontrar favorable y conveniente este acuerdo para la libertad y la economía de los cubanos en la isla.

Pero la realidad a mi juicio es que este acuerdo a quien beneficia es al régimen criminal que ha regido en Cuba por 56 años, y que hoy a causa de la caída de la economía rusa y la debacle venezolana se encuentra en la peor de sus situaciones.

Por tanto, como bien dice Marcos Rubio, este acuerdo es una victoria para el gobierno cubano, en un mundo que se empeña en desconocer el genocidio cubano.

Más aun pareciera que esta decisión de Obama significa el reconocimiento de que la culpa de la falta de libertad y la pobreza de Cuba la ha tenido el embargo y la ruptura de relaciones de Estados Unidos con Cuba. Tanto así que la presidenta Cristina en Argentina ha señalado que finalmente Estados Unidos ha dado la razón a Fidel Castro.

La realidad como hemos dicho es muy otra pues tanto la ruptura de las relaciones como la imposición del embargo fueron en respuesta a la política criminal de Fidel Castro.

Por las razones dadas anteriormente es indudable que no sabemos lo que piensan ni siquiera los que forman parte de la “Nueva Clase” (Milovan Djilas).

En los sistemas totalitarios la lealtad es sinónimo de obsecuencia, y por ello no sabemos siquiera qué pasará el día que Raúl y Fidel desaparezcan de la escena política.

Y esto no va a pasar de motus propio sino tan solo cuando Cronos se apiade de los cubanos así como hizo con los venezolanos.

La historia muestra que ningún régimen totalitario fue reformado por los iniciadores del mismo. Solo la muerte de Stalin y de Mao Tse Tung permitieron las reformas que han tenido lugar en Rusia y en China.

Por supuesto en Alemania se debió a la entrada del ejército americano.

Por todas esas razones creo que el acuerdo con Obama no cambiará el curso de la política en Cuba en tanto y en cuanto permanezcan los Castro en el poder.

Ese acuerdo de factum refleja la misma actitud política adoptada por la Unión Europea con respecto al gobierno de Cuba y ello no ha implicado ningún cambio de la situación política en Cuba.

Recordemos que los inversores extranjeros deben pagar los sueldos de sus empleados al gobierno y éste en nombre de la Dictadura del Proletariado, les devuelve a esos empleados una migaja del ingreso obtenido.

Creo que esa lamentable política no cambiaría si los inversores fuesen los americanos.

La única política razonable en nombre de la libertad frente a un gobierno totalitario es la que se llevó a cabo frente a los gobiernos de Panamá, Nicaragua y muy importante la llevada a cabo por el presidente Johnson cuando mandó los marines a Santo Domingo, y hoy “Santo Domingo lo tiene todo”. Cuba flota por la traición de Kennedy en Bahía de Cochinos y más tarde al continente cuando durante la crisis de los misiles entregó a Cuba a la órbita Soviética.

Dado el aparente triunfo ético, intelectual y político de la izquierda en el mundo Occidental, una actitud de esa naturaleza sería considerada una vez más como la expresión del imperialismo americano, no obstante que ella le otorgaría nuevamente la libertad a los cubanos. Pero dado lo dicho anteriormente la única posibilidad de que vuelva la libertad a Cuba depende de la muerte de los Castro, y la aparición de alguien a quien no conocemos, que surja del interior del poder con la intención de cambiar el rumbo.

Por supuesto, como es de esperarse toda la ciudadanía cubano-americana está masivamente en contra de este acuerdo.

No puede menos que reconocerse la bronca que puede causar una decisión de esta naturaleza de reencuentro con los Castro de todos aquellos que han y hemos tenido que sufrir las consecuencias de su llegada al poder.

La pérdida de familiares, de amigos de propiedades y la separación de las familias.

Alguna vez tomé conciencia de que mientras más razón para la bronca, menos razón para la acción pues la bronca obnubila el entendimiento.

Desde ese punto de vista nada me haría más feliz frente a la alternativa que enfrentamos que estar equivocado y que este proyecto pueda llevar nuevamente a Cuba la libertad y el bienestar que se merece.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: