Skip navigation

Impactante Entrevista De Chris Matthews Al Cardenal Bergoglio 

This entry was posted on septiembre 17, 2013, in Miscelánea, para Católicos and tagged Bergoglio, Chris Matthews, entrevista, investigación, papa, veracidad. Bookmark the permalink. 7 comentarios

ENTREVISTA AL PAPA FRANCISCO ... CENSURADA

ENTREVISTA AL PAPA FRANCISCO … CENSURADA

Sale a la luz una impactante entrevista que el periodista norteamericano del canal de noticias MSNBC (hoy NBCNews) realizó al cardenal Bergoglio días antes de ser nombrado papa. En realidad lleva tiempo circulando por internet pero últimamente está logrando una gran difusión sobre todo mediante cadenas de correos en las que los usuarios reenvían la entrevista a sus contactos, multiplicando su difusión rápidamente.

Del material que circula en internet mediante este tipo de cadenas hay que creerse el 10% o menos, así que no es de extrañar que algunos de nuestros lectores nos hayan preguntado si tal entrevista es verdadera o uno más de los continuos engaños prefabricados o apócrifos que circulan por las redes. En este artículo vamos a analizar dicha entrevista, contrastar con los datos que tenemos y ver si es verídica o un montaje.

Como ejemplo cito aquí la introducción a esta entrevista que hace una página web católica:

Mathews iba a por lana y volvió trasquilado. Llevaba la intención de acorralar, como fuera, al cardenal Bergoglio. Tenía de fondo el tema de las luchas despiadadas, intrigas y turbias facciones en el seno de la curia de Roma, cardenales enfrentados por razón del poder, el maquiavelismo de los intereses creados y poderes fácticos en el seno de la Iglesia, que hicieron de Benedicto XVI “un pastor rodeado por lobos”. Por suerte y gracia de Dios, en el Vaticano son todavía más las ovejas sanas que los lobos feroces. Pero Bergoglio termina acribillando a Mathews de tal forma que NBCN nunca pasó al aire la entrevista, y niega que haya existido. Mathews, al darse cuenta que su plan había fallado, archivó el video. Pero un estudiante de Notre Dame, que cumplía su servicio social en MSNBC, lo sustrajo para entregárselo a su profesor. (http://sykyeres.blogspot.com.es/2013/05/entrevista-inedita-al-cardenal-bergoglio.html)

Al final del artículo, en el apéndice B, hemos copiado la larga transcripción completa de la entrevista original, realizada en inglés. Para no abrumarle demasiado en español vamos a citar solamente la parte que todo el mundo considera la más sustanciosa, la que se centra en la economía. Por alguna razón en las cadenas de mails en español es solo este fragmento el que suele circular, así que razón de más para limitarnos a él (lo copio tal cual lo hemos encontrado):

El Cardenal responde:

MANIFESTACION by  BERNINI

MANIFESTACION by BERNINI

“Primero en Europa y ahora en América,  algunos políticos se han dedicado a endeudar a la gente creando un ambiente de dependencia. ¿Para qué?  Para incrementar su poder. Son grandes expertos creando pobreza y nadie los cuestiona. Yo lucho por combatir esa pobreza.

La pobreza se ha convertido en una condición natural y ello es malo. Mi tarea es evitar el agravamiento de tal condición. Las ideologías que fabrican pobreza deben ser denunciadas. La educación es la gran solución al problema. Debemos enseñar a la gente como salvar su alma, pero enseñando a evitar la pobreza y no  permitir que el gobierno los conduzca a ese penoso estado”

Mathews ofendido pregunta: …  ¿Usted culpa al gobierno?

“Culpo a los políticos que buscan sus propios intereses.  Tu y tus amigos son socialistas.  Ustedes y sus políticas son la causa de 70 años de miseria, y eso tiene a muchos países al borde del colapso.  Creen en la redistribución que es una de las razones de la pobreza.  Ustedes quieren nacionalizar el universo para controlar todas las actividades humanas. Ustedes destruyen el incentivo del hombre para, inclusive, hacerse cargo de su familia, un crimen contra la naturaleza y contra Dios.  Esta ideología crea más  pobres que todas las corporaciones que ustedes etiquetan como diabólicas.”

Replica Mathews: Nunca había escuchado algo así de un cardenal.

“La gente dominada por socialistas necesita saber que no tenemos que ser pobres”

Ataca Mathews…  ¿Y América Latina?  ¿Quiere borrar el progreso logrado?

” El imperio de la dependencia creado por Hugo Chávez, con falsas promesas, mintiendo para que se arrodillen ante su gobierno.  Dándoles peces sin permitirles pescar.  Si en América Latina alguien aprende a pescar, es castigado y sus peces confiscados por los socialistas.  La libertad es castigada. Tú hablas de progreso y yo de pobreza.  Temo por América Latina.  Toda la región está controlada por un bloque de regímenes socialistas como Cuba, Argentina, Ecuador, Bolivia, Venezuela, Nicaragua.  ¿Quién los salvará de esa tiranía?”

Acusa Mathews: Usted es capitalista.

“Si pensar que el capital es necesario para construir fábricas, escuelas, hospitales, iglesias tal vez lo sea.  ¿Tú te opones a este proceso?”

– Por supuesto que no, pero ¿no piensa que el capital es arrebatado de la gente por corporaciones abusivas?

-“No, yo pienso que la gente, a través de sus opciones económicas, decide qué parte de su capital irá para esos proyectos. La utilización del capital debe ser voluntaria. Solo cuando los políticos confiscan ese capital para construir obras del gobierno, alimentar la burocracia, surge un grave problema. El capital invertido de forma voluntaria es legítimo, pero el que se invierte a base de coerción, es ilegítimo.”

Sus ideas son radicales, afirma el periodista.

“No,  hace años Khrushchev hizo una advertencia: ‘No debemos esperar que los americanos abracen el comunismo, pero podemos asistir a sus líderes electos con inyecciones de socialismo hasta que, al despertar, se den cuenta que se embarcaron en el comunismo’. Esto está sucediendo en estos momentos en  el antiguo bastión de la libertad. ¿Cómo los EU puede salvar a América Latina si ellos se han convertido en esclavos de su gobierno?”

Mathews afirma: Yo no puedo digerir todo esto.

El Cardenal responde:

“Te ves muy enojado, la verdad puede ser dolorosa. Ustedes han creado el estado de bienestar que es solo respuesta a las necesidades de los pobres creados por la política.  El estado interventor absuelve a la sociedad de su responsabilidad. Las familias escapan de su deber con el falso estado asistencialista, inclusive las iglesias. La gente ya no practica la caridad y ve a los pobres como problema del gobierno. Para la iglesia ya no hay pobres que ayudar, los han empobrecido permanentemente y son ahora propiedad de los políticos. Y algo que me irrita profundamente es la incapacidad de los medios para observar  el problema sin analizar cuál es la causa. A la gente la empobrecen para que luego vote por quienes los hundieron en la pobreza.

Para empezar señalemos que este fragmento que circula por los países hispanohablantes es en sí mismo una manipulación de la transcripción original. Señalemos solo un ejemplo:

Fragmento de la versión española:

Acusa Mathews: Usted es capitalista.

“Si pensar que el capital es necesario para construir fábricas, escuelas, hospitales, iglesias tal vez lo sea.  ¿Tú te opones a este proceso?”

Fragmento de la transcripción original:

MATHEWS: Because you are a capitalist, right?

BERGOGLIO: Yes, I think capital is needed to build a factory, a parochial school…

Traducción:

– Porque usted es capitalista, ¿verdad?

– Sí. Creo que se necesita capital para construir una fábrica, una escuela parroquial…

Vemos que la versión original es contundente, Bergoglio se declara capitalista con un contundente “Sí”, mientras que en la versión manipulada española se suaviza esta falta de diplomacia con un más creíble “si pensar que el capital es necesario para… TAL VEZ LO SEA”. Este detalle ya nos sirve para confirmar que el texto, al menos en alguna de sus versiones, está claramente manipulado y por tanto expresa los intereses de alguno o algunos dispuestos a difundir sus propias ideas por boca del actual papa para dotarlas así de mayor autoridad. Pero pasemos a analizar la entrevista más despacio y ver si todo es un montaje o simplemente alguien ha modificado la transcripción simplemente para poner énfasis en algunos aspectos pero sin desvirtuar el espíritu original de Bergoglio.

En realidad, con una lectura superficial vemos rápidamente que la versión española está tan manipulada y llena de modificaciones y cambios de orden que en nuestro análisis nos vamos a centrar en la versión original, suponiendo (sin ningún fundamento tampoco) que la versión “original” inglesa es en realidad la verdadera transcripción de tal entrevista.

El papa Francisco I tiene las ideas muy claras pero es diplomático, y en esta entrevista de diplomático no tiene nada. No solo habla claro sino que habla al estilo populista de Chavez aunque revestido de jerga eclesial. Si simplificas el discurso, el tono general de Bergoglio es algo así como “querido hermano en Cristo, eres un imbécil y tu gobierno una partida de criminales“. Nunca hemos visto al papa expresarse de esa manera y esta entrevista, que se hizo durante el período de Sede Vacante, no encaja con la forma de hablar del papa.

Para empezar, aclaremos que Chris Mathews es algo así como un Jesús Hermida americano con programa de televisión, todo un profesional, y además de educación católica. Como profesional y como católico, y aunque solo fuera como hablante de inglés, nunca empezaría una entrevista a un cardenal papable con el saludo despectivo “Welcome cardinal” (Bienvenido cardenal). En inglés esa forma de saludo no se la harías ni al cartero, sería el equivalente a decir “hello, mister”, “hola mesié”. Una persona normal sin ningún conocimiento del protocolo ni del catolicismo bien podría haber soltado un “Welcome Cardinal Bergogglio”, pero saludar con el título sin añadir el apellido resulta como mínimo descarado. Eso alguien normalito, pero un profesional del periodismo y además católico, sabe que la forma correcta de protocolo para dirigirse a un cardenal es “Su eminencia”, y en un país donde no todo el mundo conoce ese protocolo, utilizar una forma más coloquial no sería interpretado como un gesto de arrasar jerarquías, sino como un síntoma de ignorancia por parte de quienes sí lo conocen.

Pero bueno, aparte de que el comienzo de la entrevista resultaría irrespetuoso y chapucero, las intervenciones de Chris Mathews muestran un nivel de profesional bastante por debajo del que cualquier ciudadano con sentido común mostraría. Comentarios como:

– Estoy teniendo problemas para digerir esto que me dice (como si un periodista no estuviera acostumbrado a oir todo tipo de barbaridades mucho peores)

– No creo que esta entrevista vaya a funcionar (como si fuera incapaz de soportar que su entrevistado se salga del guión)

– Mejor lo dejamos (como un niño ofendido porque no le dicen lo que quiere oir)

Todo muestra un periodista con cero madurez y profesionalidad. Pero lo más increible de todo, cuando el supuesto periodista le dice que sus ideas son demasiado radicales para su estómago y que va a parar la entrevista, el cardenal hace entonces un desesperado y casi infantil intento de “chantaje” para que la entrevista no pare y le ofrece otra tremenda exclusiva (teniendo en cuenta que era un papable), le dice:

– Espera un momento. Si hablo de la ordenación de mujeres, del celibato, del divorcio, ¿sacarás esta entrevista en televisión?

Y cualquier periodista se habría frotado las manos pero al parecer el gran Chris Matthews no. Se limita a responder malhumorado:

– No, hemos terminado.

La entrevista entera no tiene desperdicio, está llena de afirmaciones tremendas y acusaciones terribles, y solo una de ellas habría hecho titulares, cuanto más tantas concentradas en solo varios minutos. Pero al parecer Chris Matthews y su canal de televisión no tenían el más mínimo interés en exclusivas de tal calibre, ni cuando Bergoglio era un papable ni tampoco después cuando fue elegido papa. Chris quería al parecer dejar a Bergoglio en ridículo y como no lo consiguió, se enfadó y dijo que ya no jugaba más, y su canal de televisión le apoyó. Absurdo.

También sorprende las acusaciones directas y personales que en varias ocasiones hace el cardenal al periodista, diciéndole que es socialista (en plan insulto, se entiende), a lo cual Chris Matthews responde asumiendo tal cosa con la misma naturalidad que si le hubiera dicho que es americano o del género masculino. Pero esto no es cierto porque muchos acusan a Chris de socialista (lo cual parece evidente) e incluso de comunista, pero él siempre lo ha negado diciendo que es mucho más conservador de lo que la gente se imagina. Independiente de que lo sea o no, Chris nunca se ha sentido cómodo cuando le etiquetan de socialista, pero aquí el cardenal lo hace varias veces y Chris no protesta lo más mínimo, impropio de él. Tenga en cuenta que Chris Matthews apoya al partido demócrata, por lo tanto para nosotros sería algo así como socialista, pero en Estados Unidos socialista es otra cosa, algo más parecido al comunismo de lo que nosotros consideramos, por tanto no es de extrañar que este periodista sea claramente socialista (según nuestros parámetros) pero al mismo tiempo niegue serlo (según los parámetros norteamericanos).

… Amigo, tú eres socialista y tus amigos son socialistas, y vosotros sois los culpables de los 70 años de miseria de Rusia, y Europa ahora está copiando ese modelo.

Bien fuerte, ¿no? El actual papa continúa listando toda una serie de barbaridades que los comunistas y socialistas han hecho o están haciendo, y continuamente utiliza el pronombre “vosotros, vosotros, vosotros” (“ustedes” para el público latinoamericano). Tremendamente impropio de alguien con un mínimo sentido de la diplomacia o simplemente del tacto social. Ante semejante rapapolvo personal, no es de extrañar que el periodista responda con un:

Nunca he oido nada semejante de un cardenal. No sé muy bien si usted ha venido a promocionarse [como candidato al papado] o a descalificarse.

Pero extrañamente se para ahí. A pesar de que supuestamente el objetivo del periodista era únicamente dejar al cardenal en ridículo, el cardenal le da semejante material fuera de tono y el periodista en vez de lanzarse como un buitre a la carnaza se limita a quedarse paralizado, rascarse la cabeza confundido y decir con cara de niño ofendido: “no entiendo nada“.

Por otro lado el periodista lanza también una directa acusación al cardenal: “usted es capitalista“, le dice (también en plan insulto, se entiende), y el cardenal lo asume con idéntica naturalidad, algo que también dudamos muchísimo que pueda ocurrir. Es el fragmento que ya comentamos arriba:

– Porque usted es capitalista, ¿no?

– Sí. Creo que se necesita capital para construir fábricas, escuelas parroquiales, iglesias, hospitales…

La Iglesia del siglo XX y XXI, y Bergoglio en concreto también, se ha caracterizado normalmente por sus críticas al comunismo pero también por sus críticas al capitalismo. Desde luego la Doctrina Social de la Iglesia no puede calificarse de comunista, pero menos aún de capitalista. En un contexto como este, donde se está criticando el daño que provocó el comunismo, se podría entender en cierto modo que el concepto de “capitalismo” se plantease como el no-comunismo y por tanto fuese fácil caer en la trampa. Bueno, tal vez fácil para alguien como nosotros, pero Bergoglio no es un ciudadano normal y corriente, era un cardenal entonces y como tal ya curtido en el mundo de la diplomacia y el tacto, sobre todo en un terreno tan sensible como el ideológico. Parece muy poco creíble que ante la afirmación “usted es capitalista” Bergoglio se limitara a responder “” punto, sin ningún matiz ni explicación adicional (algo que sí subsana la versión española, como ya vimos). Lo que vemos en esta entrevista es que el supuesto Bergoglio le dice al periodista “tú eres de izquierdas” y el periodista le responde diciendo “y tú de derechas“, a lo cual el cardenal responde “por supuesto“. Muy, muy poco creíble.

Pero de todas las cosas, probablemente la menos creíble de todas es esta:

Cualquier periodista se muere por publicar una exclusiva; eso lo sabemos todos. Puede haber excepciones, pero alguien en el periodismo que ha llegado tan alto en Estados Unidos como Chris Matthews no lo ha conseguido a base de tener un buen corazoncito o de poner sus prejuicios y sensibilidades personales por encima de la noticia. Y si por algún fuerte motivo este periodista hubiese antepuesto su pequeño orgullo a la exclusiva, su cadena de televisión, que era la que supuestamente guardaba el vídeo de la entrevista, habría pasado por encima de Chris Matthews y del presidente Obama en persona con tal de sacar en su canal una entrevista que habría sido un enorme bombazo una vez que aquel cardenal se convirtió en papa. Gracias a este vídeo la gente podría decir “lo sabíamos, Chris Matthews es un socialista y un estúpido“, pero eso ya sería lo de menos, lo verdaderamente importante es que mucha gente podría señalar al papa y decir “nos lo temíamos, este nuevo papa es un fascista y un radical“, y la Iglesia tendría que estar ahora dando todo tipo de explicaciones para intentar convencer a la gente, en vano, de que el papa en aquella entrevista no quiso decir lo que dijo, que en realidad se refería a algo diferente y que si mostró semejante falta de tacto y compostura fue porque un ventrílocuo de la cadena estaba imitando su voz y cambiando las frases (perdón por la broma).

No señores, cualquier canal de televisión de cualquier país del mundo que tuviera ahora mismo esa entrevista en su poder, la habría publicado y vendido los derechos por todo el mundo, causando una gran conmoción y cubriéndose de oro al mismo tiempo. Pero según la versión que circula por Internet, el vídeo de esta entrevista fue descubierto por un estudiante de periodismo que trabajaba en la cadena de televisión, se llevó el vídeo y se lo entregó a su profesor. Por alguna razón el profesor o quien fuera no ha querido divulgar el vídeo y simplemente ha sacado una transcripción de la entrevista y la ha divulgado. Tampoco tiene sentido, si la intención era mostrar lo estúpido que era Chris Matthews o defender el capitalismo o atacar el socialismo utilizando para ello la figura del actual papa, lo normal, si quería destapar la Caja de Pandora en el sentido que fuese, sería mostrar el vídeo y dejar a quien fuese en evidencia. Sin embargo lo único que hay circulando por Internet es una transcripción. Un vídeo de la entrevista sería una prueba clara e indiscutible, una transcripción rodando por Internet es algo que yo mismo, o usted, o cualquiera, puede inventarse y echar la bola a rodar, y a internet le encantan las bolas, y más aún rodarlas. Recordemos un punto importante: no hay ninguna prueba de que tal entrevista tuviera lugar, la única “prueba” es esta transcripción.

También resulta sospechosa la insistencia con la que el cardenal Bergoglio pide al periodista que “publique la entrevista”, incluso antes de que el periodista empiece a dar muestras de que no le está gustando nada el rumbo de la conversación. A toro pasado parece como si el cardenal ya supiera que esa entrevista iba a ser guardada sin publicar, pero en ese momento no tiene ningún sentido esa insistencia, pues si estás haciendo una entrevista en televisión se da por supuesto que va a ser emitida.

Y aunque dejando muchas otras cosas en el tintero, mencionemos otro detalle que sin ser concluyente resta también mucha validez a la idea de que tal entrevista hubiera tenido lugar. Este vídeo muestra al periodista Chris Matthews en su programa de televisión anunciando el nombramiento del cardenal Bergoglio como el nuevo papa. Lamentamos que esté en inglés pero para quienes no puedan entenderla sacaremos luego algunas citas:

http://www.nbcnews.com/id/3036697/ns/msnbc-hardball_with_chris_matthews/vp/51168472#51168472

Veamos solo algunas cosas que el periodista dice en este vídeo sobre el papa y sobre su nombramiento.

Según él, el nombramiento de Bergoglio “trae una gran esperanza y no solo para los católicos. Promete una Iglesia progresista y justicia económica”. Menciona que es conocido por enfrentarse al poder y destapar los trapos sucios. Recuerda que este papa cuando era cardenal “vivía en un pequeño apartamento y tomaba el autobús para ir a trabajar”. Dice que Bergoglio ha hablado de capitalismo y justicia social en formas que podrían “volver loca al ala derechista de la Iglesia”. Añade “es la prueba viva, por lo que tengo entendido, de la creencia en que el libre mercado necesita ser limitado por una activa justicia social a favor de los desposeídos. Esta es la Iglesia Católica que se preocupa por los pobres, que se distancia del poder y la riqueza y que es escéptica ante la idea de que el capitalismo es la solución para todo…”. Como él mismo admite, “esto me ha parecido fascinante y una gran sorpresa. Francisco I, ya me está gustando a mí este hombre”. Y el resto de la noticia está llena de buenas vibraciones y alabanzas hacia el nuevo papa. En realidad, lejos de mantenerse objetivo, Chris Matthews se muestra encantado e ilusionado con el recién nombrado papa.

Si consideramos que la supuesta entrevista que discutimos se realizó pocos días o semanas antes, no tiene sentido que un Chris Matthews que prepara una trampa hacia el papable para dejarlo en evidencia por su apoyo al capitalismo y a la derecha y que se enfada por no lograrlo, poco después, cuando llega la noticia de que ese mismo cardenal ha sido nombrado papa, el periodista comunique la noticia a su audiencia mostrando una enorme simpatía por el nuevo papa y además destacando de él que es progresista, anticapitalista, defensor de los pobres y un soplo de aire fresco muy esperado. El apoyo que muestra al nuevo papa no parece fingido, y además, en ningún momento menciona que hubiera conocido personalmente a Bergoglio, y mucho menos que lo hubiera entrevistado. Es más, cuando otro periodista menciona que había conocido a Bergoglio en Buenos Aires Chris tampoco da ninguna señal de que también él lo había conocido antes. Por supuesto podría estar fingiendo que tal entrevista nunca tuvo lugar, pero el entusiasmo con el que acoge al nombramiento y su convencimiento de que el nuevo papa es “progresista” y “uno de los suyos”, choca frontalmente con la idea de que días antes le hubiera considerado “uno de los otros” y le hubiera criticado como “conservador”.

Y terminemos con otro detalle más, y no de poca importancia. En esa entrevista el papa muestra una comprensión deficiente del dogma de la infalibilidad papal. El cardenal Bergoglio supuestamente le dice:

Una vez elegido, el Papa está preservado de todo error por virtud de la promesa de Jesús a Pedro. Dios podría convertir a cualquier político despilfarrador en un papa responsable.

En nuestro artículo El Dogma de la Infalibilidad Papal ya explicamos detalladamente en lo que consiste este dogma, pero recordemos simplemente que la infalibilidad papal se limita a temas doctrinales. O sea, el papa es infalible cuando proclama un asunto doctrinal, pero no es infalible en ningún otro aspecto, y muchísimo menos cuando opina de cuestiones políticas o económicas. En el contexto en el que Bergoglio supuestamente hace esta declaración, utiliza este argumento para decir que como los papas son infalibles, la opinión que tienen sobre la política no puede ser errónea, y si un despilfarrador (socialista) fuese elegido papa, Dios lo convertiría en un hombre conservador (responsable) para limpiar su error anterior y dotarlo así de infalibilidad. Conclusión: Dios es de derechas.

Este razonamiento está en flagrante contradicción con el dogma católico de la infalibilidad papal y no es muy creíble que el cardenal Bergoglio cometiera semejante error doctrinal.

Sinceramente, no podemos certificar que la entrevista famosa que ahora circula tanto por internet sea 100% falsa, pero sí podemos demostrar, y creemos haber demostrado, que hay muchos datos que apuntan en la dirección de su falsedad, y absolutamente ninguno que indique su veracidad.

Según su ideología, usted estará más o menos inclinado a considerar dicha entrevista auténtica, pero no se trata aquí de si lo que supuestamente dijo el papa en aquella entrevista le gusta o no, se trata de pararnos a analizar si es verdad o no. Internet nos ha traído muchas cosas buenas, pero ciertamente la enorme facilidad y velocidad a la que se pueden propagar mentiras y engaños no es una de ellas. Una información maliciosa capaz de crear una gran alarma social e incluso tener consecuencias precipitadas en cuestión de días o incluso horas es algo que internet ha posibilitado, y muchos grupos de poder o de antipoder están más que dispuestos a aprovechar este nuevo recurso para manipular a las masas a su antojo. Cuando reciban algo impactante por internet tomen siempre la información con precaución y nunca se precipiten en sus conclusiones a menos que reciban confirmación también por otros medios más fiables.

Si algún día se publica el famoso y misterioso vídeo de la entrevista no tendríamos más remedio que admitir su veracidad y al mismo tiempo reafirmarnos en nuestra apreciación de que el periodista tuvo un comportamiento infantil y poco profesional, y que el cardenal Bergoglio tuvo entonces un comportamiento también rayando en lo infantil y con igual falta de profesionalidad. Pero mientras tal vídeo no aparezca, nuestro análisis indica, con un grado de fiabilidad muy alta, que esta entrevista es una más de las muchísimas patrañas y engaños que continuamente circulan por internet y es falsa y tendenciosa, independientemente de que la ideología expresada en ella le resulte o no de su gusto.

Evite también el fácil error de pensar que si nosotros no creemos en la veracidad de la entrevista es porque somos socialistas, y que si fuéramos de derechas nos creeríamos todo a pies juntillas. Por desgracia es cierto que la gente tiene una gran tendencia a creerse una mentira cuando encaja con sus ideas, pero nosotros creemos que por encima de ideologías y afiliaciones políticas, uno debe buscar la verdad, y no dejarse engañar por mentiras que le gusta oír. Esa técnica es constantemente usada por los partidos políticos de todos los colores y es probablemente la principal fuente de manipulación de nuestras sociedades. La verdad es la verdad, guste o no, y si a usted le encantaría que el papa pensara exactamente como usted considera que debería pensar, no deje que eso elimine totalmente su sentido crítico.

Poner en boca del papa palabras que él no ha pronunciado, sean las que sean, es hacerle un flaco favor a la Iglesia. Y si por el contrario, el objetivo oculto detrás de esta falsificación es difamar a Chris Matthews, utilizar al actual papa en el complot es una bajeza.

APÉNDICE A

RELIGIÓN Y POLÍTICA

Varios días después de publicar este artículo salió a la luz otra noticia sobre Francisco. El papa había concedido una larga y reveladora entrevista a la revista jesuita Civiltá Cattolica. Todavía no se ha publicado la entrevista entera pero sí algunos estractos. A la luz de esta nueva entrevista resulta, si cabe, mucho más dificil imaginar que ese mismo papa es quien dijo las palabras que esta entrevista apócrifa sugiere en las cuales se alineaba claramente con la dercha política. En concreto hay una afirmación del papa en la que dice sin tapujos:

“Mi forma autoritaria y rápida de tomar decisiones me ha llevado a tener problemas serios y a ser acusado de ultraconservador. Tuve un momento de gran crisis interior estando en Córdoba. No habré sido ciertamente como la beata Imelda, pero jamás he sido de derechas. Fue mi forma autoritaria de tomar decisiones la que me creó problemas”.

De aquí saltó el titular a los periódicos: El papa Francisco afirma que jamás ha sido de derechas, y especialmente los periódicos de izquierdas utilizaron dicha afirmación para declarar abiertamente que “el papa se declara socialista“.

Conociendo al papa habría que evitar precipitarse en esas conclusiones sin duda interesadas. El papa ha dejado claro que nunca ha sido de derechas, eso es innegable, pero eso no implica necesariamente que sea de izquierdas, o socialista, porque esos son conceptos políticos, no religiosos. La mayoría de la gente, sobre todo en ciertos países, supone que cualquier ser humano tiene irremediablemente que ser de derechas o de izquierdas, con lo cual si alguien dice “yo no soy de derechas” equivale a afirmar “yo soy de izquierdas”. Sin embargo, aunque algunos no lo comprendan, somos muchos, cada vez más, los que nos movemos en otra dimensión ideológica al margen de los conceptos tradicionales de derecha e izquierdas. Aquí el papa acababa de declararse pecador y está desnudando sus pecados, y uno de ellos es su forma autoritativa de tomar decisiones en sus años jóvenes, un pecado que el papa afirma haber dejado atrás por completo. Y puesto que el autoritarismo se suele asociar a la derecha (como si los regímenes comunistas no fuesen más autoritarios aún que las dictaduras de derechas), el papa aclara que a pesar de que fue autoritario en aquellos años, “nunca fue de derechas”. Es una aclaración que viene muy a cuento en ese contexto, porque el papa está achacando ese autoritarismo a su juventud y su inexperiencia, pero no quiere que se asocie a una ideología política concreta. De ahí a concluir que el papa está afirmando que es socialista va todo un trecho. Y desde luego como papa lo esperable es que se declare al margen de la derecha y de la izquierda. Eso no es incompatible con que un papa (en terrenos eclesiásticos, que son los suyos, y no los políticos) se abiertamente conservador o progresista, y este papa resulta cada vez más evidente que es progresista.

Pero de nuevo hay que evitar la tentación de hacer la asociación automática de que un papa conservador es obviamente de derechas en lo político, y un papa progresista es de izquierdas en lo político. Son cosas distintas. Según esta idea tendríamos que decir que Jesús fue, “obviamente”, de izquierdas, pero la gente de derechas suele pensar que Jesús era, “obviamente”, de derechas. Esto es porque el cristianismo es la base de toda la cultura y pensamiento occidental (incluso aunque solo sea para negarlo). La izquierda ha tomado de Jesús los conceptos sociales de preferencia por los pobres y los desfavorecidos pero ha rechazado la moral cristiana; la derecha ha tomado de Jesús la moral cristiana pero ha rechazado la lucha por la justicia social y los pobres.  Por supuesto esto es la teoría, y nos referimos a “la derecha” y “la izquierda” de la primera mitad del siglo XX, que es cuando realmente podemos usar ambos conceptos con propiedad. En el siglo XXI se sigue etiquetando toda idea y opción política con los viejos nombres de “derecha” e “izquierda” pero ya no tienen mucho sentido, al menos no son los conceptos históricos, aunque a nivel de retórica estas etiquetas están tan vivas como siempre.

Un papa no puede elegir entre optar por los pobres o abrazar la moral cristiana, un papa tiene que asumir como propias ambas cosas. Por eso un verdadero papa (y nos atrevemos a decir que cualquier verdadero cristiano) no puede ser ni de derechas ni de izquierdas. Un cristiano tiene que trascender ambas etiquetas y abrazar el evangelio, y hacer eso nos obliga a buscar la justicia social, la protección de los pobres, y también luchar contra el aborto, a rechazar la promiscuidad sexual y el divorcio, a defender la igualdad de oportunidades pero al mismo tiempo creer que es justo que obtengan más quienes más se lo merecen, porque el concepto de “mérito” está grabado a fuego en el cristianismo (todos somos hijos de Dios pero solo quien se hace digno de tal título recibe las recompensas). En fin, que el cristianismo es anterior y trasciende a los recientes conceptos políticos de “derecha” e “izquierda”. La izquierda ha luchado mucho por hacer una asociación muy fuerte entre cristianismo y derechas para así rechazar ambos, y la derecha a menudo ha utilizado la bandera del cristianismo para legitimar todas sus aspiraciones. Los cristianos no deberíamos permitir que ninguno de los bandos nos utilice para sus fines. Y luego, al margen de nuestra identidad cristiana, si unos -a menudo obligados a elegir entre dos opciones- se inclinan por votar a partidos de derecha o de izquierdas, eso ya es otra cosa, siempre que lo separemos del terreno de la religión y “no mezclemos churras con merinas”.

En resumen, que un papa no puede ser ni de derechas ni de izquierdas. Que Francisco dijera que “nunca he sido de derechas” no implica que siempre haya sido de izquierdas, aunque es cierto que hubiera estado bien aclarar ambos puntos para evitar que ahora los medios de comunicación de izquierdas pregonen que el papa confiesa que es socialista. Puesto que en la nueva entrevista no lo ha hecho, sería deseable que pronto hiciera alguna declaración al respecto diciendo que tampoco es de izquierdas. Pero en cualquier caso, estas nuevas declaraciones hacen aún mucho más improbable la veracidad de una supuesta entrevista con Chris Matthews en la que Francisco asume con toda naturalidad que le etiqueten de ser de derechas y rechaza emfáticamente el socialismo. Esa entrevista parece más bien la invención de alguien con profundas convicciones políticas de derechas que está intentando presentar al papa como un defensor de la derecha y un enemigo acérrimo de la izquierda. Siempre habrá quienes tengan gran empeño en mezclar religión y política, pero esa mezcla suele ser explosiva.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: