Skip navigation

MALVINAS: DOS HIENAS AL ATAQUE
LA DESPRECIABLE ACTITUD DE QUIENES INTENTAN CONVENCERNOS, DE QUE EJERCER NUESTRA SOBERANIA Y ENORGULLECERNOS DE NUESTROS GUERREROS, ESTA MAL

Enlace Corto >  http://wp.me/p2jyBb-tV 

Enlaces a notas relacionadas: http://wp.me/p2jyBb-vb  /  http://wp.me/p2jyBb-lj 

 

En el programa “Mañana vemos” que se emite por el Canal 7, entrevistaron a un héroe de la Guerra de Malvinas, llamado Horacio Mir González, que hace 25 años era piloto y Capitán en la Fuerza Aérea.
Las que lo entrevistaron eran Fanny Mandelbaum y su co – conductora. El entrevistado estuvo sobrio y contundente con todas sus respuestas y las dejó fuera de juego diria un futbolero, a las dos periodistas a las que parece afecta una alergia anti-argentina.
No alcancé a escuchar el avión que piloteaba porque enganché el reportaje empezado, pero creo que vi lo mejor. El Capitán fue uno de nuestros Ases del aire, el que hundió la ultramoderna fragata misilística inglesa Ardent.
A lo que voy, es que ambas mujeres parecían verdaderamente 2 hienas atacándolo, en particular la Mandelbaum, que a lo largo de la entrevista le preguntó 4 veces si no tenía remordimiento por esos pobres hombres que estaban a bordo de la fragata inglesa.
Estas dos alérgicas conductoras, hacían hincapié en un solo barco, cuando en el subtitulado del propio Canal 7, además de poner el nombre del piloto decía que Argentina durante la Guerra de Malvinas le hundió 11 barcos a los ingleses (no 8 como dice la “historia oficial”). Mientras él hablaba, pasaban el video mudo de un documental inglés donde se ve el ataque de los aviones argentinos y hundimiento de la fragata Ardent paso a paso. Aparecía también el Capitán de la Fragata, de apellido West.
El piloto Horacio Mir González contó que “en esa época los pilotos de la Fuerza Aérea estaban muy bien entrenados, como lo hacen habitualmente hoy los pilotos de los países más avanzados del mundo”.
Le pidieron que contara su historia y dijo que él estaba en Tandil y lo trasladaron a Río Gallegos el 2 de abril.
Ante la primera interrupción de la Mandelbaum, con su pregunta sobre los pobres marineritos de la Ardent, le respondió que “a él, el país le dio un trabajo, defenderlo. Él era un profesional, la nación invirtió mucho dinero para que él defendiera el país ante una agresión externa. La Fuerza Aérea al contrario de las otras Fuerzas nunca había entrado en combate y contrariamente a lo que la mayoría piensa, el militar no está todos los días pensando en hacer una guerra, el militar debe estar preparado para ello si lamentablemente sucede. Él cumplió su misión para la cual el país lo había preparado confiando en él..
Siguió contando su historia, que el 1º de mayo fue el bautismo de fuego de la Fuerza Aérea cuando la flota inglesa avanzó atacando Puerto Argentino y Argentina entonces lanzó al ataque todos los aviones que tenía en stock, algo que sorprendió a los ingleses y retrocedieron.
Le preguntó la compañera de Mandelbaun riéndose, si tuvo miedo, y él le dijo que sí, y que cuando se tiene miedo, uno tiene más cuidado y atención en todo lo que hace.
A esto volvió la Mandelbaum con la redundante pregunta y le respondió Mir González: “El ataque al barco enemigo es el último eslabón de una serie de pasos, primero enterarse de la misión 90 minutos antes, luego despegar, volar a 900 kilómetros por hora a ras del agua para que no ser detectado por el radar enemigo, luego atacar encerrado en una frágil cápsula, acercarse al objetivo lanzando todas las bombas en el blanco y tratar de regresar sano y salvo eludiendo los cañones y aviones enemigos. Yo durante el ataque a la Ardent sólo me preocupaba de que todos mis hombres regresen con vida”.
Siguió contando que esos momentos no se olvidan jamás y que al contrario de lo que muchos detractores dicen, “la Argentina nunca tuvo pilotos kamikazes sino que eran excelentes profesionales admirados por todas las fuerzas aéreas del mundo, incluso la inglesa”.
Como si no hubiese escuchado nada, volvió Mandelbaun a insistir con su pregunta y le respondió: “A mí lo que me duele son los 55 hombres que perdió la Fuerza Aérea, y los otros que perdió mi país; de los ingleses, que se preocupe su gente. Me hubiera gustado que nadie perdiera la vida, pero hubieran muertos muchos más, si la Fuerza Aérea no se hubiera desempeñado con tanta eficacia”.
A lo que la Mandelbaum en ese preciso momento hizo una acotación de mal gusto, dijo textualmente, sonriendo: “Bueno, los que murieron por la Argentina juraron con gloria morir” un poco con sorna y un poco con odio, ante las respuestas del Piloto que impedían su velado objetivo descalificador y ruin.
La compañera de Mandelbaun preguntó entonces, qué pensaba de los pobres civiles que fueron llevados a combatir en Malvinas.
Él bravo piloto con la simpleza de su actitud dijo entonces, que “no había civiles en las islas, eran conscriptos, soldados y que del lado de la Fuerza Aérea todos estaban orgullosos de defender la patria, que le pregunte a cualquiera que pasó por la Fuerza Aérea en 1982. Que él no habla por las otras Fuerzas. En todo caso, ya que en estos 25 años se ha hablado largo y tendido sobre lo que sucedió en Malvinas, que consulten a otros interlocutores para que analicen la guerra desde el punto de vista político, que él lo hace desde su desempeño como piloto de un país agredido”.

Siguió contando su experiencia y vuelve la Mandelbaun a la carga con su preguntita llena de odio y el piloto la remató:

“Señora, los que estaban a bordo de la fragata inglesa sabían que podían perder la vida, al igual que nosotros, lo que no sabían era que Argentina tenía tan buenos pilotos. Yo estuve en Congresos Internacionales y me encontré con muchos de los sobrevivientes de la Ardent y me hablaron con admiración del valor de los argentinos, no con odio. En el último congreso que participé, en el año 2000, pidieron un piloto que haya combatido en Malvinas y tuve la suerte que me enviaron a mí, que en ese entonces ya era Brigadier. Allí conocí al Capitán de la Ardent, que había llegado a ser Comandante de la Marina Real. Lo conocí a Sandy Woodward el Comandante de la Task Force y todos, todos, reconocieron fuera de micrófono que las Malvinas son argentinas, que nos pertenecen por historia, por derecho y por el valor con que la defendimos, algo que no vieron en ninguna de las guerras en que ellos participaron, y mire que estuvieron en muchas. Yo tengo la satisfacción del deber cumplido”.

Entonces la Mandelbaun dijo que les estaban haciendo señas para que corten y lo despidieron fríamente, frustradas por no haber podido avergonzar a este soldado Argentino, lo que estas señoras no entienden, es que aquellos soldados de nuestras FF.AA que se batieron en combate, son Hombre comunes de Carne y hueso mortales como todos, pero…..! Llevan en sus corazones estampado a fuego la condecoración más preciada por todo combatiente, aquella que Dios reserva a los guerreros que son capaces de combatir por Dios y por La Patria, el saberse portadores del Honor de su Nación.

SOLDADO ARGENTINO: NO PIDAS PERDÓN POR HABER DEFENDIDO LA PATRIA, SIENTE HINCHAR TU PECHO DE ORGULLO Y CAMINA CON TU FRENTE ALTA, LA PATRIA Y LA HISTORIA TE HARAN JUSTICIA.

Juan Carlos González Costa

_________________________

Hola Sue:
El reportaje de arriba es coincidente con lo que yo muchas veces conte y que personalmente conocí, (Ingleses y combatientes de la Guerra Austral…).
La información de la “Historia Oficial” deja bastante que desear… Como decía el Canciller Bismark:

“NUNCA SE MIENTE TANTO COMO ANTES DE LAS ELECCIONES, DESPUÉS DE UNA CACERÍA O DURANTE UNA GUERRA.”

Los barcos hundidos fueron 11 no 8. La guerra comenzó el 2 de Mayo no el 2 de Abril… El dos de Abril fue una ocupación pactada, sin una sola baja de isleños… La única baja fue de un comando argentino que tenia orden de cuidar a los isleños, y prefirió morir a fracasar en esa ocupación incruenta de territorio propio.
El dos de MAYO, fue un crimen de guerra político de La primer ministro M Thatcher que debió repetir tres veces (3 veces) la orden al capitán del submarino atómico para que ataque al crucero General Belgrano… fuera del área de exclusión, en retirada y rumbo al continente. Ningún capitán en guerra debe pedir permiso al poder político, para atacar al enemigo durante una guerra; ese capitán (incrédulo) se hizo repetir la orden desde Londres TRES VECES.
Antes del cepo de silencio Ingles Los militares ingleses (Incluido Sandy Woodward comandante de la Task Force) hicieron muchas declaraciones que aun están en Internet… y se pueden encontrar con Google). Entre ellas una declaración que estuvo a 15 minutos de notificar a MT que Inglaterra había perdido la guerra.
La oposición inglesa indignados porque al sepelio de la primer ministro llevaron unos 1000 soldados… rompieron el silencio diciendo que MT fue la peor PM de toda la historia Inglesa… que (ella) provoco esa guerra para salvarse políticamente pues estaba completamente desprestigiada ni aun sus propios partidarios la apoyaban.

Gastin El Fitro de Chicago

Anuncios

One Trackback/Pingback

  1. […] (Ningún comandante de una nave de guerra EN GUERRA, debe pedir permiso para atacar al enemigo1). (https://eudeta.wordpress.com/2014/12/09/venenoso-reportaje-argentino-a-sus-heroes-de-malvinas/ […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: