HORRIBLE INVASION A LA INTIMIDAD POR LA IGLESIA Y LA JUSTICIA?!

HORRIBLE INVASION A LA INTIMIDAD COMETIDA POR UN juez … digno?

DIAGNOSTICO ADN … FORZOSO??…  (a Irene Barreiro)

http://www.plazademayo.com/mediosyopinion/?p=14769 

 

 

http://informadorpublico.com/2014/10/24/respecto-de-los-dichos-de-monsenor-lozano/

 

Respecto de los dichos de monseñor Lozano

octubre 24, 2014

By José Luis Milia

 

“Guardaos de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía. Nada hay encubierto que no haya de ser descubierto ni oculto que no haya de saberse. Porque cuanto dijisteis en la oscuridad, será oído a la luz, y lo que hablasteis al oído en las habitaciones privadas, será proclamado desde los terrados” Lucas 12, 1-3.

 

Que estamos viviendo en una sociedad donde la hipocresía es moneda corriente es una verdad de Perogrullo. Pero, peor aún, parece que la hipocresía ya no es un pecado mortal -¿aún hay pecados mortales?- sino que probablemente esté conceptuado como algo poco grave que en las mentes de algunos hombres de Iglesia se asocia simplemente a aquello de: “astutos como serpientes”

Porque, convengamos en algo, un pastor falla cuando se aflige solo por una parte de las ovejas y olvida al resto. No busquemos razones a esta aflicción, propuesta quizás por una visión parcial de lo que una guerra nos dejó, o lo que es peor, por un simple cálculo de oportunidad política.

Mons. Lozano- obispo políticamente correcto, si los hay- nos sorprende haciendo un llamado a los católicos para que “aporten datos e información sobre hijos sustraídos a madres desaparecidas durante la última dictadura militar”. Para, afirmar luego que: “hay cerca de 400 familias que buscan a sus nietos apropiados durante la época del terrorismo de Estado”. Bien, monseñor, ¿podría decirnos de donde sacó ese dato? ¿Quién le dio esa cifra? Si fue la aggiornata Carlotto -ésa que ya no grita más: “Iglesia, basura, vos sos la dictadura” porque el Papa Francisco le prometió recibir a ella y a todos sus nietos, ¿quién pagará el gasto de mover a esa pandilla? -en una audiencia privada en Santa Marta- yo tendría cuidado, quizás si se le pone en contra hasta Ud. podría ser hijo de algún guerrillero. Hoy con un banco de datos se pueden hacer maravillas. So le quedan dudas, pregúntele a Irene Barreiro ella le podrá dar precisiones sobre eso, pero, perdón, me olvidaba, Irene es hija de un “represor” y para ellos ni justicia, ¿no?…

Como supongo que Ud. era muy chiquito en esas épocas le voy a contar algo para que se desasne. Normalmente, a esas “madres desaparecidas” como Ud. las llama le sobraba inconsciencia o desamor como para llevar a sus bebés a una vida clandestina donde el riesgo del enfrentamiento y muerte era frecuente, ¿Quién las obligaba a exponer a sus hijos? ¿Por qué no los dejaban con sus abuelos, tíos o algún otro pariente? Sé, porque me lo contó alguien que participó en un operativo; operativo donde murió un teniente de fragata por preservar la vida de dos criaturas, que una vez rescatados estos dos menores y teniendo en su poder los documentos de los padres que murieron en el enfrentamiento recibieron orden de la Armada de entregar a los menores a los parientes cercanos; nunca se encontró un abuelo o tío. Los documentos eran falsos, monseñor, algo lógico en gente que se mueve en la clandestinidad pero que necesita algún tipo de identificación aunque sea para cobrar un giro.

Y ahora Ud. nos pide que aportemos datos e información sobre “nietos desaparecidos”, nietos de los que Ud. ni siquiera puede precisar si son dos o cuatrocientos, salvo que la Conferencia Episcopal a la que Ud. pertenece tenga datos fidedignos sobre este tema y prefiera que seamos nosotros los feligreses quienes asumamos el compromiso de decir algo que ni siquiera sabemos si los que están en esta situación quieren que se sepa.

Ud., monseñor, pone el acento en que hubo o hay en este doloroso problema “una red de silencio y complicidad” de la que la Iglesia no fue ajena, y aquí sí, monseñor, podemos llegar a estar de acuerdo. Podemos llegar a estar de acuerdo si analizamos en un todo lo que pasó en Argentina, ya que, el silencio culpable, es mucho más grave que pensar que hay católicos que saben de nietos desaparecidos y lo callan. Porque, en verdad, Uds., los obispos, han vivido callando; porque hay obispos- de esta, su Conferencia Episcopal, no de la de cuarenta años atrás que hoy parece que era una Iglesia diferente- que en los años de plomo eran profesores de algún seminario y sabían bien que sucedía en una comisaría que estaba enfrente.

Si Uds. han vivido callando, no nos endosen su responsabilidad a cambio de nada. En algún momento deberán decir la verdad total, no en cuotas módicas como lo vienen haciendo. No he oído de Ud. ni de ninguno de sus compañeros de conferencia hacer un mea culpa por los crímenes y desviaciones, más allá de las teológicas, que los curas tercermundistas- prohijados por obispos tan obispos como Ud. lo es hoy- cometieron al concientizar a quienes estaban en la guerrilla que matar empresarios, militares, o a cualquiera que pensara diferente estaba inscrito en el plan de Dios. Por supuesto que luego hicieron un fragmentario y torcido mea culpa, y creyeron que abandonando al P. von Wernich como cordero sacrificial lavaban su responsabilidad de los desatinos cometidos.

Convengamos en algo, monseñor, si aún hay nietos por recuperar estos no son niños o adolescentes, son hombres hechos y derechos que han hecho su opción de vida y a los que quizás no les interesa saber quienes eran sus familias biológicas. Trate de razonar un momento y pregúntese si es correcto crearles un problema de conciencia porque, no sea ingenuo, la banda a la que Ud. le presta su palabra no solo va por la identidad del presunto desaparecido sino por la tranquilidad y la libertad de la familia que lo cobijó y educó, más allá del hecho que detrás de cada “nieto recuperado”- y no creo que Ud. lo ignore, hay un jugoso botín.

Para terminar, monseñor, hay nietos recuperados cuyos padres cometieron crímenes terribles, la madre de un nieto recuperado mató con una bomba, en esa época que Ud. contribuye a revivir, a Paula Lambruschini. Monseñor, ¿alguna vez rezó una misa por ella?

José Luis Milia

josemilia_686@hotmail.com

Anuncios

Published by:

PatAgonica

Soy el Dr. Gastón Alejandro Saint Martin (ARDMS. RVT. RPVI eligible, MD. CCPM). Medico patagónico; me gradué en la UNBA (Universidad Nacional de Buenos Aires, en 1961) Recién graduado y casado fui a hacer mi entrenamiento en la Universidad de Louisville, (UdeL) Kentucky, USA, la mas antigua Universidad Municipal de La Unión; pobre, pero de excelente nivel académico; con una pequeña escuela de medicina. Louisville está en la margen izquierda del rio Ohio (afluente del Mississippi) Elegí a UdeL por estar entre los rio Ohio y Tennessee, que era la zona mas subdesarrollada de La Unión, (cuna de los "Hillbillies") montañeses pobres, poco ilustrados, casi analfabetos pero gente honrada, noble y muy trabajadora; donde era de esperar encontrar problemas de patología medica y socio económicos similares a los de la población rural patagónica indigente. Los médicos residentes de la Universidad de Louisville atendíamos al Louisville General Hospital y al Children’s Hospital of Louisville. Finalizado mi entrenamiento, y al tener yo visa de emigrante, me pude quedar en USA, donde los abogados jueces y los médicos con residencias de entrenamiento completas, teníamos un brillante futuro económico, estabilidad y brillo social. La tentación para quedarse fue muy grande, pero cumplimos mi plan regresando a casa; Argentina (No a Buenos. Aires.) sino a La Patagonia (Gral. Roca, Rio Negro), donde trabajé intensamente, no solo en medicina asistencial sino en política. Para el inicio, recluté un pequeño grupo de médicos argentinos jóvenes entrenados en USA y Canadá con quienes creamos al Instituto Medico del Comahue, el pequeño hospital austral privado pionero en medicina asistencial moderna. Construimos el edificio por esfuerzo propio, y por administración, con la dirección técnica de mi padre (Ingeniero Prospero Saint Martin). Tuvimos muchos éxitos y fracasos. Nos integramos al Colegio Medico de General Roca, donde fui el primer organizador de la primer biblioteca medica patagónica. De nuestros Colegas Veteranos aprendimos la Filosofía Ético Moral Medica Hipocrática) y a ser médicos humanistas, antes que corporativos." Allí, practicando, aprendimos las normas básicas de cortesía entre colegas y pacientes. No fue fácil la convivencia y el pasaje armonico de lo (clásico) antiguo a lo (bueno) moderno, pero ¡lo logramos ... y muy Bien! En el ano 2000/2002 La Anarquía establecida Argentina desde el 10 de Septiembre de 1930 estalló y ya “no pude tolerar al criminal anárquico mamarracho republicano Argentino" que culminó con el "Robo Legalizado" (Google "The Legalized Theft" by Steve Hanke - CATO Instituto and/or Johns Hopkins economist) Como muchos de los argentinos ordenados, responsables, con importante capital de trabajo sin deudas, con algunos ahorros PERDIMOS TODO! Yo no perdí mis edificios, mi casa, mi Consultorio Radiológico) ni mi costoso instrumental diagnostico pero al quedar fuera de corporaciones medicas-hospitalarias corruptas, y fuera de los canales de facturación y cobro ... me encontré despojado de uno de los derechos humanos mas importantes “EL DERECHO A TRABAJAR” , del que depende mi “DERECHO A LA PROPIEDAD” y derecho a de “VIVIR en LIBERTAD” como me de la gana y sin pedir nada a nadie (¡LIBRE ALBEDRIO!) Por ello decidimos volver (ya estando jubilados) por segunda vez a USA. Hoy tengo otra residencia legal en Chicago (Oak Park, 60301) Mi mentor (en USA y Argentina) ha sido el Dr. Rene Favaloro (pionero del bypass coronario), con quien (cada uno por su lado) hemos compartido los mismos dilemas, para decidir volver, y para adaptarnos a esta ANARQUÍA Argentina (ver www.29deJulio.wordpress.com ) – La ANARQUÍA en la que cayó La Republica Argentina el 10 de Septiembre de 1930, fue causado por errores garrafales del GOBIERNO DE LOS ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMÉRICA. (Presidente Herbert Hoover (POTUS 31) ...MAS... errores garrafales en la "ACORDADA UNÁNIME de LA TOTALIDAD DE LOS JUECES DE LA CORTE DE JUSTICIA ARGENTINA" ...MAS... errores garrafales del Gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña (UK) ...MAS... el error de un soldadito con grado de General y cáncer de estomago Gral. Félix Uriburo) que no se atrevio a desobedecer al Jefe de su jefe cuando le ordenaron "violar a La Constitucio ... "en nombre de ella??) y asi TODOS ELLOS JUNTOS, en un contubernio internacional, por primera vez en la historia de La Republica Argentina depusieron a un Presidente Constitucional, (Presidente Hipólito Yrigoyen) electo dos veces (en periodos NO consecutivos), por el voto popular, y depuesto con la absurda e ignorante excusa (si no fue mentirosa) de ser "ser viejo e inoperante..."

Categorías A quien temo es a mi gobierno,ARGENTINA! QTP?,Corte Suprema de Justicia,DERECHOS HUMANOS BASICOS,JB ALBERDI,LA REGLA DE LA LEY,THE RULE OF LAWEtiquetas , , , , , , , , , Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s