Skip navigation

domingo, 24 de agosto de 2014

¿Existirá la Argentina de nuestros nietos?

(Por el Dr. Enrique Guillermo Avogadro) 

“El secreto de la libertad radica en educar a las personas.

El secreto de la tiranía está en mantenerlos ignorantes”

Maximilien François Marie Isidore de Robespierre.

 

 

 

 

 

 

Me he pasado los últimos meses despotricando contra los líderes opositores porque, para no perder votos, se niegan a expresar con claridad sus ideas acerca de qué harán si llegan a la Presidencia; es una conducta que les recomiendan los gurúes que contratan para conducir sus campañas, temerosos de obligar a los electores a optar por algo más que meras fotografías de las figuras relevantes de la política.

Para evitar caer en el mismo pecado, pretendo dedicar esta nota a enunciar algunos puntos básicos que, a mi modesto criterio, podrían abrir la indispensable discusión acerca de qué país queremos:
1. Volver al sistema de división estricta de poderes, y derogar cualquier forma de delegación de facultades legislativas.
2. Prohibir la reelección en el Ejecutivo, en todos sus niveles, extender el único mandato a seis años y fijar una fuerte mayoría especial para la modificación de la norma.
3. Implementar el sistema de boleta única para todos los cargos electivos.
4. Modificar la Constitución para crear nuevas entidades (regiones) que incluyan a las actuales provincias, con administración unificada.
5. Derogar la obligatoriedad del voto.
6. Transparentar la financiación de la actividad política, con estricto control público de ingresos y egresos de la administración del Estado en sus tres niveles, y en los partidos, sindicatos y organizaciones civiles públicas no estatales.
7. Crear un registro público de actividad parlamentaria en todos los niveles del Estado, incluyendo la autoría de los proyectos de ley y el voto de cada legislador; imponer la publicidad de las declaraciones juradas.
8. Retornar a la composición original del Consejo de la Magistratura.
9. Establecer la obligatoriedad para los jueces de todas las jurisdicciones de rendir exámenes quinquenales, como requisito para su permanencia en el cargo, con jurados integrados por reconocidos juristas.
10. Imponer a la Corte Suprema de Justicia la obligación de pedir el juicio político de los miembros del Ejecutivo que no cumplan sus sentencias, u ordenar la inmediata detención de los funcionarios responsables.
11. Restablecer la Justicia de menor cuantía, con gran dispersión territorial; sus integrantes (jueces, fiscales y defensores públicos) deberán estar domiciliados en la jurisdicción en que se desempeñen y serán elegidos por el voto popular y por tiempo determinado.
12. Imponer el “juicio de residencia” obligatorio para todos los funcionarios del Estado, al concluir sus mandatos, con inversión de la carga de la prueba y confiscar los bienes mal habidos.
13. Declarar la imprescriptibilidad de los delitos de corrupción activa y pasiva, y endurecer gravemente las penas.
14. Recuperar la concordia social decretando una amplia y generosa amnistía para los hechos políticos de los 70’s.
15. Crear una escuela de administración pública, y exigir que todos los funcionarios permanentes que se incorporen, a partir de cierto nivel, sean graduados en ella.
16. Terminar con los contratos temporarios en la administración, y revisar los nombramientos efectuados durante los dos últimos años; los funcionarios procesados serán separados de sus cargos hasta el fin de los juicios penales que los involucren.
17. Dictar una ley que regule estrictamente los requisitos de inmigración y permanencia en el territorio nacional.
18. Recrear fuerzas armadas y de seguridad que permitan la defensa del territorio y un efectivo control de las fronteras terrestres, fluviales y marítimas, dotándolas de salarios dignos y de los elementos necesarios para cumplir su función, y sancionar la “ley de derribo” para las aeronaves que no obedezcan las órdenes de identificación y aterrizaje.
19. Endurecer fuertemente las penas para el narcotráfico, la trata de personas y el lavado de dinero incluyendo, en su caso, la deportación.
20.Derogar los blanqueos de capitales, prohibiéndolos para el futuro, e identificar a quienes hubieran utilizado esas normas en el pasado.
21. Crear la delegación policial, con mando sobre los efectivos locales, y cuya jefatura estará a cargo de un vecino del lugar elegido, por un máximo de dos períodos, por el voto popular.
22.Mejorar la capacidad y calidad del sistema carcelario, y privatizar la “hotelería”.
23.Asumir, como política de estado, un comportamiento permanente en la geopolítica internacional.
24.Promover la integración económica latinoamericana, a través de la renovación del Mercosur y la asociación con los países del Pacífico y, desde esas entidades, tratados de libre comercio con el mundo entero.
25.Recomponer la relación con la población de Malvinas, sobre la base del mutuo respeto, y continuar las gestiones diplomáticas con Gran Bretaña tendientes a la recuperación paulatina de la soberanía.
26.Restablecer el irrestricto respeto a los contratos y a la palabra empeñada, en especial aquéllos relacionados con la infraestructura y los servicios públicos.
27.Recrear la seguridad jurídica y la intangibilidad del derecho de propiedad, y derogar todas aquellas normas que atenten contra el mismo.
28.Diseñar y consensuar planes para el desarrollo nacional, regional y municipal a diez y treinta años, actualizándolos en sus detalles anualmente, y exigir el estricto cumplimiento de esas metas a toda la administración pública en sus tres niveles.
29.Revisar todos los planes obra pública, y establecer un claro orden de prioridades para su ejecución.
30.Diseñar políticas de largo plazo para el sector agropecuario y agroindustrial, que protejan los suelos y permitan incorporar valor a las exportaciones.
31. Revisar todas las licencias pesqueras vigentes, y establecer una clara política nacional de conservación y explotación de los recursos ictícolas.
32.Modificar las leyes de minería y de hidrocarburos, con transparencia y seguridad jurídica en los procesos licitatorios, permitiendo la participación de los capitales nacionales y extranjeros, para recuperar el autoabastecimiento y terminar con la importación de energía en el más breve plazo posible.
33.Fijar un cronograma paulatino e inexorable de supresión de todos los subsidios energéticos.
34.Establecer normas claras, transparentes e inamovibles para la actividad económica y para la exportación, priorizando aquellos sectores que revistan especial importancia para los planes de desarrollo, que permitan dar previsibilidad a los proyectos e inversiones, más allá de los riesgos propios de cada negocio.
35.Crear un organismo nacional de control ambiental, inobjetable e insospechable, con la participación de expertos en cada especialidad.
36.Crear órganos de evaluación permanente de los docentes, a fin de que éstos, en todos los niveles educativos, se mantengan permanentemente actualizados, acompañando la evolución tecnológica, y establecer salarios dignos, recuperando la autoridad del magisterio.
37.Terminar con el ingreso irrestricto a las universidades, con exámenes de ingreso y de permanencia de altísimo nivel de exigencia.
38.Arancelar la universidad pública y becar, pagando un sueldo digno, a los mejores estudiantes de las carreras que se determinen como prioritarias para el desarrollo nacional.
39.Crear un programa de becas para que estudiantes y graduados en las carreras estratégicas asistan a las mejores universidades del mundo.
40.Recuperar la excelencia de la educación pública, con salarios, infraestructura y avances tecnológicos acordes.
41. Cuando las contrataciones públicas exijan una consultoría, imponer la obligación de que sea la universidad pública quien brinde el servicio.
42.Modificar el sistema impositivo general y la coparticipación, simplificando y universalizando su percepción, suprimiendo aquéllos de neto corte regresivo y federalizando la distribución.
43.Suprimir el cobro del IVA para los productos de la canasta básica familiar.
44.Restablecer la profesionalidad y la confiabilidad del INDEC.
45.Planificar la apertura total de la economía en un plazo razonable, y brindar créditos a los industriales que se reconviertan para competir en los mercados internacionales.
46.Derogar las modificaciones a la carta orgánica del Banco Central, recuperando para éste la independencia en sus funciones de defensa de la moneda.
47.Cerrar definitivamente el acceso del Gobierno a los fondos de la ANSES y del PAMI, y sanear las finanzas de estos organismos.
48.Regular fuertemente el juego, controlar la proliferación de salas y destinar el producido de su recaudación fiscal a la educación y a la seguridad social.
49.Publicar la totalidad de los contratos del Estado, en especial los de infraestructura y de publicidad, y permitir a partidos de oposición y ONG’s la auditoría permanente de las obras públicas.
50.Refundar todos los organismos de control administrativo, e imponer la obligación de dictamen previo para todas las contrataciones estatales.
51. Imponer el irrestricto acceso a la información pública, imponiendo severas penas a los funcionarios que lo impidan.
52.Recuperar la excelencia de la salud pública, con salarios, infraestructura y equipamiento acordes, y arancelar su prestación a quienes no residan en la jurisdicción de cada establecimiento hospitalario.
53.Elevar a rango constitucional la irrestricta libertad de prensa y expresión, y transparentar la publicidad oficial, con graves penas a los funcionarios que incumplan; los medios de comunicación del Estado dejarán de expresar al gobierno.
54.Prohibir la recurrencia al crédito internacional y nacional para financiar el gasto público, pero habilitarlo para la infraestructura vial, ferroviaria, portuaria, de comunicaciones, etc.
55.Mantener permanentemente actualizado un registro de personas en situación de pobreza e indigencia, habilitando la correcta y transparente asignación de los recursos destinados a planes sociales, con real contraprestación laboral, sanitaria y educacional de los beneficiarios.
56.Recurrir al crédito externo para el otorgamiento de planes de vivienda digna a todos los habitantes, con hipotecas a largo plazo y tasas de interés internacionales que permitan el pago de las obligaciones.
57.Combatir la informalidad en el trabajo, estableciendo normas claras y permanentes que generen un incremento de la mano de obra registrada.
58.Extender la asignación universal por hijo a toda la población, sin excepciones, y derogar los beneficios impositivos correlativos.
59.Garantizar el Fútbol para Todos, financiando su costo sólo con publicidad privada.
60.Abrir responsablemente los cielos, con legítima y leal competencia en el transporte aéreo, manteniendo la participación del Estado sólo para aquéllos destinos nacionales de escaso atractivo comercial.

Obviamente, no son esas las únicas cosas que hay que encarar en el cortísimo plazo para recuperar los laureles que, en el pasado, supimos conseguir y que hemos dejado secar a fuerza de demagogia, populismo, falso nacionalismo y decadencia, pero pueden servir como ayuda de memoria para diseñar la agenda política de los próximos años.

Simplemente, espero que Dios otorgue a la Argentina el tiempo necesario para evitar el colapso final como nación independiente y nos permita entregar un país en pie a nuestros nietos.

Bs.As., 24 Ago 14
publicado por enrique guillermo avogadro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: